Una despensa muy práctica

Cuatro ideas útiles para evitar que se convierta en ese pequeño cajón donde todo entra sin criterio. Mantén el orden para ahorrar tiempo a la hora de buscar lo que necesitas.

La falta de espacio nos angustia a la hora de pensar en el esfuerzo por mantenerlo todo en su sitio. La despensa es uno de los lugares más perjudicados por los pocos metros cuadrados de los que suele disponer. Sin embargo, todo es posible. Te damos cuatro ideas para mantenerla impecable y convertirla en un lugar muy útil y práctico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

1. Altillos bien organizados

Son la solución para guardar todo aquello que usamos con menos frecuencia. La ropa de temporada, los repuestos de los electrodomésticos, maletas… deja el espacio inferior para todo aquello que utilizas a menudo.

2. Trasteros muy útiles

Si te falta espacio en la despensa, opta por guardar parte de esa carga en el trastero. Pero ojo, no se trata de depositarlo como en un vertedero. Hazte con estanterías y carros con ruedas y clasifica cada cosa por estancia de la casa y uso. De este modo, ir al trastero dejará de ser una pesadilla y lo tendrás todo bien organizado.

3. Cajas de fruta

Están de moda y son muy prácticas en la despensa para organizar los útiles de limpieza por estancias. Puedes apilarlas y crear un mueble modular improvisado en el que tenerlo todo, a mano.

4. Muebles resistentes

A la hora de elegir el mobiliario de la despensa, ten en cuenta que serán piezas que renovarás con menor frecuencia por lo que invierte en una pieza resistente que pueda cargar con suficiente peso sin romperse o estropearse con facilidad. Por ejemplo, las estanterías metálicas o los armarios y baúles de resina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa