Ideas para ganar luz en la cocina

Aunque tu cocina no tenga ventanas, puedes lograr que en ella entre abundante luz natural. ¿Cómo? Con cerramientos acristalados que la independicen del comedor sin obstaculizar la luminosidad.

image
1 de 9
De cristal y madera: Vista desde el comedor

Selecciona una madera de calidad: arce, roble o haya resultan apropiadas para el comedor. Ten en cuenta que el cerramiento tendrá mucho protagonismo decorativo e, incluso, puede condicionar la elección de la mesa y las sillas. En este caso, la cocina -que no tenía ventanas- se independizó del comedor con un cerramiento de madera de arce. La parte superior se realizó con dos paneles fijos de cristal y uno central corredero que se usa como pasaplatos. Cerramiento proyectado por la empresa Pidecser-Eurefust Ebenistes. Sillas, de Nou Siller. Lámpara, de Metalarte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
De cristal y madera: Vista desde la cocina

La cocina, de planta irregular, recibe luz natural a través de dos frentes: el primero se abre hacia el comedor con el pasaplatos transparente, y el segundo es un panel lateral de cristal al ácido que oculta la cocina al resto de la casa pero no obstaculiza el paso de la luz. Encimera, de Silestone. Armarios de cocina, de DM y Formica blanca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
De cristal y madera: Plano
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Panel de cristal de suelo a techo: Vista desde el comedor

Sustituye el tabique que separa la cocina del comedor por un panel acristalado. Conviene que sea un cristal de seguridad para que, si recibe un golpe, se agriete sin romperse y sin que salgan despedidos peligrosos fragmentos cortantes. Si además es un cristal opaco, la luz pasará hacia la cocina pero los comensales no podrán ver lo que estás haciendo entre fogones. Mesa, sillas y lmpara del comedor, de Cado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Panel de cristal de suelo a techo: Vista desde la cocina

Lourdes Izquierdo, de la tienda Cado, ideó este cerramiento y enmarcó el panel con una moldura de madera a juego con las puertas y el rodapié. El cerramiento, además de permitir el paso de la luz, delimita visualmente la zona de comedor. La cocina tiene su propia puerta para aislar el resto de la casa de humos y olores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Panel de cristal de suelo a techo: Plano
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Puerta y ventana con pasaplatos: Vista desde el comedor

Realiza un office independiente en una habitación contigua que tenga abundante luz natural. Para que la cocina no pierda luminosidad recurre a una puerta con cuarterones de cristal. Aquí, junto a ella, el equipo de Indercocina diseñó un pasaplatos sobre un mueble bajo rematado por una encimera de madera: ésta se usa como superficie auxiliar para dejar la comida en espera y evitar paseos inútiles hacia la cocina. Muebles y mesa de haya, de Inmadecor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Puerta y ventana con pasaplatos: Vista desde la cocina

En este caso se eligió una ventana de guillotina, que se cierra herméticamente e impide el paso de humos y olores al office mientras se cocina. El color del cerramiento también es importante: ten en cuenta que la madera clara o pintada de blanco multiplica más la luz que un acabado oscuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Puerta y ventana con pasaplatos: Plano
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Iluminación