Una casa con jardín en el barrio gótico

Una casa de 100 metros cuadrados con un impresionante patio-jardín. Dentro, una mezcla refrescante y personal de diferentes estilo. No falta algo nuevo, algo antiguo y algo contemporáneo.

image

Cerca del puerto, esta casa barcelonesa permite disfrutar de la decoración y del aire libre en un fantástico jardín y patio. La decoración es una mezcla refrescante y personal de disferentes estilos: clásico, contemporáneo, vintage… Una curiosidad: algunos muebles viajaron directamente desde Bali.

La vivienda se encuentra en una calle peatonal, por lo que goza de una tranquilidad absoluta en cuanto a ruidos, muy cerca de las Ramblas.

Techos altos y vigas vistan dan un estilo concreto a la construcción. En la zona de día, marcada por la luz, un amplio comedor, que es al mismo tiempo zona de estar, integrado en la cocina. La casa cuenta con dos habitaciones y dos baños. Desde la cocina y el comedor se accede por dos amplios ventanales con carpintería de madera a un jardín rectangular de 100 metros cuadrados, donde además hay una casa de invitados, con dos dormitorios y un baño adicional.

Esta casa está a la venta en el portal inmobiliario Lucas Fox.
www.lucasfox.es
 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con vigas vistas y mucha madera

La zona de día resulta confortable y funcional por el mobiliario escogido y el predominio de la madera tanto en el suelo, como en el mobiliario y en las vigas vistas y carpintería de la construcción.

Una zona de día diáfana

Un espacio abierto sin tabiques divisorios. Así es la zona de día, un estar, comedor y cocina. El comedor es el eje central, está concebido como espacio de reunión.

Oasis exterior

Zona del jardín. Desde aquí se aprecia la fachada con dos grandes ventanales.

A dos alturas

La zona del comedor está solada mientras que el resto del espacio se ha decorado con césped y cantos.

Comedor al aire libre

El comedor.

Una amplia mesa de comedor

Vista del comedor y de la cocina en un frente. El mobiliario es actual en color blanco. El suelo también delimita el área de trabajo ya que la madera del estar se sustituye en la cocina por baldosa en gris.

Mismo espacio, zonas marcadas

Sobre la mesa, dos lámparas de estilo industrial. Aquí se aprecia la dimensión de la mesa de comedor. Detrás, adosado a la pared, el estar con una chaise longue, una mesa auxiliar y una butaca.

Del estar al pasillo

De la zona de día que cuenta con un extra de luminosidad gracias a los dos amplios ventanales por los que se accede al jardín sale un pasillo distribuidor.

En flor

Detalle de una rama con brotes y flores sobre la mesa de comedor.

El pasillo en neutros y madera

El pasillo con pintura en tono neutro y carpintería en madera.

El jardín

El jardín cuenta con dos alturas. Se trata de un esapcio abierto rectangular de 100 metros cuadrados con asientos para disfrutar del exterior y una zona de comedor. Cuenta además con una casita de invitados con dos dormitorios adicionales y un cuarto de baño.

Al fondo, "la casa de los invitados"

Al fondo se aprecia la construcción que alberga los dormitorios de invitados. Solo hay que cruzar el jardín para llegar a ellos. De esta manera, la independencia y privacidad para los invitados es total.

Detalle del jardín

Detalle del jardín.

Dormitorio doble

Todo en tonos neutros y madera.

Dormitorio individual

Dormitorio individual.

Dormitorio de invitados

Uno de los dormitorios de invitados.

Cuarto de baño

Uno de los cuartos de baño de la vivienda con bañera.

Cuarto de baño con cabina de ducha

Cuarto de baño con cabina de ducha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas