Ahorra energía en la cocina

image
1 de 11
Elige un frigorífico

con etiqueta energética A++ y tecnología No Frost, o tendrás que descongelarlo regularmente. Mantén su termostato entre los 6 y 18 ºC. Modelo Optima No Frost 3KFP7665, de Balay (995 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Las cocinas de gas,

butano o natural, permiten una regulación muy precisa y rápida del calor. Son más eficientes que las eléctricas, aunque su limpieza resulta más ardua y engorrosa. Placa EM/30 2G, de Teka (91 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
El agua es un bien escaso y necesario.

¿Qué puedes hacer tú para reducir su consumo? Instala una grifería monomando para tener un control más fácil del caudal y de la temperatura. Monomando AQA, de la firma Gribagno (184 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Utilizar el microondas

en lugar del horno requiere menos tiempo y supone un ahorro de energía de entre el 60 y 70%. Usa platos de vidrio, pues conservan mejor el calor. Microondas, de Whirlpool (190 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Asegúrate de que la lavadora trabaja a carga completa

o en programas cortos. No utilices la secadora sistemáticamente; sólo en situaciones de “emergencia” o cuando sea imposible tender al sol. Lavadora-secadora Module, de la firma De Dietrich (1.300 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Pon a funcionar el lavavajillas sólo cuando esté lleno.

Si necesitas aclarar los platos antes, recuerda que basta con sumergirlos en el fregadero con un poco de agua. Lavavajillas Quattro, de De Dietrich (1.500 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Cuando utilices el horno, procura aprovechar al máximo su capacidad.

No lo abras innecesariamente y apágalo un poco antes de finalizar la cocción. Los hornos SolarCUBE, de LG, cuentan con una tecnología que favorece la distribución uniforme de calor para ahorrar tiempo y dinero. Modelo MP-9297MLT (805 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Si optas por una placa eléctrica,

ten en cuenta que las de inducción consumen un 33% menos que las vitrocerámicas, aunque requieren recipientes específicos. ¿Qué tal una mixta? En cualquier caso, utiliza recipientes con fondo grueso difusor para lograr una temperatura uniforme. Placa modelo IR 622, de Teka (575 € aprox.).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Opta por lámparas de bajo consumo

o tubos fluorescentes. Ambas son algo más caras que las bombillas convencionales, aunque, como consumen menos electricidad, se amortizan antes de que termine su vida útil. Bombilla de bajo consumo, de Philips.
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
¿Sabías que las ollas a presión ahorran mucho tiempo y consumen menos energía?

Tienen un fondo con excelentes propiedades de acumulación de calor. Olla exprés Prominent, de Tescoma (desde 99 €).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Pon tapaderas en las cacerolas y sartenes,

y procura que la base de los recipientes sea ligeramente superior a la zona de cocción. Apaga el fuego cinco minutos antes y aprovecha el calor residual para terminar de cocinar. Con todo esto ahorrarás hasta el 20%. Cacerola y cazo K2, de Tescoma (desde 57,77 € c/u).
Precios junio 2008

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas