12 Ideas geniales para tener la cocina ordenada y ¡Preciosa!

La cocina es un espacio funcional en el que también puede imperar la belleza. Estos tips de orden con criterio decorativo, revelarán su faceta más atractiva.

image
1 de 12
Envases vistosos

Cuando te hagas con una lata o una caja llamativa, utilízala para guardar ingredientes de uso diario: harina, legumbres... y déjala a la vista. Como la composición alternará colores y diseños, introduce un elemento que dé unidad al conjunto.

Aquí se recurrió a tarros de cerámica blanca de líneas curvas, que equilibran los coloridos envases rectangulares. De la firma Affari (desde 2,60 € en Estilo Nórdico).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Accesorios de pared

Este soporte metálico dispone de ocho ganchos dobles -perfectos para sostener copas invertidas por la base- y de un cestillo que, aquí, se utiliza para tener a mano complementos de aliño y sazón, en dos colores: blanco y negro. Sus medidas: 43,5 x 20 x 61,5 cm. Soporte (89,90 €). En www.car-moebel.de

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
En bandeja

Decórala con un contenido permanente que embellezca la cocina. El encanto de esta presentación radica en las parejas: vinagrera y aceitera de cerámica, más dos tarros de cristal con frutos secos y crackers. Entre ambas, un vistoso libro de recetas se apoya en un tarro con hierbas aromáticas. Bandeja, de venta en Car Möbel (13,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Alrededor de la ventana

Las maravillosas vistas de esta cocina acristalada son las protagonistas del ambiente. Sin embargo, el alféizar se utiliza como expositor de piezas que no impiden contemplar el paisaje: las tablas en orden ascendente que alternan acacia natural y negra, la campana de cristalsobre los platos, los paños bien doblados y apilados... Tablas (desde 23 €) y campana (22 €), de Ib Laursen.

Los detalles
Dos piezas con encanto potencian el acogedor aire retro en esta cocina. La lámpara -con pantalla metálica negra-, y el escurreplatos a tono que, con su forma sinuosa, se convierte en un objeto decorativo. Lámpara (57 €) y escurreplatos (42 €). Ambos son de Ib Laursen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Paños que decoran

Convierte la zona de la pared que queda detrás de la puerta en una exposición de paños, colgados de pomos. La clave es que compartan la misma gama de color o el tipo de estampado: geométrico, flores... (6,95 € c/u). Son de Krasilnikoff.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Campanas de cristal

Se suelen utilizar para realzar la presentación de dulces. Pero si las dejas a la vista, podrás disfrutar de ellas a diario con el pan del día, magdalenas caseras o galletas, que darán un encantador aire de patisserie al ambiente. Campanas (desde 28,8 €) y reloj con soporte de madera y revistero (145 €). De Parlane.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Jarras transformadas en jarrones

Al margen de que dispongas de una o varias, es una pena que las ocultes dentro de un armario. Déjalas sobre la encimera, y transfórmalas en jarrones con flores o plantas, ya sean frescas, secas o artificiales muy logradas, como éstas.

Aquí, tres jarras escalonadas forman un bodegón en tonos pastel (desde 26,9 €);tabla de cortar redonda (51 €); proteas (26,9 €); ramas de bayas (9,9 €) y calendario de pizarra (125 €). Todo, de Parlane.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Menaje y cristalería

Si se clasifican y agrupan, alcanzarán la categoría de elementos decorativos dentro de una vitrina. La de la imagen los estructura en tres niveles: en el superior, con menos altura, tazas con el asa en la misma dirección y vasos; en el central, más alto, platos llanos y soperos a la izquierda, y cuencos y platos de postre a la derecha; el estante inferior se reserva para manteles y servilletas, dentro de cestas. Vitrina Hemnes, de Ikea (249 €).

En color
Los muebles recuperados dan autenticidad a la exposición del menaje. Si tienes la suerte de disponer de uno, puedes dejarlo en su acabado original o bien alegrarlo con pintura en tonos vivos: rojo, mostaza, verde manzana... Acuérdate de pintar, también, los estantes internos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Accesorios de antaño

El expositor de postales con posavasos de inspiración retro, y el cubo mini con tapa para guardar patatas, se inspiran en diseños de otras épocas para disfrutar hoy de la belleza de tiempos pasados. Por cierto, ¿te has fijado en lo que decora la pasta bicolor en el tarro de cristal? Expositor Graphic Tribu (26,99 €) y cubo Tradi (22,99 €). De Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
El platero

Se ha utilizado, durante décadas, para exponer los platos de uso diario. ¿Nuestra sugerencia? Exhibir en él las piezas sueltas de vajillas antiguas incompletas: platos, fuentes, vinagreras... Asegúrate de que el platero incluya topes anticaída. Menaje, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Un rincón natural

Sería el formado por accesorios de madera, fibras, terracota... El de la imagen se compone de tablas de abedul y teca apoyadas en la pared, una cesta para la verdura fresca, y plantas aromáticas en tiestos. Tablas (desde 11,50 €), cesta de bambú (4,30 €) y macetas (desde 3,50 €). Son de Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Soporte de techo

Tradicional en las cocinas de campo, hoy se impone en ambientes de todos los estilos para tener a mano el mayor número de utensilios posible, tanto en barra como en forna de círculo con ganchos. Su ubicación suele ser sobre islas y penínsulas, aunque firmas especializadas como Cocinas Santos disponen, también, de barras con utensilios, contenedores y atrilesen versiones para instalar en la pared.

El  office
Un mantel en el color que predomine en la cocina, potenciará la armonía del ambiente. Busca un diseño con tratamiento antimanchas para que su aspecto se mantenga impecable. Como el mantel Patinir, a cuadros vichí, de Textura. En diversas medidas (desde 43 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas