La gran transformación de una cocina con muy poco dinero y mucho ingenio

Cero obras, escombros o ruido: esta fantástica cocina se modernizó por completo sin tirar un tabique ni cambiar un solo mueble. ¿El truco? Soluciones ingeniosas, fáciles... ¡al mejor precio!

Hace más de una década la instagramer Tamara Nieto Rodriguez -@lacasitademara- reformó la cocina de su casa. “Era una vivienda de nueva construcción y tenía una cocina de tamaño estándar, pero yo quería una grande. Como el piso iba a disponer de cuatro habitaciones, pude hacer algunos cambios sobre plano y sacrifiqué una habitación para añadírsela”, explica.

Tamara Nieto Rodriguez
Javier Gavill

Además de ampliarla y contar con un gran espacio donde cocinar y comer, la propietaria la decoró en rojo, un tono de tendencia en aquella época. “Siempre me gustó este color, y a pesar de ser tan intenso, mi cocina era grande y muy luminosa, por lo que no producía sensación de agobio. Aún conservo mi estilo, pero después de tanto tiempo ya tenía ganas de renovarla. La cocina está cuidada, con muebles y encimera de Silestone en perfecto estado, así que decidí hacer una gran
transformación, sin invertir mucho dinero. Un cambio low cost”.

La cocina antes

Javier Gavill

Aunque se mantenía impecable, esta cocina de 2004 necesitaba actualizar su look. El color rojo, muy potente y llamativo, estaba de moda en aquellos años, pero hoy resulta bastante invasivo.

Éstos han sido los pasos que se han dado.

Azulejos sobre azulejos. El frente de toda la cocina estaba cubierto con unas pequeñas piezas de Silestone en tres tonos. Para no hacer obra, ni picar las paredes, se alicató directamente sobre el antiguo revestimiento, algo que pudo hacerse gracias a un producto llamado “puente de unión”, que mejora la adherencia en este tipo de superficies.

Vinilo. Se revistieron los muebles con papel autoadhesivo vinilíco, un recurso económico. Este material se limpia bien y se coloca, simplemente, sobre las superficies limpias. Cuando se estropea, se levanta y se puede sustituir por otro.

Nueva despensa. En esta zona se retiraron las puertas, que tenían cristal opaco, así como los entrepaños, y se colocaron tableros de madera natural teñidos por los dueños. La despensa ahora ofrece mayor protagonismo y en ella lucen vajillas, utensilios... Un elemento con un valor decorativo y práctico.

Cortesía de La Casita de Mara
La distribución, los muebles y electrodomésticos siguen siendo los mismos, pero la cocina ha ganado con el cambio: parece más ordenada, más moderna y mucho más cálida. ¡Sobresaliente!
Cortesía de La Casita de Mara

Los electrodomésticos -con acabado acero- se integran a la perfección en el conjunto y armonizan con el color azul y la encimera, de Silestone.

El comedor antes...

Cortesía de La Casita de Mara

... Y el comedor después

Javier Gavill

En el comedor se cambiaron los muebles por sillas de estilo vintage y por una mesa de madera antigua, comprada en un anticuario. Tenía color añil y la dueña la restauró, decapando y aplicando tinte.

Cortesía de La Casita de Mara

El área de despensa se dejó semiabierta y con los entrepaños teñidos en tono madera. Ahora es, no solo un mueble de almacén, sino un expositor para la vajilla.

Claves decorativas

Baldosas tipo metro. Quedan de lujo estos pequeños azulejos, que en este caso presentan efecto mármol. El suelo se ha pavimentado con losetas de vinilo, un material sufrido, de sencillo mantenimiento, que imita a la madera.

Color gris azulado. Este tono acentúa la luz y proporciona una sensación de pulcritud. Combina muy bien con los acabados de acero cromado, el tono madera, el blanco...

Complementos y plantas. Lámparas y apliques, tiradores, y grifos se sustituyeron por diseños nuevos. Y se incluyeron muchas plantas y detalles decorativos, de estilo vintage, que aportan un aire fresco y al mismo tiempo romántico.

@lacasitademara


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Antes y depués