Cocina con office

La planta alargada de esta cocina propicia la ubicación de un office y su perfecta conexión con el salón, cuya puerta de acceso permite que este espacio quede integrado o permanezca independiente.

La interiorista Laura Terés firma esta cocina, distribuida en paralelo y con zona de office. De planta alargada, cuenta con sendos accesos en los extremos, desde el recibidor o desde el salón-comedor.

Claves:
Las cocinas integradas en el salón ganan luminosidad e independencia si se las separa mediante un cerramiento acristalado que, como en este caso, se abre o cierra a voluntad. Para integrar en la decoración la puerta que comunica office y salón, se instaló una hoja veneciana, a juego con las ventanas. El vano de la puerta hace más fluida la circulación. Se colocaron pavimentos diferentes en la zona de trabajo (cerámico) y en el office (madera, como el salón) con lo que se delimita el espacio de cada uno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina en dos frentes paralelos

En primer término, la cocina está distribuida en dos frentes paralelos. A continuación se ubicó el office, formado por una mesa blanca y dos sillas en un alegre tono rojo. Una puerta acristalada de dos hojas comunica ambos espacios con el salón-comedor, situado al fondo. Cuando la puerta permanece abierta, la cocina gana en amplitud y luminosidad. Electrodomésticos, de Siemens. Lámpara de metacrilato Disa, en  www.domesticoshop.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trío de color

El blanco de los armarios inferiores, a juego con la mesa del office, dota a la cocina de una gran luminosidad. En contraste, el frente de la pared y el módulo superior se eligieron en un tono gris arena mientras que las sillas del comedor, a todo color, ponen la nota alegre en la cocina. Al fondo, un armario empotrado da paso al recibidor. Campana y mobiliario de  cocina, de la firma Bulthaup.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución de la cocina

1. Office. Desde el salón, una puerta de grandes dimensiones abre o cierra el acceso a este sencillo comedor de diario, lo que permite integrar o separar los espacios según las necesidades de sus propietarios.
2. Fregadero y vitrocerámica. En un frente de la cocina se ubicaron armarios bajos con puertas y cajones para almacenar. La encimera acoge el fregadero, la zona de cocción y una pequeña superficie de trabajo.
3. Electrodomésticos y almacén. En el frente paralelo se distribuyeron armarios en columna para almacenamiento de menaje. Junto a ellos, algunos electrodomésticos se instalaron a la vista y otros se panelaron. Además, también se dispuso una encimera extra para ampliar la zona de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas