Una cocina en forma de L

Mi cocina mide aproximadamente 6,5 m . Quiero reformarla, manteniendo el frigorífico y la lavadora que ya tengo, pero también quiero incluir un espacio para el lavavajillas. ¿Cómo puedo hacerlo? En cuanto a los colores, me da miedo meter tonos intensos puesto que no es muy grande. Necesito alguna recomendación para la elección del color de los muebles y de los revestimientos. ¿Debería poner una puerta corredera?

Aunque las dimensiones son reducidas, la distribución en forma de L ofrece posibilidades para ubicar la lavadora, el frigorífico y el lavavajillas. Coloca este último junto al fregadero, para que resulte cómodo guardar los platos sucios después de aclararlos. En el frente más largo, el frigorífico va seguido de la lavadora, el horno y la placa y un mueble esquinero. Encima, multiplica la capacidad de almacenaje con módulos altos, con frente de cristal, para que resulten más ligeros. En cuanto a los colores, opta por muebles blancos e introduce color en la encimera. La firma Silestone o Quartz Compac ofrece una gran variedad de vistosos acabados. Sobre los revestimientos, escoge azulejos blancos para las paredes y una baldosa grande en el mismo color que la encimera para el suelo. Con una puerta corredera ganarás amplitud. Puedes ponerla por el exterior del tabique o por el interior, lo que conlleva una obra mayor. En tu caso, si la puerta apoya, una vez abierta, sobre el tabique de la derecha, tampoco resta demasiado espacio. Valora si económicamente te merece la pena el cambio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas