Una moderna cocina con diseño pop en bloques de color

¡Es tan original que no podrás dejar de mirarla! Una cocina de hoy, inspirada en los años sesenta más divertidos.

Cocina de estética pop decorada con bloques de color
driesotten

Esta casa de nueva construcción en Gante, Bélgica, no es una vivienda cualquiera, y es que su interior acoge una de las cocinas de concepto abierto más originales que hemos visto en la vida. Diseñada por el Estudio de Interiorismo Dries Otten para una familia con dos niños, la cocina destaca por el uso del color en bloques que se encargan de dividir ingeniosamente los diferentes espacios, donde también se disponen el salón y el comedor.

Las puertas del armario sin tiradores son de madera de roble lacada en color azul.
driesotten

Al tratarse de una casa recién construida, los interioristas tenían miedo de que la decoración resultase demasiado fría e insípida, y plantearon el proyecto con el objetivo de añadir un toque de carácter que hiciese pensar en una vivienda con historia, como si llevara en pie varias décadas y el diseño hubiese evolucionado.

El salpicadero de cobre añade un toque de sofisticación al conjunto.
driesotten

Para conseguirlo, otorgaron un acabado diferente a cada parte de la cocina, e incluyeron una zona móvil que pudiera utilizarse como isla central o como barra de bar para fiestas.

driesotten

Dado que la cocina y el salón comparten el mismo espacio, los interioristas optaron por esconder el horno. De esta forma, nadie diría que se trata de una cocina a simple vista.

El horno y el microondas se encuentran escondidos dentro del armario verde con pomos dorados. Junto a él, una coqueta encimera de terrazo aporta el contraste.
driesotten
El suelo de baldosas hexagonales añade mucho carácter al ambiente, y los ventanales con vistas al jardín duplican la luminosidad del espacio.
driesotten

Cocina de estética pop decorada con bloques de color
Además de combinar colores, también hicieron lo mismo con texturas y acabados.
driesotten

Consejo de expertos: El equipo de interioristas siempre apuesta por combinar materiales caros y económicos en el mismo proyecto. Así, los primeros se emplean para resaltar zonas concretas, y los segundos se utilizan como elementos funcionales, dando buena cuenta de que conseguir una cocina diez no es cuestión de invertir una fortuna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo