Limpieza del extractor de la cocina

Qué importante es realizar esta tarea y qué olvidada está esta pieza indispensable de la cocina... Cuídala como se merece con una limpieza a fondo como la que te explicamos. 

A menudo nos esforzamos por hacer que la encimera, la vitrocerámica o la pila queden como nuevas después de cada comida. Y sin embargo, nos olvidamos de la campana extractora de humos. Ese lugar que más grasa acumula en toda la cocina y del que pocos se acuerdan.

Pues bien, para evitar quedarnos pegados a ella cada vez que intentemos pasar la bayeta, realizar una limpieza desinfectante y desengrasante a fondo de vez en cuando no está nada mal. Y no es difícil. A continuación te contamos cómo realizarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para hacerlo necesitarás una olla grande en la que meter el filtro, agua caliente y media taza de bicarbonato sódico.

Hierve el agua en la olla y añade el bicarbonato poco a poco. Y decimos poco a poco por la efervescencia que produce en el agua caliente, así que ten precaución.

Cuando esté todo añadido, incluye el filtro. Verás como todo el agua se llena poco a poco de grasa.

Para hacer aún más profunda la limpieza puedes añadir unas gotas de vinagre blanco y un poco de jabón líquido.

El antes y el después de este proceso es absolutamente fascinante. Puedes tener preparada otra olla con agua limpia para quitar restos de jabón y residuos una vez hecha la limpieza. Deja secar al aire y perfecciona con papel absorbente. ¡Listo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar