Por qué no debes enjuagar la vajilla antes de meterla al lavaplatos

Lavavajillas
Getty Images

Los lavavajillas (o lavaplatos) se han convertido en un básico de nuestras cocinas, y ya no solo en las casas de familias numerosas, los singles también han apostado por tener uno de estos prácticos electrodomésticos en sus cocinas. Y es que hay de todos los tamaños.

Hacer la cocina es desde hace unos años mucho más llevadero y desde que los lavavajillas son además eficientes, su uso resulta más eco que fregar la vajilla a mano. Consumen menos agua y lo justito de luz.

Sabrás además que hay distintos tipos de detergentes para los lavavajillas (cápsulas, geles, líquidos...) y pautas que debes seguir para mantener la salud de tu lavavajillas (sal gorda, vinagre para los malos olores, abrillantador para conservar la salud de tus cristalería). Y tendrás tu propio método para colocar cada pieza de tu vajilla en cada hueco... ¿o no?

Pero lo que seguro que no sabías -y que has estado haciendo mal desde siempre- es que no debes enjuagar los platos antes de meterlos al lavavajillas. Si como lo oyes, no es nada conveniente hacerlo y te vamos a explicar porqué.

Giphy

¿Debemos enjuagar los platos antes del lavavajillas?

No es nada recomendable. Los detergentes necesitan suciedad para limpiar. Si los platos ya están casi limpios, las enzimas del jabón no rendirán lo suficiente, por lo que no realizarán su labor correctamente.

Las altas temperaturas a las que se somete la vajilla durante el lavado ya nos aseguran su limpieza. Así que bastará con quitar los restos de comida sólida con una servilleta antes de colocarlos en el lavavajillas. Y evitarás un gasto innecesario de agua.

Ya sabes, ahorra agua y tiempo, y deja de enjuagar los platos antes de meterlos al lavavajillas.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar