Industrial, rústica, nórdica, ¿qué estilo de cocina prefieres?

Cinco interioristas nos desvelan las claves de sus proyectos y el presupuesto básico, para ayudarte en tu decisión.

Cocinas
Hearst

Las distribuciones abiertas al salón son las grandes triunfadoras en las reformas de cocina, como estas que ganan en espacio y luminosidad. Cada uno de estos proyectos coincide en plantear la cocina como la zona más social de la vivienda. Su integración, total o parcial, a otras áreas de la casa como el salón, es una opción clara. La elección del mobiliario en blanco y de alguna pieza de diseño (butacas, lámparas) y la presencia de office son propuestas clave.
* (Todos los precios que aparecen en estas páginas son sin IVA).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 UN TOQUE CHIC
Hearst

La interiorista Virginia Gasch, del Estudio VgLiving, firma este proyecto de cocina abierta para el que eligió muebles de colores neutros y líneas rectas, con ausencia de tiradores, y una encimera de poco grosor, para que luzcan más los estantes de madera gruesa y la campana decorativa. El espacio cuenta con un office donde destacan los asientos tapizados en terciopelo azul y las sillas metálicas. Fotografías, objetos de cerámica y hojas de monstera ponen el toque chic al conjunto.

Presupuesto: suelo porcelánico 27 €/m2; encimera de Silestone, 1.100 € y muebles de cocina, 3.600 €.

www.vgliving.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Con encanto
Hearst

Al interiorista bilbaíno José Arroyo le gusta trabajar con materiales como el ladrillo, el hormigón, la madera y el vidrio; por eso, cuando en la reforma de esta cocina salió a relucir una antigua viga, supo que tenía que poner todo su empeño en rehabilitarla y conservarla. Y así fue, dándole además su toque especial: la reforzó con unos paneles de cristal para preservarla en el tiempo. Junto a ella instaló una generosa isla en blanco roto, que sirve de superficie de trabajo y mesa de comedor gracias a sus taburetes altos. Los muebles se eligieron todos en blanco y los electrodomésticos, excepto los hornos, se panelaron. Otro de los factores en el que se hizo especial hincapié fue en la iluminación, ya que para el interiorista aporta una dosis extra de calidez.

Presupuesto: actuaciones previas, 4.200 €; albañilería, 4.800 €; fontanería, 2.558 €; instalación eléctrica, 2.150 €.

www.josearroyo.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Slow deco
Hearst

Este proyecto forma parte de la reforma integral de una casa que realizaron las arquitectas Ana Martín, Nahia Macon y Laura Muñoz, de Emmme Estudio. Ellas dividieron el espacio diáfano en tres nuevas áreas: cocina con península, comedor y despensa. Además, eliminaron una columa que impedía el libre movimiento en la zona de trabajo, nivelaron el suelo que estaba a dos alturas y lo revestieron de materiales diferentes —laminado en el comedor y cerámico en la zona de cocción— y ampliaron el ventanal que comunica con la generosa terraza. La península con fregadero y barra de desayunos separa la cocina del office.

Presupuesto: reforma, muebles y electrodomésticos, 20.000 €.

www.emmmestudio.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Revestida de papel
Hearst

Esta cocina, también abierta, está firmada por Víctor Zorita, del estudio de interiorismo y rehabilitación Backsteen. En ella se puso el enfásis en la zona del office, con mesa y sillas en blanco. Víctor se atrevió a cubrir las paredes de esta zona con un papel pintado floral que le da un aspecto romántico y fresco. Sobre la balda, un televisor y dos lamparitas en verde pistacho dinamizan el espacio. La calidez del ambiente lo aportan el suelo imitación a madera y la lámpara de fibra natural suspendida sobre la mesa.

Presupuesto: papel pintado (50 €/rollo); suelo porcelánico (36 €/m2).

www.backsteen.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Biosaludable
Hearst

Paula Rosales, interiorista del estudio de arquitectura y diseño More & Co, apuesta en este caso por un espacio independiente ¡y renovable! Las cristaleras y los paneles móviles ofrecen la posibilidad de vincular o aislar la cocina según el momento, ya que Paula eligió en este proyecto un cerramiento acristalado. El comedor reivindica su espacio en la cocina y ella lo transforma en isla o rinconera con confortables bancos acolchados.

En cuanto a los armarios, los diseños modulares y personalizables y los materiales saludables, respetuosos con el medio ambiente, son otras de sus señas de identidad plasmadas aquí.

Presupuesto: mamparas correderas translúcidas con vidrio textil (400 €/m2).

www.more-co.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas