Una gran isla de cocina protagoniza este espectacular loft

No sabíamos lo que era el espacio hasta que vimos esta mega cocina inmersa en un colorido loft con doble altura, vigas vistas y luminosidad por doquier. Vas a A-L-U-C-I-N-A-R.

cocina con isla central en loft de doble altura
Wouter van der Sar Photography

    Si te dijéramos que este enorme loft con doble altura era en origen una escuela de ballet, ¿nos creerías? Pues más te vale, porque aunque suena a fantasía, ¡es la verdad! Situado en el área urbana de Kerkstrtaat, Ámsterdam, este original inmueble precisaba de una reforma integral para transformarlo en un hogar para sus actuales propietarios: una joven familia de tres miembros. ¿Su deseo? Conseguir un espacio moderno y diáfano, con ambientes amplios para compartir en familia y con los amigos, pero que también permitiera cierta privacidad.

    El estudio de arquitectura Standard Studio, junto con Brandsing Meubelmakers –empresa especializada en mobiliario y reformas–, se encargó de llevar a cabo este proyecto que, sin duda, supuso todo un reto.

    Con el deseo de los dueños en mente, el principal objetivo era preservar el encanto del edificio original, manteniendo los techos de unos 5 metros de altura y la luminosidad de este, pero evitando la frialdad o el vacío que un espacio tan abierto puede llegar a evocar. Para ello, se optó por aprovechar las ventajas del inmueble para unir las estancias comunes –cocina, salón y comedor–, en un solo espacio de gran tamaño, luminoso y con una distribución práctica y accesible.

    Wouter van der Sar Photography

    Por otro lado, y en contraposición a las paredes, techos y encimera de HIMACS en tonalidades claras, se eligió un mobiliario de colores vibrantes, alegres y llamativos (azules, naranjas, verdes), que visualmente ayudan a que el loft resulte más acogedor y acorde al estilo de vida de una familia joven y cosmopolita.

    Wouter van der Sar Photography

    El resultado fue en gran parte conseguido gracias a la apertura de un muro de carga entre la sala de estar y un estudio fotográfico ya presente. Al eliminar ese bloqueo estructural, se fusionaron ambos espacios con una gran entrada de luz. La utilización de materiales como el roble macizo y elementos decorativos como plantas, también contribuyeron a la construcción de una atmósfera más familiar y cálida. Además, la altura de los techos permitió crear un segundo nivel que aporta a la sala de estar mayor privacidad y aislamiento de los ruidos de la calle.

    Wouter van der Sar Photography

    Para aumentar la sensación de espacio abierto y diáfano, el loft se planteó sin apenas puertas o, en caso de ser necesarias, con tipos de puerta muy fáciles de ocultar.

    Para la zona de la cocina, lugar de reunión por excelencia, la tonalidad Alpine White de HIMACS se presenta coronando la encimera de una extraordinaria isla de gran tamaño. Con un diseño sobrio y elegante, y en combinación con una base realizada en madera, la encimera de HIMACS se convierte en el centro neurálgico de esta vivienda, fusionando la robustez y el marcado carácter de un espacio de estilo industrial con el atractivo y desenfado de una cálida y llamativa decoración.

    Wouter van der Sar Photography

    En el salón, el protagonista es un sofá Togo en un vibrante color naranja, aunque con tanto espacio por delante, ¡no nos extraña que también haya una hamaca! Como ves, aunque la isla ocupe el espacio central de la estancia, la cocina se distribuye a lo largo de distintas paredes. El resultado habla por sí solo: ¡WOW!

    Wouter van der Sar Photography

    Diseño: Standard Studio. Producción de mobiliario: Brandsing Meubelmakers.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Reformas