Una cocina familiar con look factory

¡Cómo cambia la vida cuando llegan los niños! Tanto, que surgen nuevas necesidades. En este caso se buscaba un espacio más amplio y con vistas… ¡Para vigilar lo que hacen los peques!

image
Hearst

Tener niños en casa implica nuevas rutinas que, incluso, pueden motivar una reforma.

En este caso la pareja propietaria quería una cocina más amplia para convertirla en lugar de encuentro con sus hijos a diario, y con los familiares y amigos que los visitaran, pero también era prioritario que existiera una conexión visual con el comedor y el salón, para vigilar a los pequeños. (Ideas, con planos, para integrar la cocina en el salón).

Con ese doble objetivo en el punto de mira confiaron la reforma a Espacio GO arquitectos, un estudio que al proyectar un espacio funcional y con estética industrial —sí, el estilo factory también es apto para familias con niños, no solo para singles y jóvenes sin hijos— ha cumplido los retos planteados con gran acierto: el diseño a medida de un cerramiento acristalado de grandes dimensiones, que convierte la cocina-comedor en el eje del hogar.

Otras decisiones certeras han sido la distribución óptima del mobiliario, de la firma Coeco, que incluye una gran península, y el mix de revestimientos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Península de la cocina

La península es el elemento clave en la distribución, porque con ella se saca máximo partido al espacio central. Además, al albergar la zona de cocción, se acortan distancias al fregadero, hornos y nevera, y se ahorra tiempo mientras se prepara la comida.

Muebles de cocina, de la firma Coeco, en estratificado de alta resistencia.Electrodomésticos, de Neff. Proyecto, del estudio Espacio GO arquitectos (www.grupocoeco.com).

COCINA CON CARÁCTER
La encimera gris metalizada, inspirada en el óxido del hierro, junto a los muebles blancos de frentes lisos, que dotan a la cocina de una estética actual, forman un tándem perfecto en esta cocina. La primera, con su enorme impacto visual imprime carácter al espacio, mientras que el mobiliario propaga la luminosidad y contrarresta ese tono oscuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Depurado y blanco

El mobiliario depurado y blanco junto al acero y el cristal negro imprimen un aire high tech a la cocina. El frente de trabajo, alicatado con un collage hidráulico, y el pavimento pétreo aportan matices grises.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papel ladrilllo visto

Sobre estas líneas, detalle del comedor contiguo al área de trabajo. Aquí también la pátina blanquecina del nogal, en la mesa, y el papel de ladrillo visto blanco, amplían el abanico de tonalidades claras. El menaje es de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cerramiento estilo industrial

Con el cerramiento de estilo industrial la cocina ha ganado amplitud visual y una circulación fluida con el comedor. Los límites de los dos espacios se desdibujan con las maxi puertas correderas, que crean un gran vano cuando están abiertas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con una alfombra cerámica

Mosaico hidráulico, de Azulejos Peña. Suelo laminado tono castaño, de Ter Hürne, en Dikinsa. Papel efecto ladrillo, de Leroy Merlin. Sillas y trona, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Print hidráulico

La combinación de materiales y el juego de claroscuros dotan al espacio de una estética industrial. Una imagen que se suaviza con el print hidráulico. Frente alicatado grisáceo y pavimento porcelánico Structure Pearl, de Azulejos Peña. Encimera Iron Grey, de Neolith, en Coeco. Lámparas, de Ikea. Estor, de Leroy Merlin.

En muchos hogares la cocina se ha convertido en el espacio donde la familia comparte más tiempo. Pero al planificar su distribución, nunca hay que olvidar que es un lugar de trabajo que precisa un diseño que agilice las tareas. ¿Cómo? El triángulo de trabajo que hace referencia a las tres áreas claves: fregadero, placa y frigorífico/almacén, se deben distribuir para economizar movimientos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con varillas

Lámpara Romlux Canada, de Leroy Merlin; con 40 cm de diámetro (54,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Taburete con altura regulable

Desde 63 cm hasta 74 cm, taburete Dalfred, de Ikea (35,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grifo giratorio

Y con apertura Cold Start en agua fría, que evita el encendido automático del calentador. Monomando L90, de Roca (desde 323 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas