Un antiguo piso rehabilitado lleno ideas modernas

La renovación de este piso madrileño ha logrado una distribución ideal para reuniones de amigos, vivir relajados y sacar partido a la luz natural.

Un antiguo piso rehabilitado
Nuria Serrano

Acogedora y cálida ya desde la puerta, esta vivienda madrileña puede presumir de una reforma planteada con estilo y mucha cabeza. Un arduo trabajo del que resultaron 92 m² aprovechados y decorados por su propietaria, Libertad Díaz, diseñadora de interiores de Ikea. Una mano sabia que se percibe tanto en la renovada distribución como en la elección de materiales. Hoy la casa nos recibe desde una amplia estancia común que engloba cocina, comedor y zona de estar, elegida para ello por su intensa luz natural. Un espacio diáfano, diseñado para disfrutar a lo grande con la familia y los amigos.

En realidad son los propios materiales los que delimitan la función de cada zona dentro del espacio común; así el suelo combina y encaja a la perfección loseta hidráulica con madera natural, igual que la pared blanca y lisa excepto en la cocina, pintada en antracita, y uno de los muros que lindan con el comedor, de ladrillo recuperado. De un vistazo queda patente
el gusto ecléctico de Libertad, la mezcla de acabados modernos con antiguos y la inclusión de piezas de anticuario. Tras las obras, el dormitorio se desplazó a la zona interior de la casa, con ventanas que dan a un patio. Potenciar la luz y lograr ambientes de mayor claridad se convirtió en una prioridad necesaria con la nueva distribución.

El interiorismo de la zona de descanso se basa ahora en colores siempre muy claros: blancos, tostados y tonos crema, que componen espacios luminosos y confortables. El cuarto de baño, también con predominio del blanco, incluye detalles de aire retro muy especiales.

Realización: Reyes Pérez

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un amplio salón luminoso

La belleza de la estructura original y su mezcla de materiales dinamiza la decoración del salón y otorga a cada pieza personalidad propia. El resultado es un ambiente confortable y lleno de vida, que invita a relajarse solo o en buena compañía.

Déjate seducir por los cojines llamativos

Tanto si lucen estampados multicolores como si se trata de modelos lisos, se convertirán en el alma de la zona de estar. Aquí estos cojines sobre el sofá blanco son el centro de atención.

Detalles con color

Predominan las tapicerías lisas en colores básicos para vestir los asientos de la zona de estar. Una elección que acoge de maravilla cojines multicolores y estampados llamativos como recurso decorativo.

Fusión perfecta

La unión de la cocina con el comedor y la zona de estar potencia la vida en común y las reuniones informales con los amigos. Es la propia barra, que alberga la placa de cocción, el elemento de conexión principal junto a la encimera volada, que se utiliza como barra de desayunos.

El comedor

Cuando se convocan reuniones informales, con largas tertulias alrededor de una copa, conviene apostar por un estilo desenfadado y cómodo. Un continuo juego de estilos y de mezclas acertadas llena de vida cada rincón de la casa. Una mesa sólida de madera y sillas dispares son una excelente propuesta junto a un menaje bonito y sencillo.

Ventanas de calidad

Además de apostar por cerramientos bonitos, es fundamental que ofrezcan un aislamiento perfecto, tanto térmico como acústico, en especial si se trata de un piso céntrico, como en este caso.

¡LLena el balcón de flores y plantas!

Aunque cuentes con poco espacio entre la puerta y la barandilla, no lo dudes, y decóralo con esmero; la vegetación refresca y embellece también de puertas adentro.

Zona de cocción

El espacio de trabajo queda bastante amplio y funcional, equipado con gaveteros y cajones de gran capacidad en la zona inferior.

Para integrarte mejor…

En el caso de espacios compartidos es importante contemplar la cocina como parte de la zona de estar, con detalles decorativos que ayuden a borrar barreras. Unos estantes volados serán soporte perfecto para ello.

Y para cocinar...

La instalación de loseta hidráulica como pavimento de la cocina marca por sí misma el límite con el comedor.

Mezclar con cabeza

La pasión por el eclecticismo queda patente en la zona del comedor, que integra en un mismo espacio elementos muy modernos, con taburetes de anticuario y una alacena antigua, procedente de una herencia familiar y recuperada por la propietaria.

Un recibidor con mensaje

Una cálida bienvenida plasmada en la pared nos recibe nada más traspasar el umbral de esta casa. Se trata de una dosis de energía positiva que, tras la reforma, se ha convertido en toda una declaración de intenciones.

Todo por el descanso

El dormitorio se pintó, vistió y decoró con los tonos más cálidos y claros de la paleta. El objetivo era conseguir un ambiente que potenciara la luz natural aportando al mismo tiempo sensación de sosiego. Algunos detalles chic decoran las paredes con divertidas propuestas.

Espacio de almacén

Contar con zonas para guardar sin agobiar el espacio fue posible al optar por un cuerpo de armario sin puertas, a modo de vestidor, que se completó con una coqueta cómoda de cajones en blanco y amarillo.

Un baño especial

El aprovechamiento del espacio y sugerentes detalles rústicos dan forma al cuarto de baño, revestido con losetas hidráulicas en azul. El lavabo volado y con repisa integrada completa con acierto este ambiente.

Cuarto de baño

Dale un aire nuevo a tu baño y apuesta por la mezcla de estilos para enriquecer su decoración. Las losetas hidráulicas en tonos azules conviven en este espacio con una funcional cabina de ducha y detalles country.

Plano y claves de la reforma
Hearst Infografía

La fusión de las zonas comunes en un mismo espacio diáfano se resolvió con éxito gracias a la elección de materiales: madera para comedor y salón, y loseta hidráulica para la cocina. Además, la ubicación del comedor queda mejor definida gracias a la pared de ladrillo recuperada.

El planteamiento de la cocina abierta define parte del proyecto; la elección de armarios blancos y solo bajos hizo posible una mejor integración. El frontal libre se revistió con azulejos blancos a modo de zócalo y pintura en color antracita hasta
el techo con estantes de madera volados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas