Decorar la cocina

Los azulejos de la cocina son blancos y amarillos. El suelo, en marrón claro, no nos gusta y queremos cambiarlo por otro de color o bien por tarima. ¿Se podría poner? La duda es de qué color escogemos el mobiliario y los electrodomésticos con los revestimientos que tenemos.

Con los azulejos amarillos estás bastante condicionada. Puedes centrar la decoración en muebles de madera clara con detalles en amarillo, aunque más intenso que el de los baldosines, si te resulta algo apagado. Otra opción es que te decantes por muebles en gris con los detalles amarillos. También el naranja te dará calidez o el verde pistacho, con un resultado muy alegre y desenfadado. En cuanto a la tarima, puedes ponerla en la cocina, pero tienes que escoger un modelo especial para cocinas y baños con un tratamiento que repele el agua y la grasa. De esta manera te asegurarás que no se estropee con el uso habitual. También puedes optar por un suelo porcelánico en oscuro o una imitación a pizarra. El contraste con el tono de la madera natural es muy bonito. En definitiva, el mobiliario de líneas rectas y diseño sencillo en madera, con una encimera de Silestone en blanco y detalles en color, te darán como resultado una cocina actual y modera, pero al mismo tiempo cálida. También puedes reservar el color para el rincón de comedor, con una mesa en blanco o cristal con sillas en metacrilato de color, por ejemplo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas