Una casa encantadora y bien aprovechada

Un gran piso centenario, situado en el ensanche barcelonés, se ha convertido en dos viviendas, de 70 y 90 m2 respectivamente, que comparten el recibidor. Descubre el encanto de estos apartamentos vacacionales.

Un piso de 160 metros cuadrados, situado en el ensanche barcelonés, de cerca de 100 años de antigüedad, que "cayó" en las manos de Dara Díaz, fundadora de Nice Home Barcela, el estudio encargado de adaptar esta vivienda, oscura y deterioriada, en dos viviendas luminosas e independientes, que comparten recibidor y estilo decorativo.

Aquí podemos ver el resultado de un trabajo orientado al objetivo final del propietario, que era destinar las viviendas a alquiler vacacional.

La decoración debía ser práctica y funcional, pero al mismo tiempo se buscó que los ambientes resultaran chic y encantadores. En la rehabilitación, Nice Home Barcelona conservó todos los elementos originales de la construcción que caracterizan a este tipo de viviendas centenarias. Así se mantuvieron los suelos hidráulicos, se recuperó la carpintería antigua, decapada en blanco roto para darle un aire vintage y se respetaron los techos altos en todas las estancias. En algunas, incluso, se sacaron vigas vistas ocultas.

El resultado enamora. Desde un recibidor central, parten dos pisos, uno a cada lado, con distribución similar: zona de estar, comedor y cocina en un mismo espacio, un cuarto de baño y varios dormitorios.

Proyecto: Nice Home Barcelona
 www.nicehomebcn.com
Fotógrafo: Eric Pàmies

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio comunicado

Vista desde la entrada a la zona de día con los tres ambientes: salón, comedor y cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El sofá

Vista del sofá desde una de las habitaciones. Tono neutro de base y cojines de colores. Sofá convertible en cama, de Ikea. Cojines en lino, terciopelo, kílim... Como mesa de centro un baúl de mimbre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón y comedor en espacio reducido

Mini, así es esta zona de día, resuelta perfectamente con piezas básicas. Salón y comedor, que a su vez cuentan con una cocina integrada. Los dos pisos creados, cuentan con una zona de día idéntica.

Aquí, el sofá con chaise longue. Una alfombra delimita el estar. En la esquina, el comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El comedor

El mobiliario escogido en todas las estancias es práctico. En el comedor, una mesa redonda y ligeras sillas transparentes, que no "llenan" el espacio. En la pared, un bonito espejo.

Mesa, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy natural

Lámpara de pie en madera y caña, alfombra de fibra natural y cortinas de lino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Base de color neutro

La base de color elegida para la vivienda es gris piedra muy suave para que aportase luz a las estancias y un toque cálido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina integrada

La cocina se soluciona en un frente con muebles blancos, encimera de Silestone en blanco y electrodomésticos en acero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

Muebles altos y bajos, un mini fregadero y placa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El pasillo

El pasillo con el encanto de la carpintería, la ventana central en mitad del pasillo, el suelo de baldosas hidráulicas y farolillos. Son precisamente los colores del suelo los que inspiraron a Nice Home Barcelona a usar la paleta cromática elegida en los ambientes. Así hay pinceladas en azul índigo, turquesa, burdeos, rosa palo o azul marino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El recibidor

Dan la bienvenida a la casa un par de butacas Barcelona en blanco, una consola y los colores del cristal de la ventana. Lámpara de techo, realizada con una cesta como pantalla, de Home Design International. Este recibidor es un espacio común a ambas viviendas. De él parten, a través de puertas enfrentadas, las dos viviendas. Una de ellas con 3 dormitorios y la otra con 4. Muy similares en estilo decorativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio

En los dormitorios se apostó por el blanco total, con ropa de cama en blanco y notas de color en cojines y colchas. Los complementos son de Calma House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con cabecero de obra

En el cabecero de obra se apoyan las lámparas de lectura. Junto a la cama, una consola ligera y un taburete transparente como tocador o pequeña zona de estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio en blanco, rosa y burdeos

Base blanca y color en los textiles. Como mesilla, un taburete.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Casi idéntico

Otro dormitorio. Todos guardan similitudes en la decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista desde el salón

Vista desde el salón a uno de los dormitorios más espaciosos, a través de una puerta doble. Aquí el suelo hidráulico en grises azulados marca la elección cromática de los textiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio con dos camas

Dos camas, cabecero de obra y un armario. Todo en blanco con textiles que ponen la nota de color: azul.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El cuarto de baño con plato de ducha

El baño se decora en tonos marrones suaves (con baldosas hidráulicas). En las zonas en contacto con el agua de la pared, azulejos tipo Metro en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas