Una estupenda cocina con vistas al salón (copia el estilo)

Con una buena reforma en la cocina se puede lograr más espacio, luminosidad y distintas soluciones de almacenamiento. Este proyecto es un claro ejemplo de ello.

Reforma en la cocina
KRIS MOYA STUDIO

Si la cocina no es luminosa se debe abrir a otras estancias, como en este caso, al salón, con el fin de favorecer que la luz natural llegue mejor a todos los rincones. La acertada distribución del mobiliario en forma de A posibilita la máxima funcionalidad y capacidad en el mínimo espacio. En la cocina no hay obstáculos visuales gracias a la ausencia de tiradores y a la elección de un modelo de campana de techo. La incorporación de la madera en la estantería y la mesa de comedor aporta calidez y rompe el dúo cromático en blanco y negro.

Realización: Raquel García Y Carolina Saborido.
Diseño cocina: Clysa, distribuidor de la marca de mobiliario de cocina Santos
Mobiliario Santos, modelo modelo LINE-E Blanco Seff

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio único
KRIS MOYA STUDIO

El derribo del tabique que separaba la cocina del salón-comedor hizo posible que la estancia resultara más amplia, ligera y luminosa. Con los muebles a los lados, en el centro se ha colocado una isla adosada a la mesa de comedor. Sobre ella, una elegante lámpara de diseño. Es el modelo Wireflow, de Vibia.

Funcionalidad
KRIS MOYA STUDIO

Los frentes lisos sin tirador del mobiliario resultan estéticos y prácticos, ya que su sistema de gola permite la apertura en cualquier punto. Fregadero bajo encimera en color antracita y grifo monomando Mila, de Blanco. Tostador, de Smeg.

diseño único
KRIS MOYA STUDIO

En el mobiliario destaca el módulo persiana sobre encimera con tomas de corriente e iluminación propia. Su frente se desliza sobre la parte superior y trasera para no restar espacio. Hornos y placa de inducción, de Smeg.

Jugar al contraste
KRIS MOYA STUDIO

La luz natural que entra por las ventanas del salón y se extiende hasta la cocina, se potencia gracias al mobiliario funcional en blanco, que contrasta con la encimera de granito en acabado negro. Mobiliario de cocina Line-E, de Santos, en Blanco Seff. Encimera modelo Zimbawue Anticato de 2 cm, de Izarri. Campana de techo Nitro, de la firma Frecan.

Diseño y funcionalidad
KRIS MOYA STUDIO

Clysa —distribuidor de la firma Santos en Barcelona— se encargó del proyecto de esta cocina en el que destaca una isla con office adosado en el centro de la planta.

El salón-comedor anexo se integró al derribar el muro que separaba ambos ambientes. Resultado: amplitud, homogeneidad y armonía.

Elemento unificador
KRIS MOYA STUDIO

Junto al comedor, se instaló un original mueble hecho a medida con estantes y armarios. En la zona superior se incorporó una luz que potencia el techo restaurado, de bóveda catalana. La estantería es de MB Concept.

Distintos ambientes
KRIS MOYA STUDIO

El suelo de la cocina se ha revestido con un laminado en roble, como en el resto de la casa, a excepción de la zona de trabajo, cubierta con baldosas cerámicas de estilo retro. De esta forma cada ambiente queda bien delimitado. Suelo laminado Creo, de la firma Quick-Step. El pavimento porcelánico pertenece a la colección Vodevil Octógono, de Vives Cerámica.

En forma de L y con isla central
Hearst Infografía

Almacenaje y electrodomésticos. En paralelo a la isla se ubicó un frente de armarios columna con espacio para almacenar e integrar los hornos y la nevera. Enfrente, una estantería une la cocina con el salón-comedor.

Isla + Office. En el centro de la planta destaca una isla que, además de funcionar como zona de trabajo y cocción, incorpora múltiples soluciones de almacenaje por ambas caras.
En el techo se colocó la campana. Una mesa de comedor con cuatro sillas completa la zona.

Zona de guas. Dispuesta en perpendicular a la isla, en ella se encuentra el fregadero, el lavavajillas integrado, un módulo con estantes interiores y otro con cajones.

HORNEA EN SU PUNTO
KRIS MOYA STUDIO

Descongela, calienta y tuesta. Tostador con ranura extraíble de migas, de NWYJR, de venta en www.amazon.es (82 €).

SUBIDO DE TONO
KRIS MOYA STUDIO

Para ensaladas, gazpachos o las primeras cremas de la temporada. Bol de gres en tonos rojos, de la firma Bloomingville (23 €).

UN GUIÑO VINTAGE
KRIS MOYA STUDIO

Ideales para almacenar azúcar, arroz, especias o legumbres. Latas con imágenes de publicidad de los años 50, de Car Möbel (18,90 €/5).

MINIMALISTA
KRIS MOYA STUDIO

Diseño elegante y atemporal en acero inoxidable. Mezclador de palanca de caño giratorio ERA, de KWC (desde 970 €).

RESISTENTE
KRIS MOYA STUDIO

Como tabla o bandeja, aportará un toque de calidez en tu cocina. Tabla de cortar de madera de bambú Aptitlig, de Ikea (5 €).

LÍNEAS DEPURADAS
KRIS MOYA STUDIO

Con respaldo y asiento de DM lacado en blanco y patas de roble natural ¡qué buena combinación! Silla Areia, de Kave Home (91 €).

FÁCIL DE INSTALAR
KRIS MOYA STUDIO

Parece baldosa hidráulica pero no lo es. Revestimiento vinílico Line Plus intenso Almería black, de Leroy Merlin(12,45 €/m2).

PARA 8 COMENSALES
KRIS MOYA STUDIO

Este diseño en madera maciza de palo de rosa entona con interiores sobrios y depurados. Mesa de comedor cuadrada Stockholm; mide 140 x 78 x 140 cm y es de Maisons du Monde (499 €).

MONOCROMÁTICOS
KRIS MOYA STUDIO

Ligeros y resistentes son los diseños de estas piedras sutilmente veteadas, ideales para suelos, paredes y encimeras. Piedra sinterizada Nero Marquina, en 6 y 12 mm de espesor, de Neolith (consultar precio).

MONOCROMÁTICOS
KRIS MOYA STUDIO

Piedra sinterizada Krater, en 6 y 12 mm de espesor, de Neolith (consultar precio).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas