Una cocina eco

Los hábitos en el hogar deben ser más respetuosos con el medio ambiente. Cumplir con la regla de las tres erres, Reducir, Reutilizar y Reciclar, supone un cambio de mentalidad, que beneficia al planeta al reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, y además, ahorrar agua y energía.

image
Hearst Spain
1 de 5
Cocina más eficiente

Utiliza olla a presión para cocinar y no derroches agua para enfriarla, deja que el vapor salga poco a poco; abre el frigo lo imprescindible y nunca introduzcas comida caliente dentro de él. Si cambias de placa, elige un modelo de inducción. Proyecto, de Sofía Pernas y Micaela Neira.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
El agua, un bien escaso

Los grifos con aireador compensan la presión, mezclando aire y agua. El monomando Ringskar, de Ikea, consume un 30% menos de agua y tiene una función de control de caudal (89,99 €). Si al lavar las verduras colocas un recipiente debajo del chorro, puedes utilizar ese agua para fregar el suelo, limpiar cristales o regar.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
A la compra, con cesta o carro

Y si utilizas bolsas de plástico, recíclalas. La cesta Shop!, de Tescoma, es plegable (36,50 €).
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Iluminación

Se debe componer de varias fases de luz independientes con interruptores conmutados, que las accionen por separado. Luz directa en el área de trabajo y un regulador de intensidad en el office, para adaptarla a la actividad que se realice: comer, leer/estudiar, ver la televisión... Cocina en laca, con encimera de Silestone rojo, de Aurosol.
Precios orientativos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Yo reciclo, tu reciclas
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Almacenaje