Una cocina abierta al salón

Calidez y encanto son las señas de identidad de esta cocina reformada que ahora, abierta al salón, gana en amplitud, luminosidad y presume de look industrial.

reforma cocina
JOSÉ LUIS HAUSMANN

El estudio de arquitectura Egue y Seta es responsable de la reforma de esta cocina, que quedó integrada en el salón para unificar espacios y ganar metros. Las claves del éxito de esta cocina:
- Las cocinas abiertas al salón suelen combinar dos tipos de suelos para delimitar ambientes; aquí son tarima e hidráulico.
- Los muebles a medida resultan originales en su diseño y funcionales; como el tabique que separa la cocina del dormitorio y que cumple distintos cometidos de almacenamiento según en qué lado de la casa estés.
- El respeto a las estructuras originales (vigas, bovedillas, ladrillo…) y la mezcla de materiales cálidos y fríos proporcionan un encanto especial.

Realización: Olga Gil-Vernet. Plano: Hearst Infografía.

1 de 7
reforma cocina
JOSÉ LUIS HAUSMANN
A MEDIDA

Un mueble de obra de doble cara separa la cocina del dormitorio principal. Por un lado sirve de alacena mientras que por el otro, es un armario ropero. La luz natural circula con libertad gracias a que el mueble no llega al techo y al cerramiento acristalado que completa el frente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
reforma cocina
JOSÉ LUIS HAUSMANN
Semi ocultos

En el frente de ladrillo visto se instaló la vitro, con encimera y antepecho de madera para proteger la pared de salpicaduras, y muebles blancos con puertas que ocultan algunos de los electrodomésticos, como el frigorífico panelado. Otros, como el horno, quedan a la vista. Muebles, de Kvik.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Arriba y abajo

En el techo se restauraron las vigas vistas y la típica bóveda catalana, que aporta personalidad. Mientras en el suelo se combinan con total naturalidad loseta hidráulica en la zona de cocción y tarima de madera en el office. Baldosas y tarima de roble, de la firma Neocerámica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Reforma cocina
JOSÉ LUIS HAUSMANN
Con buena luz

Frente a la cocina y próxima al balcón se ubicó la mesa de comedor, que unifica ambas estancias. Un claro ejemplo de open concept bien resuelto.

Sillas Masters, de Kartell. Mantel, vajilla y cestos, de Cado. Plantas, de Bossvi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
reforma cocina
JOSÉ LUIS HAUSMANN
MINI ALMACENAMIENTO

Sobre el fregadero con escurridor se colocaron en la pared de ladrillo dos sencillas baldas de madera con soporte en forma de escuadra. Estos prácticos estantes permiten almacenar y tener a mano la vajilla que se utiliza a diario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
reforma cocina
JOSÉ LUIS HAUSMANN
UN TOQUE RÚSTICO

Para iluminar la mesa de comedor se eligió una original lámpara de techo tipo campana. La pantalla, de aluminio, enfatiza su aspecto industrial. La mesa de madera y los manteles de lino ponen la nota cálida. Lámpara Bell, de Normann Copenhagen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Plano de la cocina
Hearst Infografía
Con un amplio office y alacena

El estudio de arquitectura Egue y Seta es responsable de la reforma de esta cocina, que quedó integrada en el salón para unificar espacios y ganar metros. Ahora cuenta con un luminoso comedor que, junto con los revestimientos, hace de elemento separador entre ambos ambientes.

1 Área de trabajo. En uno de los frentes se han dispuesto la zona de cocción, la encimera y el fregadero. Estos comparten espacio con los electrodomésticos, algunos panelados, a juego con los muebles inferiores de la cocina. Destaca el suelo hidráulico.

2 Office.
Una mesa rectangular con sobre de madera y patas de aluminio, como las sillas a su alrededor, conforman el espacioso office, que puede albergar hasta 6 comensales. Para esta zona
se eligió un suelo de tarima de roble que aporta calidez.

3 Almacenaje por partida doble.
Esta alacena tiene truco, por el lado de la cocina es un mueble de almacenamiento de vajilla y ropa de mesa mientras que por su parte posterior, es un armario ropero que da al dormitorio. Al no llegar al techo, permite que la luz circule con total libertad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas