Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Cómo limpiar el lavavajillas y evitar los malos olores

Los mejores consejos para eliminar las bacterias con trucos de limpieza naturales. Olvida el mal olor con una limpieza mensual.


    Los temidos gérmenes están presentes en todos los rincones de nuestros hogares, incluido el lavaplatos, donde las bacterias se ponen las botas en filtros y desagües. Tenemos los mejores consejos para limpiar el lavavajillas y evitar los malos olores, aunque sea uno de estos prácticos modelos de lavavajillas pequeños independientes de encimera.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Un buen lavaplatos ahorra energía y tiempo en la intendencia del hogar, por eso es importante seguir nuestros consejos para elegir un lavavajillas y cómo usarlo de forma eficiente.

    Cómo limpiar la suciedad del lavavajillas

    Conviene que realices una limpieza profunda una vez al mes. Este proceso debe incluir un lavado alcalino y una puesta a punto o revisión del sifón. Además, una vez a la semana deberías pasar un trapo por el panelado de la puerta y los controles.

    Sin embargo, cada vez que notes que el lavavajillas tiene moho, huele mal o no limpia tan bien como lo hace normalmente, ponte los guantes de goma y entra en él.

    Cómo limpiar el lavavajillas con vinagre y bicarbonato

    En primer lugar, tendrás que preparar los dos ingredientes que te salvarán del apuro: una taza de vinagre blanco, y bicarbonato sódico, que es una sustancia alcalina que ayuda a eliminar los residuos persistentes que dejan los restos de comida.

    Una vez listos, vierte el contenido de la taza en un recipiente apto para lavavajillas, y colócalo en la rejilla superior. A continuación, pon en marcha un programa de agua caliente para enjuagar el electrodomésticos. De esta forma, estarás eliminando tanto la suciedad, como los malos olores de la humedad.

    Getty Images

    Por último, puedes espolvorear el bicarbonato de sodio sobre el fondo del lavavajillas antes del ciclo de agua caliente más corto que el anterior; aunque, si lo prefieres, puedes colocar los polvos en un recipiente.

    Cómo se limpia el lavaplatos con lejía

    Este método necesita ser más precavida. Aunque la lejía es muy buena para eliminar los gérmenes, el moho y el hongos, puede estropear el lavavajillas si el interior es de acero inoxidable o tiene piezas en este material.

    Si el lavavajillas está revestido de plástico y tiene piezas de plástico (suele ser el caso de los modelos menos caros), entonces esta técnica va a blanquear el electrodoméstico y la dejará como nueva. Sigue el mismo método que con el vinagre: llena un recipiente con aproximadamente media taza de lejía y pon en marcha la máquina vacía, pero con el ciclo de lavado con el agua más caliente.

    Cómo limpiar el lavavajillas con vinagre

    Te sorprenderán todos los problemas que puedes resolver con vinagre de sidra de manzana. Pero para esta tarea, el vinagre blanco funciona mejor. Llena una taza o un bol apto para lavavajillas con vinagre blanco y colócalo en la rejilla superior de tu máquina.

    Haz funcionar el lavavajillas vacío en la posición más caliente, lo que permitirá que el vinagre absorba los olores y erosione la acumulación de suciedad en las paredes del aparato. El vinagre es astringentemente ácido, lo que lo convierte en un gran agente para romper la suciedad en la mayoría de los electrodomésticos. Ten a mano una botella con vinagre y rocía el interior de su máquina con frecuencia entre lavados para prolongar el brillo.

    Cómo quitar la suciedad del sifón

    ¿Por qué no enjuagar la vajilla antes de meterla al lavaplatos? En la mayoría de los lavavajillas modernos, no es necesario hacerlo porque puede hacer que la máquina sea menos eficiente. El sensor interno pensará que los platos están limpios y desinfectados antes de que lo estén realmente, haciendo que el ciclo sea más corto. Sin embargo, elimina los trozos grandes de comida, porque pueden obstruir el sifón del lavavajillas.

    Revisa el sifón con frecuencia para asegurarte de que no va acumulando restos de alimentos. Si los encuentras, conviene que lo desmontes y lo limpies con jabón para platos y una esponja o un cepillo de dientes para eliminar el moho o los restos de comida adheridos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Compras online