Consejos y trucos para mantener la cocina limpia

Como los chorros del oro.

Cocina rústica de Søstrene Grene
Søstrene Grene

Para mantener la cocina limpia es fundamental tener en cuenta dos aspectos básicos:

Suelos. Tras cada cocinado, recoge y barre los restos de comida. A la hora de fregar, ten en cuenta el material del suelo. Si es de cerámica o gres, emplea agua tibia y un fregasuelos o un chorrito de vinagre. Si es de piedra natural, lo mejor es agua con jabón neutro o amoniaco. Para los suelos de madera o laminados, usa medio vaso de vinagre blanco en un cubo de agua tibia y escurre bien. Limpia los porcelánicos, con una parte de jabón y 3 de agua.

Muebles. Los armarios lacados recuperarán su brillo si pasas un trapo empapado en leche caliente y secas con un trapo que no deje pelusa. Si son
de melamina, haz una mezcla con una taza de vinagre, dos de agua caliente y una cucharada de bicarbonato. Pasa una bayeta y ¡listos! Para los de madera,
haz una solución con un cuarto de taza de vinagre y unas gotas de aceite. Frota con un paño de microfibra y seca con un trapo limpio; conseguirás desinfectar y nutrir la madera a la vez.

Despídete de los malos olores en la cocina

El Corte Inglés
Crea un ambientador natural con cáscaras de cítricos.

Si tu lavavajillas huele mal, vierte un vaso de vinagre blanco y unas cucharadas de bicarbonato de sodio en el fondo y ponlo en funcionamiento. Neutralizarás los malos olores, eliminarás los restos de comida y limpiarás las tuberías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar