30 ideas para abrir la cocina al salón

¿Te ronda la idea de derribar la pared que separa la cocina del salón? Encuentra la inspiración para hacerlo en esta galería.

Cocina abierta estilo industrial
Hearst

Es el momento del open-space, de los espacios abiertos e integrados. Y no hay que tenerle miedo, tirar un tabique -o dos- de tu casa seguro que cuesta menos que reformar la cocina entera y le darás a tu casa un aspecto totalmente nuevo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hemos seleccionado 30 cocinas abiertas y unidas al salón comedor. Y todas preciosas, escoge tu estilo. Te damos las claves de cómo integrar la cocina al salón sin perder el estilo.

Continuidad

Para integrar esta cocina abierta, se emplearon los mismos materiales y colores en sus muebles que en la decoración del comedor (el tipo de madera de las sillas coincide con el empleado en la barra, el acero de la campana con el de la lámpara, los azulejos negros con la fotografía...).

Crear un espacio

En este loft, la cocina está abierta al salón, aunque la distribución de sus muebles y la presencia de un pilar ayudaron a delimitar su propio espacio en la amplia planta inferior de la vivienda.

Con comedor

En este caso, se empleó una mesa de comedor para delimitar la zona de la cocina y como tránsito hacia el resto de la zona de estar.

Fogones en el centro
Hearst

En esta casa de Brooklyn, se colocó la placa para cocinar en la isla, con una campana de estilo industrial.

En ángulo
Hearst

En esta cocina, la península se diseñó con un ángulo para recoger más el espacio.

Éxito asegurado

Ladrillo visto, metal y madera: las claves del éxito del estilo de esta cocina abierta.

Cambio de suelo

Si quieres delimitar la cocina y mantener el concepto abierto, emplear dos tipos de suelo es la solución.

En una pared

Condensa toda tu cocina a lo largo de una pared y establécela como zona de paso.

Asiento divisorio

¿Por qué no usar un banco con un respaldo alto para delimitar la zona de la cocina a la vez que se mantiene el concepto abierto?

En negro

Además de ser tendencia, si optas por armarios de cocina negros disimularás su función, dando como resultado un espacio abierto y elegante.

Blanco nuclear

El blanco ha conseguido expandir la luz en este tríplex de Palma de Mallorca y camuflar la cocina abierta.

Industrial

Una mesa antigua de madera y latón sirve como isla para esta cocina abierta de estilo industrial.

Espacios invasivos
Micasa

No solo abras la cocina al resto de la casa, deja que sus armarios invadan otras zonas para conseguir un resultado muy fluido.

Ley de transparencia

En esta cocina, se derribaron las paredes que la separaban del salón-comedor y se colocó un gran ventanal en el lugar de una de ellas.

Camuflada

Al usar muebles blancos y sin tiradores, esta cocina se integra perfectamente con la pared.

Mente abierta

No solo la cocina está abierta al salón, sino que en este piso de 45m2, todas las estancias comparten un mismo espacio.

Dos en uno

En esta cocina, una parte de la encimera se ha aprovechado como barra para comidas informales.

Beneficios

Al derribar el muro que separaba esta cocina del resto de la vivienda no solo se consiguió ampliar visualmente el espacio, sino que también hacer que la luz natural llegara a ella.

Oculta

Los armarios de esta cocina se pintaron del mismo color que la pared para camuflarlos.

Altos y bajos

Esta cocina está semiabierta al resto de la casa. Su propietaria colocó muebles altos en algunas zonas y bajos en otras, con zona de barra para comer.

Hacer mucho con poco

En este piso de 32m2 se aprovechó un espacio cuadrado para colocar una cocina en forma de U abierta al resto de la casa.

Efecto pasillo

Gracias a un frente de armarios bajos, esta cocina está perfectamente delimitada a la vez que se abre al salón. Sí, se puede tener todo.

Repetir los aciertos

La repetición de revestimientos y acabados en la cocina, el comedor y la zona de estar fue vital a la hora de lograr una coherencia visual.

Abierta. pero independiente

A veces la planta de una casa hace que, aunque eliminemos la pared que separa la cocina del salón, ambos espacios mantengan algo de independencia.

Separación

En este dúplex, se ha utilizado la escalera para separa la cocina a la vez que se mantenía el concepto abierto.

Materiales

Empleando el mismo material para el frente de la cocina y para la isla (en este caso, mármol blanco), se consigue unificar espacios.

De paso

Para tener una cocina abierta, no siempre es necesario derribar un muro. En esta, se tiró la pared que la separaba del pasillo y se realizaron unas grandes aperturas para conectarla con el salón.

Término medio
Hearst

Si no tienes total seguridad de abrir la cocina, pero quieres un concepto abierto, quédate en la mitad del camino: un murete. Como hicieron en este proyecto de Meritxell Ribé-The Room Studio.

Amplitud de miras

En pisos pequeños, como el de la imagen, abrir la cocina al resto de la casa puede ser un cambio radical: espacios mejor conectados, sensación de mayor amplitud, más luz natural...

Frontera

En esta casa, se utilizó el pilar de hierro y una barra para delimitar el espacio de la cocina y del salón, manteniendo el concepto abierto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas