Una vivienda familiar totalmente reformada

Esta vivienda madrileña necesitaba un cambio. Sus propietarios, una pareja con dos hijos adolescentes, necesitaban que los espacios se adaptaran a sus necesidades. El resultado es una casa familiar, práctica y actual.

Una vivienda de 120 m2 con muchas posibilidades pero necesitada de un cambio total para adaptar sus espacios a las necesidades de una familia con 2 hijos adolescentes. Sandra de Benito, arquitecta y decoradora de interiores, se encargó del proyecto y de optimizar la distribución de los ambientes. Ésta tiene siempre presente en su forma de trabajar que "una idea fresca y original puede sacar el mayor partido a tu casa".

Los metros se reparten en tres dormitorios, dos cuartos de baño (uno de ellos abierto al dormitorio principal y al vestidor), una cocina y un amplio salón-comedor. El interiorismo apuesta por los tonos suaves. El balnco de las paredes aporta luminosidad y hace que el suelo laminado en madera de roble destaque.

Los hijos de la pareja necesitaban su espacio personal por lo que Sandra de Benito tenía claro que debía crear dormitorios específicos para cada uno. La pareja trabaja en la misma empresa -Centralias- él como ingeniero y ella como administradora de fincas. A todos les gusta disfrutar de la casa y de los momentos que pasan juntos en ella. Demandaban ambientes bien iluminados y cómodos en los que disfrutar juntos de sus aficiones (punto, cocina, lectura, juegos de mesa, cine…)

De ahí que la decoradora de interiores crease una estancia prácticamente común para el salón, el comedor y la cocina. Esta zona es un punto de encuentro diario y en fin de semana, a los propietarios les gusta reunirse con sus amigos mientras preparan una comida o una cena.

En la galería verás el resultado, estancia por estancia, y el estado en el que se encontraba la vivienda antes.

Sandra de Benito es autora del blog Boho Chic Style donde recopila sus proyectos y todo aquello que le sirve de inspiración. Siempre al día de las tendencias en decoración y arquitectura, que aplica tanto a viviendas como a locales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón familiar

Con espacio para reunir a toda la familia (y más) alrededor de una mesa. Dos sofás y un amplio sillón frente a una composición modular para los audiovisuales. Los tonos, neutros con notas más oscuras en algunos detalles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El recibidor

En la pared que limita el recibidor de la cocina, Sandra de Benito, la arquitecta encargada del proyecto, abrió un vano con cristal que permite que la luz alcance la entrada a la vivienda. Se remata con una balda de apoyo y así la zona se libera de muebles. Al fondo el acceso al salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón-comedor

Con grandes dosis de luz natural, el espacio lo comparten el salón y el comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un frente de almacén

Donde también se ha cuidado el aspecto decorativo. Muebles altos y bajos con capacidad de almacén, el televisor y complementos decorativos en un extramo que conceden personalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina bien comunicada

En esta vista se aprecia el acceso desde el salón a la cocina. Con esta solución todas las zonas se integran, facilitando el paso y la comunicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Discreto frente de armarios

A lo largo del pasillo, un frente de armarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

La cocina se proyectó al milímetro para que contase con espacio de almacén, superficie de trabajo y un práctico y funcional mini office.

Todo en tonos neutros con frentes de cristal en la zona de trabajo. La encimera se prolonga en una península como barra de desayunos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina luminosa

La cocina recibe la luz natural del salón. Los revestimientos y colores escogidos potencian su luminosidad. La madera del suelo, sin duda, caldea el ambiente. El frente del fregadero es el que corresponde al vano acristalado del recibidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista de la cocina

Otra vista de la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal

El dormitorio principal cuenta con baño integrado y una zona, antes correspondiente a una terraza, integrada también en la zona de descanso. En ella se ha creado un rincón de trabajo.

En el cabecero, un mueble a medida corrido con baldas a cada lado de la cama, a modo de mesillas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor

En la entrada a la habitación, la zona de vestidor con armarios de suelo a techo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El estudio

La mesa del estudio del dormitorio principal se apoya en una de las baldas creadas entre el pilar y la pared, en la transición entre la zona de descanso del dormitorio y la terraza convertida en estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frente al estudio…

Una cómoda que hace las veces de apoyo de almacén para el escritorio o para guardar complementos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Desde el baño al dormitorio

Vista desde el baño integrado en el dormitorio principal a la habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El frente del lavabo

El frente del lavabo es doble, con mobiliario acabado en madera natural. Este baño cuenta con una ducha con mampara de cristal al ácido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio juvenil

Uno de los dormitorios, de aire juvenil, con una confortable y espaciosa zona de estudio delante del ventanal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segundo baño

El segundo baño está dividido en dos espacios: uno con frente de lavabo doble de muy poco fondo y una ducha y otro, independizado por un cerramiento en cristal al ácido con el inodoro y el bidé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De poco fondo

En esta fotografía se aprecia el poco fondo del mueble del lavabo. De esta manera el espacio queda más despejado y se ha podido crear una confortable ducha de obra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio black & white

Otro dormitorio con literas y zona de estudio. Este sistema de camas deja despejada la habitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes de la reforma…

Así era la vivienda antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina antes de la reforma

La cocina antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio antes de la reforma

Dormitorio antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes de la reforma

Antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes de la reforma

Antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes de la reforma

Antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas