Elegir los revestimientos

Voy a reformar el baño y la cocina. El baño no mide más de 4 m² y la cocina 24 m². Los dos tienen una amplia ventana, pero ¿qué colores puedo escoger para potenciar la sensación de amplitud? Necesito ideas para paredes, suelos, muebles y encimeras.

Los tonos neutros son los mejores para ampliar visualmente el espacio. El blanco es un aliado perfecto que, además, combina con cualquier otro color y sirve para multiplicar la luz. En los baños, es una opción acertada para dar sensación de limpieza. Juega con el blanco y grises suaves en la cocina, combinados con algún frente en color en el mobiliario y en la encimera —una tendencia de plena actualidad es incorporar una encimera en un color llamativo—. Otra solución posible es revestir la pared de azulejos blancos y poner un suelo de un tono intenso. Una propuesta: cubre con azulejos la pared hasta media altura y el resto píntala con pintura plástica. En este caso, es conveniente que el mobiliario y la encimera sean más discretos. Sólo tendrías que completar el conjunto con notas del mismo color en pequeños electrodomésticos o en las sillas del comedor, si es que tienes espacio para crear un rincón de comedor. En cuanto al baño, ayúdate de los espejos para multiplicar la superficie. Juega con revestimientos en tonos claros salvo en la zona de la ducha o en el frente del lavabo, donde puedes incorporar colores vivos —destierra los chocolate, tierra o cualquier tonalidad apagada—. Cuida especialmente la cortina o estor que instales en las ventanas para que no resten nada de luminosidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas