Un mini apartamento bien resuelto

De oficina a vivienda. Tras la reforma, el resultado es un apartamento funcional y mini, con aire de loft, bien aprovechado y muy luminoso. El reto era crear ambientes en una planta diáfana.

image
D.R

Cuando Vera Salvat, del estudio ILOFTYOU, recibió el encargo de este proyecto las premisas estaban claras: transformar lo que habían sido unas oficinas en un apartamento funcional de 50 metros cuadrados con aire de loft.

El propietario quería un espacio cómodo y confortable, sin divisiones, pero con ambientes diferenciados. El estudio sería su vivienda, su refugio tras largas jornadas de trabajo.

El estudio no modificó la distribución —que solo cuenta con el baño aislado—, pero sí renovó la pintura, la electricidad e instaló suelo de parqué para dar calidez a la vivienda. ILOFTYOU se encargó también de amueblar por completo el espacio bajo la premisa de piezas low cost, para crear zonas y flujos de circulación lógicos y confortables. El estilo: nórdico, en blanco y madera y toques en gris suave. Destacan los muebles de Ikea.

El apartamento cuenta con mucha luminosidad gracias a un gran ventanal que preside toda una pared.

ILOFTYOU
www.iloftyou.com
Fotos, Rubén Núñez, de Looker Photography

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio diáfano

El apartamento es una planta diáfana con mucha luz, que recibe a través de un gran ventanal que ocupa toda una pared.

Junto este se ubica la zona de día, el salón, el comedor y la cocina, integrada en el ambiente aunque ubicada en un retranqueo de la planta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entre el salón y la cocina

A medio camino entre el salón y la cocina, el comedor, adosado a una pared. Los 50 metros cuadrados del apartamento se multiplican con la distribución ideada por el estudio encargado del proyecto: ILOFTYOU.

Todo el piso está decorado en tonos neutros y luminosos: madera de roble tinte blanco, blanco y gris. Las paredes se han pintado en un suave tono beis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gran ventanal

En el ventanal, unos estores -realizados a medida en algodón en tono gris-, que dejan pasar la luz pero la tamizan. En el salón, un sofa con chaise longue en color gris, una mesa de centro y un módulo en la esquina para el televisor. El comedor cuenta con una mesa cuadrada, adosada a la pared, y tres sillas.

Sofá modelo Kivik, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un estudio de básicos

El apartamento se ha decorado con piezas básicas y muy funcionales y todo en tonos grises, blancos y madera.

En esta toma se aprecia la ubicación de cada ambiente: al fondo a la izquierda, la cocina, ubicada en un retranqueo de la planta. El frigorífico y un módulo de almacén junto a la puerta que comunica con el baño y a la derecha -junto a la puerta de acceso- el área de descanso, tras una librería abierta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La importancia de la iluminación

Una alfombra delimita visualmente el área de estar. En la pared, láminas de ciudades. En el proyecto, se ha cuidado también la iluminación artificial para crear una atmósfera confortable.

Al no disponer de iluminación empotrada en el techo, el proyecto se apoya en iluminación indirecta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Elemento divisorio

Una librería abierta, sin trasera, delimita la zona de día de la de noche. A ella se adosa una mesa de trabajo y a continuación se crea un dormitorio con mucho espacio de almacén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Madera en el suelo

Antes de que ILOFTYOU se encargase del proyecto, este piso era una oficina con el suelo en color negro. La instalación de la madera es un acierto para lograr el confort necesario en una vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor y cocina

El comedor queda cerca de la cocina, amueblada en L con módulos altos y bajos en blanco y negro. La mesa de comedor es un diseño extensible para 2-4-6 personas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En detalle

Detalle de la mesa, preparada para compartir el menú. Como el rincón de la cocina es pequeño, a continuación se ha ubicado el frigorífico para no restar superficie de trabajo en la L.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina de plena actualidad

En blanco y negro, con mobiliario en L y mucha luz, la que recibe a través del frente acristalado. En la pared, azulejos tipo Metro, ¡tan de moda!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entrar a la vivienda

En la pared frente a la zona de descanso, una lámpara de pie y un zapatero como recibidor a la vivienda. Además, el zapatero completa las soluciones de almacén del dormitorio: un armario de cuatro cuerpos (4 metros) y una cómoda que delimita la cama del estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el frente de la cama

La cama se apoya en un cabecero tapizado que preserva la pared de rozaduras. A ambos lados, una mesilla con cajones y un módulo abierto de baldas e instalado en la pared. Una composición de tres lienzos decora el frente.

En un espacio muy reducido el dormitorio tiene capacidad para una pareja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La ropa de cama

Los textiles mantienen la línea de colores utilizada en todo el apartamento. El resultado es un ambiente sosegado con una iluminación sugerente.

Ropa de cama, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gran capacidad de almacén

A pesar de lo reducido del espacio era importante crear soluciones de almacén que se integraran en la decoración pero que aportasen capacidad. Así, en la zona de descanso se concentran piezas fundamentales: un armario adosado a la pared con puertas correderas; varios módulos zapatero, que decorana a la vez el acceso a la vivienda; cómodas que delimitan el espacio entre la cama y el escritorio y una librería, que organiza el espacio y concede cierta intimidad al área de descanso respecto al salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una ligera zona de trabajo

Adosada a la librería, una mesa de líneas rectas como zona de trabajo. Recibe luz natural pero se mantiene "resguardada" de la zona de día de la vivienda, lo que favorece la concentración en los momentos de trabjo.

Mesa, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escritorio bien iluminado

En esta toma se aprecia detrás del escritorio el frente de los armarios, que combina madera y blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Continuidad visual

Nada entorpece la conexión visual entre los ambientes. Pero cada zona está delimitada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Iluminación sobre el vestidor

Sobre los armarios, unos focos iluminan la zona de vestidor y facilitan la búsqueda en el interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cómodas

Su ubicación, además de delimitar el espacio, concede aún más intimidad a la cama por la altura de las cómodas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frente del dormitorio por la noche

Frente del dormitorio por la noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frente de armarios

La elección del frente de armarios con puertas correderas no es casual. Así se gana espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista general del apartamento

Vista general del apartamentopor la noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El cuarto de baño

El cuarto de baño cuenta con un vano en pavés que deja que la luz del estar se cuele. Sin realizar una gran inversión se ha renovado su aspecto con mobiliario en madera natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Capacidad de almacenaje

Junto al mueble del lavabo, una columna de almacén. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con plato de ducha

El cuarto de baño cuenta con una ducha. A la izquierda se aprecia la lavadora, instalada aquí para ganar espacio en la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El baño

Toma del cuarto de baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes de la reforma

Imagen de la zona de entrada antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle del ventanal

Detalle del ventanal de la vivienda, antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toma del espacio diáfano antes de la reforma

Toma del espacio diáfano antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes, el suelo en color negro

Antes, el suelo en color negro oscurecía el espacio a pesar de la luz natural que recibe. El resultado es más frío que la madera por la que se sustituyó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista del espacio desde la cocina

Vista del espacio desde el lugar que ocupa ahora la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina antes

Ahora los muebles son blancos, lo que actualiza la línea del conjunto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El baño antes

El baño ha ganado en actualidad solo con cambiar el mobiliario y colocar una mampara en el plato de ducha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas