Planifica tu cocina

Con planos de distribución y fotos, te explicamos cómo es posible sacar mucho partido a estas cocinas.

image
1 de 11
4,61 m²: Cocina en forma de L.

Estrecha y con 4,61 m2, esta cocina tenía, además, una pared muy irregular y con una ventana, situada a la izquierda de la puerta de acceso, según muestra el plano. Estas dificultades se resolvieron con cuatro ideas que también facilitan la circulación en la cocina: dejar despejada la zona de la entrada; colocar en L el fregadero y la placa de cocción; situar el frigorífico en un entrante de la pared y rematar en chaflán el mueble bajo más próximo a la entrada. Campana Nodor; placa Fagor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
4,61 m²: Cocina en forma de L.

Estrecha y con 4,61 m2, esta cocina tenía, además, una pared muy irregular y con una ventana, situada a la izquierda de la puerta de acceso, según muestra el plano. Estas dificultades se resolvieron con cuatro ideas que también facilitan la circulación en la cocina: dejar despejada la zona de la entrada; colocar en L el fregadero y la placa de cocción; situar el frigorífico en un entrante de la pared y rematar en chaflán el mueble bajo más próximo a la entrada. Campana Nodor; placa Fagor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
6,23 m²: Cocina en forma de U.

En esta cocina de 6,23 m2 y abierta a un salón, se recurrió a la distribución en U para delimitar su espacio y separarla visualmente del estar. En la foto y plano se observa cómo la zona de trabajo se dividió en dos frentes: el fregadero, con lavavajillas y armarios altos, y el frente de cocción. La península, además, amplía la superficie de trabajo y almacén; aunque también si se remata con una encimera volada se puede convertir en barra de desayunos. Cocina diseñada por el arquitecto Miguel Ángel Santa Ibáñez. Electrodomésticos Edesa y Fagor, de venta en Activa Hogar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
6,23 m²: Cocina en forma de U.

En esta cocina de 6,23 m2 y abierta a un salón, se recurrió a la distribución en U para delimitar su espacio y separarla visualmente del estar. En la foto y plano se observa cómo la zona de trabajo se dividió en dos frentes: el fregadero, con lavavajillas y armarios altos, y el frente de cocción. La península, además, amplía la superficie de trabajo y almacén; aunque también si se remata con una encimera volada se puede convertir en barra de desayunos. Cocina diseñada por el arquitecto Miguel Ángel Santa Ibáñez. Electrodomésticos Edesa y Fagor, de venta en Activa Hogar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
5,46 m²: Cocina en un solo frente.

En esta cocina de 5,46 m2 los muebles se distribuyeron en línea con un único frente para dejar el resto del espacio libre y situar un comedor de diario. Todos los muebles, el fregadero y la placa de cocción se concentran en una pared de 2,10 m, y para no perder superficie de encimera, el microondas se elevó colocado sobre escuadras. Además, los electrodomésticos, con el frigorífico bajo la encimera y la lavadora, se panelaron en blanco, como los armarios, para dar continuidad al frente. Cocina reformada por León López de la Osa. Microondas AEG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
5,46 m²: Cocina en un solo frente.

En esta cocina de 5,46 m2 los muebles se distribuyeron en línea con un único frente para dejar el resto del espacio libre y situar un comedor de diario. Todos los muebles, el fregadero y la placa de cocción se concentran en una pared de 2,10 m, y para no perder superficie de encimera, el microondas se elevó colocado sobre escuadras. Además, los electrodomésticos, con el frigorífico bajo la encimera y la lavadora, se panelaron en blanco, como los armarios, para dar continuidad al frente. Cocina reformada por León López de la Osa. Microondas AEG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
9,20 m²: Cocina con península.

De planta cuadrada y con 9,20 m2, la distribución en L permitió reservar el espacio central para una península con placa de cocción y campana exenta. En el plano se ve el reparto del triángulo de trabajo con fregadero, placa y frigorífico, y la zona de almacén en el frente de 3 m, cerca de la puerta del tendedero. Además, el entrante de la pared, junto a la entrada, se aprovechó para poner una encimera-barra de desayunos. Muebles de cocina, de Cuzco. Campana Mepamsa y placa Franke, de Sagitta Mobiliario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
9,20 m²: Cocina con península.

De planta cuadrada y con 9,20 m2, la distribución en L permitió reservar el espacio central para una península con placa de cocción y campana exenta. En el plano se ve el reparto del triángulo de trabajo con fregadero, placa y frigorífico, y la zona de almacén en el frente de 3 m, cerca de la puerta del tendedero. Además, el entrante de la pared, junto a la entrada, se aprovechó para poner una encimera-barra de desayunos. Muebles de cocina, de Cuzco. Campana Mepamsa y placa Franke, de Sagitta Mobiliario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Puerta corredera

Para aprovechar mejor el espacio, la puerta se sustituyó por una corredera con cuarterones de cristal traslúcido, para lograr intimidad, sin perder luz. En la pared contigua, se instalaron varios armarios para guardar la amplia colección de vajillas, cristalerías y artículos culinarios de la dueña. De esta manera, se mantiene despejada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Cuarto de lavado y plancha

Para la zona del lavadero se escogieron unos armarios más sencillos que los del resto de la cocina, de color arena. Las paredes se pintaron de un verde grisáceo. El pavimento, como la encimera, se mantuvo igual que en la cocina, para integrarlo con el resto. Los armarios esconden el calentador de agua y la tabla de la plancha. Cestas de mimbre patinado, de Sandra Marqués.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Esta cocina está compuesta por tres espacios comunicados entre sí.

Desde el pasillo de la vivienda se accede a un pequeño distribuidor, que se aprovechó para ubicar la bodega; hacia un lado está la cocina propiamente dicha, y hacia el otro, el cuarto de lavado y plancha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas