Un adosado 'casual look'

Espacios amplios y luminosos, que están conectados y destacan por su estética impecable. En esta casa todo parece casual, pero no es así. La suma de sus aciertos revela un sólido proyecto de reforma.

Ubicada en una urbanización a las afueras de Madrid, esta vivienda unifamiliar adosada ha renacido de la mano de la arquitecta Mª José Navarro Segura, responsable de su transformación. Gracias a una reforma inteligente, que ha conseguido cambiar por completo su distribución anterior por una más diáfana, la casa es otra, más moderna y funcional, perfecta para sus propietarios, una pareja con dos niñas. Gracias a la eliminación de los tabiques, la conexión de los ambientes y la ampliación de los vanos de todas las ventanas entre un 30-40%, la luz natural circula libremente por todos los espacios.

Otra clave del proyecto: los cambios en la cocina. Se mantiene en el mismo lugar, pero antes era pequeña y tenía tabiques. Ahora ha ganado metros y mucha más luz porque se abre al salón; un cristal la separa sutilmente del recibidor, y de la antigua ventana, que mostraba el jardín de la entrada, ya no queda nada. Se sustituyó por puertas correderas que permiten acceder desde ella, directamente, sin tener que dar un rodeo. Si la distribución ha logrado que las estancias ganen amplitud y luz natural, los revestimientos y la decoración han hecho que los ambientes sean acogedores y armónicos. Las paredes claras en el salón, que cambian a tonos tostados y naturales en los dormitorios, y el laminado elegido para el suelo, de lamas anchas, que se prolonga en las escaleras, proporcionan un fondo homogéneo que da continuidad visual a los ambientes.

Especial atención merecen los múltiples matices, creados por la combinación de texturas y materiales en los dormitorios. En el principal, la pared de la cama se ha revestido con un papel con grandes espirales, pero en un tono tan discreto como el beis, perfecto para matizar el cabecero tallado, la mesilla y una pareja de butacas, todos ellos piezas de madera oscura. En los infantiles, se ha optado por sendos zócalos de fibra, que proporcionan texturas y matices, y además, protegen las paredes de roces y desgaste. Completan la decoración doseles vaporosos, con encanto, y textiles bien coordinados, que derrochan estilo.

LA REFORMA DE LA COCINA: UNA COCINA SIN TABIQUES (VÍDEO)
- Ocupa el mismo lugar, pero era más pequeña. Ahora ha ganado amplitud y mucha luz natural con estos cambios certeros.
- Los tabiques se han eliminado. Después de la reforma se abre al salón y solo un cristal la separa de la entrada, de modo que su superficie parece y es mayor.
- En la pared de la fachada contaba solo con una ventana, pero ahora son dos puertas correderas las que la comunican directamente con uno de los jardines.
- La estética del mobiliario, una isla y un frente de armarios, es depurada para integrarse en el salón. Incluso la campana se oculta en el falso techo.

CÓMO SE DECORÓ EL PORCHE (VÍDEO):

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Suelo laminado

La escalera proporciona intimidad a la zona de estar desde la entrada, al tiempo que delimita su espacio. Por su diseño, cobra protagonismo absoluto  en el salón y, con su ubicación certera, divide la planta del salón en dos zonas. Escalera proyectada por la arquitecta Mª José Navarro Segura, responsable de la reforma, realizada por Roman Franczak. En suelo y peldaños, laminado Trendtime de la firma Parador, instalado por Eurotarimas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sofá en L

Piezas de diseño conviven con otras étnicas sobre una base neutra, que gana interés visual con ráfagas de color entonadas. El resultado: una decoración natural y acogedora. Sofá en L, de B.d Madrid. Cojines y manta de mohair, de Gancedo. Mesas de centro, de Vitra. Lámpara, de Santa & Cole. Alfombra de piel, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ventana panorámica

Una ventana panorámica, con un cristal fijo, proporciona abundante luz natural y vistas al jardín, además de crear profundidad visual. Delante de ella, destacan las siluetas del sillón de cuero y la lámpara, pero también la presencia de un singular mueble hindú.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mueble y buda, de Abaka

Ventanal, de Vizcaíno Blanco. Mueble y buda, de Abaka. Jarrón, de Batavia. Sillón BKF, de DomésticoShop. Lámpara Trípode, de Santa & Cole. Radiador, de Runtal, en Azulejos Peña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa de madera y acero

Adosado a la pared, para hacer más fluida la circulación en el salón, se compone de una mesa de madera y acero, de líneas puras, y varias sillas de diferente diseño. Entre las paredes blancas, la vitrina negra se convierte en punto focal, al tiempo que aporta sobriedad y elegancia al ambiente. Mesa, de El Globo. Sillas blancas, de Vitra. Vitrina, de Becara. Flexo, de Mimub.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paleta cromática

Las paredes blancas y la tarima dan continuidad visual a los ambientes. La decoración del comedor, además, repite ese dúo en la mesa y las sillas; una decisión acertada, ya que esa homogeneidad resulta natural y transmite también sensación de calma. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chaise longue de diseño

Una chaise longue, con diseño atemporal, y una librería que alterna baldas y amarios con puertas,
forman un tándem con estilo, que invita al descanso y la lectura. Chaise longue, de Becara. Mueble, diseñado por la arquitecta y realizado por Carpintería Cobeña. Cojines rojos y manta de pelo,
de A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puerta acristalada

Acceso al jardín desde el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puerta de amplio vano

Comedor al aire libre. Se accede a él desde
la cocina a través de una puerta de amplio vano. La circulación entre ambos es fluida, ya que la distancia entre los armarios de la cocina y la isla, es generosa. Muebles de exterior, de Teklassic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estantería con láminas de acero

La entrada se separa de la cocina mediante un cerramiento de cristal. En primer plano, una estantería de finas láminas de acero, suspendida del techo, y un mueble bajo son un plus de diseño. El conjunto mantiene la conexión visual entre los dos ambientes y permite que fluya la luz natural.
Estantería, diseñada por la arquitecta Mª José Navarro y realizada por Cerrajería Ognian. Mueble lacado, de Carpintería Cobeña. Letras, de BoConcept.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pared de cristal

La cocina ganó metros y una luminosidad extraordinaria al aumentar la superficie de su ventana después de la reforma; pero también al quedar abierta al salón y estar separada de la entrada solo por una pared de cristal. Radiador de la firma Runtal, adquirido en Azulejos Peña.

Vídeo: Mira cómo quedó la cocina sin tabiques
www.micasarevista.com/cocinas/cocina-abierta-y-sin-tabiques

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Isla multifunción

En la cocina todo gira en torno a una isla multifunción equipada con placa y fregadero, que incluye barra para desayunos. Es un espacio proyectado con vocación social, que mantiene el contacto visual con el interior y el exterior de la vivienda. Cocina, de Santos, en Discesur. Campana, de Pando, oculta en el falso techo. Lámparas, de Habitat. Alfombra, de A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Correderas de acceso

Cambio radical. Antes de la reforma, la cocina estaba situada en el mismo lugar pero era más pequeña, tenía tabiques... Ahora ha ganado metros y tiene acceso directo al salón y al jardín mediante unas correderas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dosel con mosquitera

La mezcla de texturas crea un bonito efecto en este dormitorio infantil, desde la ropa de cama y el dosel con mosquitera hasta la mesilla, decapada y con celosía, y el estor. En esta zona de descanso, el zócalo aporta calidez al ambiente, y también protección a un área que está muy expuesta a los roces. Cojines y funda bordada, de Zara Home. Mosquitera, de A Loja do Gato Preto. Mesilla, de Zara Home. Lámpara, de Mobisa. Guirnalda, de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabeza de elefante de esparto

La decoración del dormitorio infantil apuesta por la calidez que proporcionan tres básicos: la madera en los muebles, la fibra en el zócalo y la alfombra de pelo largo. La cabeza de elefante realizada con esparto es un guiño simpático hacia los trofeos decorativos, que son tendencia en interiorismo.
Escritorio, de Casa y Campo. Silla, de Vitra, en Mobisa. Cabeza de elefante, de Mimub. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entrante en la pared

Bien resuelto. El entrante de la pared en este aseo, de planta rectangular, se optimizó con un lavabo volado, mini, de Aquastanding, que no estorba el paso hacia el inodoro, ya que apenas sobresale. Grifo mural y azulejos, de Discesur.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dosel con cenefa textil

La zona de escritorio, funcional y en blanco, contrasta con la de descanso, con un halo más romántico. En ésta se combina un dosel con cenefa textil con alegres pinceladas multicolor en la cama. Como telón de fondo, una pared decorada con tono marsala y un zócalo de fibra natural. Cojines y plaid de flores con flecos, de Gancedo. Escritorio, de Ikea. Silla, de Vitra, en Mobisa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Manta en tono mostaza

La madera oscura y los toques de color mostaza ganan relieve con su llamativo contraste en el dormitorio principal, donde predominan los colores claros en la ropa de cama y las paredes.
Papel pintado, de Vescom. Cabecero, de Batavia. Butacas, de Mobisa. Cojines y manta en tono mostaza, de C&C Milano, firma distribuida por Macarena Saiz. Lámpara, de Oliva Iluminación. Estor enrollable, de Ibersol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papel pintado

En buena compañía. En el dormitorio destaca el juego de claroscuros. Los matices del papel y el color de los textiles aumentan el interés por el mobiliario oscuro. Papel pintado, de Vescom. Cabecero, de Batavia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Encimera volada

La zona de lavabo, ubicada en el dormitorio, se proyectó en cristal y acero, con una grifería mural de diseño actual. Este pequeño rincón sirve de antesala a un espacio independiente, con una única protagonista: una ducha alicatada con el mismo revestimiento en blanco y negro que el pavimento.Encimera volada y lavamanos, de Gunni & Trentino. Griferías, de Discesur. Revestimiento, de Keops.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piscina en el sótano

Las obras también afectaron al jardín, que se excavó para dar luz al sótano mediante un patio inglés. El resultado: la construcción en el sótano de una piscina de 3 x 6 m, con sistema de natación contracorriente y climatización por energía solar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de distribución

La sensación de amplitud se logró mediante una ventana panorámica que funde interior y exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la casa

La sensación de amplitud se logró mediante una ventana panorámica que funde interior y exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vídeos