Una casa familiar reformada con personalidad

Una reforma integral ha transformado una casa convencional en un espacio personal, adaptado a las necesidades de una familia con dos niños, con un interiorismo práctico pero muy vistoso.

Una vivienda unifamiliar de 10 años de antigüedad es ahora una casa luminosa y práctica, con un marcado carácter familiar, que cuenta con ideas para copiar. Cuando los propietarios se hicieron con el que iba a ser su hogar decidieron emprender una reforma para rentabilizar sus 90 metros cuadrados y adaptarlos a sus necesidades. Del "milagro" se encargó Laura Yerpes Estudio de Interiorismo.

Se encuentra en Moncada, una localidad a 5 km de Valencia. El estado original de la vivienda era óptimo ya que tampoco era muy antigua. Pero la distribución estaba mal resuelta y las dimensiones originales de los espacios muy reducidas.

La pauta de los nuevos propietarios al estudio encargado de la reforma era que necesitaban hacer el espacio suyo. No querían obstáculos en las zonas de paso. Demandaban toques modernos y luminosos y espacios muy prácticos. Por ejemplo, les encató la idea de recoger la escalera en una estantería blanca, que al mismo tiempo hace de armario para el vestíbulo.

El lema del estudio aquí "cuando el espacio no sobra, el ingenio no ha de faltar" se hace patente en cada rincón.

En cuanto a la decoración, líneas sencillas y minimalistas llenan espacios repletos de luz en los que se han limitado a las piezas a las indispensables. Solo tienen cabida las más funcionales. La paleta cromática gira en torno a tonso claros, rojos y grises. Para del mobiliario ha sido realizado a medida para aprovechar al máximo los espacios disponibles y cubrir las necesidades.

Proyecto: Laura Yerpes Estudio de Interiorismo (www.laurayerpes.es)

Fotografías: Germán Cabo (www.germancabo.com)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón y comedor

El estudio de Laura Yerpes se encargó de la reforma de esta casa familiar. Para del mobiliario se ha realizado a medida para aprovechar el espacio y adaptar los muebles a las necesidades de una familia con dos niños. No querían abusar de elementos decorativos innecesarios, solo piezas funcionales, que no saturasen el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mobiliario a medida y colores recurrentes

Para la decoración se basó en una paleta cromática en tonos claros de base con notas en gris y rojo. Así se consigue un salón moderno y cosmopolita que comparte espacio con el comedor.

En el estar se enfrentan un sofá y dos butacas, dejando un espacio central libre. En la pared, una bancada baja con los audiovisuales y tres columnas en la pared. El comedor se sitúa entre los sofás, cerca de la pared.

El mobiliario del salón se ha diseñado a medida. Alfombra y objetos deco, de Thai Natura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Elemento separador

Detrás de los sillones, un elemento de listones de madera que delimita el espacio pero mantiene la continuidad visual con una zona distribuidora.

En el proyecto se modificó la entrada y el pasillo distribuidor que conecta el salón y la cocina para crear un espacio más amplio y fluido en pasos y recorridos.

Sofás, de Frajumar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios con continuidad en dos alturas

Esta coqueta vivienda cuenta con dos alturas: la planta baja aloja las zonas en las que la familia desarrolla la vida de día (salón, cocina y terraza). En el nivel superior, las habitaciones y una zona de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una decoración de básicos

En esta toma del salón-comedor se aprecia la sencillez del interiorismo. Una decoración funcional de básicos. Mesa de comedor, de Midi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

La cocina, de planta alargada, cuenta con mobiliario en un único frente lineal y una barra de desayunos y comidas rápidas en la pared contraria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frente de trabajo

La cocina, con gran cantidad de luz natural, cuenta con mobiliario en color blanco y encimera y frente en un llamativo rojo (en Silestone).

Mobiliario, de Zampieri.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Barra de desayunos

La mesa de madera de roble está diseñada a medida. Sirve como mesa y también amplía la superficie de trabajo. Cuenta con patas metálicas lacadas en rojo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con luz natural

Entrada directa de luz natural a través del ventanal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio principal

En los dormitorios los tonos son más sosegados. Neutros y blancos y pinceladas, cuando las hay, en tonos pastel.

La habitación principal cuenta con una decoración de líneas limpias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cabecero con arte escultural

En la pared del cabecero destaca una escultura en bronce envejecido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mobiliario integrado

Las mesillas de líneas sencillas se integran en el cabecero, una plancha en el mismo acabado, de lado a lado de la pared en la que se apoya la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con baño integrado

Junto a la cama una puerta por la que se accede al baño de la habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño

En el baño integrado en el dormitorio principal se eliminó la bañera, sustituyéndola por una amplia ducha con mampara de puerta corredera y revestimiento porcelánico de piedra.

En la zona de lavabo, los espejos conceden amplitud al ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil con litera

El dormitorio infantil se ha solucionado con mobiliario a medida en DM blanco: una litera, una mesa de estidio y estanterías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de trabajo

El estudio de interiorismo creó un funcional y mini despacho en una zona distribuidora (era fundamental aprovechar cada rincón). Cuenta con una mesa de trabajo abatible, que deja despejada la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con las puertas cerradas

Zona de trabajo con las puertas cerradas. Más privacidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas