Descubre cómo integrar la cocina al salón: Todo lo que debes saber

Con independencia del tamaño de una casa, la idea de suprimir paredes para unir la cocina al salón cada vez gana más adeptos. ¿Quieres saber todo lo que debes tener en cuenta?

La integración de la cocina en una zona común —compartida, por lo general, con el comedor y el salón—, implica, inevitablemente, una reforma que afecta a diversos aspectos: eliminación de las paredes que antes delimitaban la cocina, para lograr un espacio diáfano; fontanería adecuada a los lugares donde se instalarán el fregadero, el lavavajillas, la lavadora y cualquier otro elemento que necesite para su funcionamiento tomas de agua, bajantes o desagües; electricidad acorde con los electrodomésticos, enchufes y puntos de luz a lo largo de todo el espacio compartido; y, por último, revestimientos que unifiquen los ambientes.

La fundadora del Estudio de Arquitectura de Interiores y Diseño Inés Benavides, nos da las pautas para acertar en la reforma. "Tabiques y muros se pueden tirar, a condición de reforzar la estructura." Pero no solo éstos, "también es posible cambiar de sitio radiadores y otros elementos, para conseguir una distribución mejor." Si la altura lo permite, "es importante elevar los techos para ampliar el espacio, pero en este caso, se debe analizar por dónde se pasarán las instalaciones", aclara Inés.

Las instalaciones de fontanería, se pueden colocar allí donde mejor encajen el fregadero y los electrodomésticos, ya que "en el caso de las cocinas, no es necesario que los desagües estén muy cerca de las bajantes," explica." Los enchufes deben contar con toma de tierra y estar, al menos, a 50 cm de los planos verticales de la placa y el fregadero." Cuando no hay salida de humos, "la campana podría llevar un filtro de carbono," dice Inés. El suelo se puede unificar con un mismo revestimiento o delimitar ambientes con pavimentos distintos, y "también se juega con cambios de materiales en el techo." La diseñadora e interiorista termina con una recomendación: "un armario alto para la tabla de la plancha, la escalera y la aspiradora."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Eliminar tabiques

Uno de los motivos para integrar la cocina en el salón, es lograr que dos espacios pequeños por separado, ganen amplitud al unirse. Eliminar tabiques es básico, aunque a veces se mantenga algún pilar para mantener la seguridad de la estructura. Como en este proyecto, de Carolina Rodríguez Baptista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Integrar la cocina en el salón

La integración de la cocina en el salón es un factor clave dentro de la tendencia open concept, de espacios compartidos. ¿Sus ventajas? Concentra la vida familiar en una zona común más amplia, conduce la luz natural del salón hasta el último rincón de la cocina y facilita una distribución flexible, que rentabiliza mejor el espacio. A cambio, se impone delimitar cada ambiente sin alterar la armonía del conjunto. Aquí, la diferencia de altura de los techos actúa como frontera visual entre ambos. Reforma del estudio LF91 Proyect Management y Jaume Alomar. La decoración es
de Andrea Pussin, de Organic Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa alta

Cuando la cocina es una pasión, se puede optar por una estética digna de un cinco estrellas: griferías top, placas industriales, electrodomésticos de acero... Elígelos antihuellas para potenciar la sensación de pulcritud. De La Redoute Interieurs: mesa alta Hiba (379 €); taburetes y lámparas Miaka (79,99 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Atractiva y práctica

El diseño de una cocina integrada debe ser estético, pero también ha de facilitar las cinco fases del proceso culinario: conservar, preparar, cocer, emplatar y lavar. Los muebles de la firma Abimis, de acero y ergonómicos, lo permiten.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sensación de continuidad

Instalar el mismo suelo en la cocina y en el salón potencia la unidad entre los dos ambientes. Es básico que el pavimento resulte fácil de limpiar y resista la humedad. ¿Significa ésto que integrar la cocina implica renunciar a la madera? En absoluto. Cerámicos que imitan su acabado
y laminados con tratamientos impermeabilizantes, permiten disfrutar de su calidez. En la imagen, laminado de la colección Impresive Ultra, de Quick-Step, en tono pino natural y resistente al agua (36,29 €/m2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jugar al contraste

Es un criterio que, dentro de la sensación general de continuidad, facilita diferenciar cada ambiente que forma parte del espacio diáfano compartido. Aquí, el contraste se articula a través de la gradación del color en las paredes.

Oscuro en la cocina, se suaviza en el comedor con un zócalo azul bajo un sereno blanco roto. Son los tonos Mix Dulce de carbón, Juego de sombras y Blanco Tahín, de la paleta Palo de Rosa, que se realizan con la pintura Confort Mate Mix (35,55 €/4 l). De Bruguer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El arte del camuflaje

Esta cocina se proyectó como una composición modular similar a la de cualquier salón. Está formada por muebles de suelo a techo blancos, sin tiradores, y por una hornacina central, de madera, que alberga la placa y el fregadero y que... ¡parece un aparador!

Es un diseño del Estudio de Arquitectura e Interiorismo Juan Izquierdo realizado por Genius Loci. Mesa, de Timothy Oulton. Sillas, de El Corte Inglés. Lámparas Gregg, de la firma Foscarini. Mantel y menaje, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papel pintado

Su presencia eleva el nivel deco de la cocina, y por extensión, de la zona de estar en la que se integra. Aunque se suele instalar en las paredes alejadas de la placa y el fregadero, conviene que sea lavable e ignífugo, como el modelo Segments, de la firma Harlequin (111,50 /rollo). En Pepe Peñalver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Panelados en madera

En esta cocina, proyectada por Pepe Leal, los electrodomésticos pasan desapercibidos, panelados en madera de nogal, a juego con los frentes de los muebles.

La iluminación de la zona de trabajo se resuelve con una hilera de focos en el techo. Las firmas disponen de modelos panelables, pero si quieres mayor discreción, pregunta por sus electrodomésticos escamoteables. Como la campana Expose, de AEG, que se oculta en la encimera y se eleva con un botón solo cuando hace falta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Encimeras correderas

La evolución de la tecnología conducirá hacia encimeras con pantallas táctiles desde las que se manejarán todas las funciones de la cocina. ¿Y en el presente? La firma Antalia dispone de encimeras correderas que se deslizan sobre una grifería abatible y ocultan el fregadero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sin olores

Un temor habitual a la hora de unir la cocina al salón es la propagación de aromas desagradables. La firma Abimis dispone de este cubo de basura refrigerado, que reduce la proliferación de bacterias que causan mal olor. Y las firmas de electrodomésticos cuentan con campanas extractoras con gran capacidad de absorción. Como el Sistema de Aspiración Perimetral Contour, de Teka, que renueva el aire de la cocina 27 veces cada hora.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Utensilios cool

Cocinar en un espacio integrado en el salón supone que los gadgets que usamos a diario estarán a la vista en un momento dado. ¿Cómo evitarlo? Oculta los menos atractivos: existen soportes que se ajustan al mueble del fregadero para guardar el estropajo y la bayeta, y gavetas con un frente liso y continuo que oculta cajones donde almacenar cazos, coladores... En cuanto a los más vistosos, ¡exhíbelos! Menaje, de Hübsch: cuencos (desde 35 €), mortero (55 €) y cubiertos de ensalada (25 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fregadero inteligente

La firma Hansgrohe incorpora la tecnología Select directamente en el fregadero. Mediante un botón situado en el borde, se controla la apertura y cierre de la grifería, equipada con diversos tipos de chorro. ¿La ventaja?

El caudal se puede controlar con el dorso de la mano o el codo, y permite un uso ergonómico al margen de la altura de la persona, muy útil en caso de discapacidad. Además, el botón abre y cierra el desagüe. Fregadero SinkCombi Select Button (desde 1.080 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los taburetes

La barra de desayunos se utiliza con frecuencia como un elemento separador que permite orientarnos tanto hacia la cocina como hacia el salón. Si se quiere comer en ella, los taburetes resultan imprescindibles. Estos, con respaldo (desde 333 €) y sin él (desde 287 €) son de lagranjacollection.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lámpara

La luz de trabajo en la cocina debe ser directa y cenital. Además, añade lámparas que contribuyan a la iluminación ambiental del salón mientras
no se cocina. Modelo Plato Estocolmo (49 €). En Cult Furniture.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cubo de basura

Calcula que todo, incluso aquellos accesorios más cotidianos, quedarán a la vista. Asegúrate de que armonizan en estilo y color con la decoración del resto. Cubo de basura metálico (39 €). Es de Bloomingville.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Batería

Del fuego, a la mesa. Batería, de Bra (desde 27,95 €) en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tarros

Guarda los ingredientes en tarros que decoren. De Bloomingville (23 €/pareja).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuchillos

Impecable en sus líneas y en su calidad. Tacoma de madera magnética con 4 cuchillos, de la firma Le Creuset (199 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piedra

Con base tabaco, piedra sinterizada Pulpis, apta para suelo, encimeras y muebles. Es de la firma Neolith.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El hierro es un must

Pintado, ofrece aún más posibilidades decorativas. Taburete retro (89,99 €). En Singular Market.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lámpara

En cobre ¡el acabado de moda! Lámpara Laval (62 €). Prueba a instalar una pareja. En Cult Furniture.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piedra natural

Tratada para impedir la proliferación de hongos
y bacterias, es idónea para encimeras. Piedra natural Lennon, mezcla de cuarzo, feldespato y mica. Es de Naturamia® Collection by Levantina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Economizar tiempos

Acortar tareas cuando, apenas a dos metros, se ve un partido importante o tiene lugar una reunión, es posible.

La grifería Grohe Red proporciona agua filtrada a 100º directamente del grifo para preparar café o té, cocer pasta... Un regulador de pulverización garantiza el flujo constante de agua hirviendo sin peligro de salpicaduras. Su tecnología CoolTouch evita que el caño se caliente e incluye botón de seguridad para los niños. Grifo (desde 1.489 €), de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Soporte para papel

Hay accesorios que, por su uso continuo, deben quedar a mano. De Bloomingville, soporte para el papel de cocina, en madera de paulownia (15 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cesta

Con su malla de acero, la cesta Risatorp mantiene aireadas frutas y verduras frescas (10 €). De Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tabla de cortar

Colgada, parecerá una versión divertida de los trofeos de caza. Tabla de cortar (13,90 €). En www.car-moebel.de

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el armario

La firma Birex dispone de modelos que ocultan en su interior elementos imprescindibles en una cocina, pero que no se quieren dejar a la vista cuando ésta comparte espacio con el salón. La tabla de la plancha o el tándem de lavadora y secadora, desaparecen puertas adentro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Exprimidor

Exprimidor de extracción lenta, para preservar los nutrientes. De Hurom (329,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lavavajillas

Integrable y con calificacción energética A+++. Es el lavavajillas ComfortLift®, de AEG (1.530 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cafetera empotrable

Cafetera empotrable que realiza la mezcla perfecta de agua y café, y detecta la altura de la taza. Es de Miele (3.399 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas