Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Un piso urbano, joven y flexible

Tras una reforma y un proyecto minucioso de interiorismo este piso está listo para ser disfrutado a través de una zona común —que integra salón, comedor y cocina—, dos habitaciones pequeñas pero completas y un baño.

Este piso de 55 m² es una muestra de que encontrar una casa para alquilar que sea bonita es posible. Cuando Egue y Seta recibieron este reto no lo dudaron: ¡era posible! Convertir un piso en un hogar que se adaptase a los gustos de unos futuros inquilinos, aquellos que aprecian la funcionalidad en el día a día pero también la decoración y el diseño.

Se trataba de reformar un piso sin hacer una inversión altísima y decorarlo con piezas básicas que se adaptasen a cada historia. Podría denominarse reforma low cost, aunque con acabados y un estilismo del que se puede presumir.

A Coruña for Rent es el resultado de este estudio, que ha creado un piso urbano y juvenil, con una inversión controlada para los propietarios (la familia Pérez).

Se ubica en la planta baja de un edificio, a pesar de lo cual cuenta con mucha luz (¿milagroso?).A la vivienda se accede directamente a la zona de día, un espacio común (gracias al derribo de tabiques) para el salón, la cocina y el comedor. Son los revestimientos y el mobiliario los que delimitan visualmente los ambientes. Y desde aquí se accede al área de descanso y al baño de la vivienda.

www.egueyseta.com
Estilismo, Gaila González. Fotografías, vicugo.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Continuidad visual

Al eliminar tabiques en la zona de día se ha creado un único espacio para el salón, el comedor y la cocina.

Aquí, el objetivo era la continuidad visual para ampliar la estancia. Son los revestimientos y el mobiliario los que delimitan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piedra y pintura

En el salón, en el suelo, un vinílico efecto madera de roble envejecida y en la pared el muro de piedra original. En el lado donde se apoya el módulo de los audiovisuales, un degradado en pintura.

Parqué vinílico Gerflor Insight, sofá de 3 plazas Söderhamn y sillón Holmsel, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Otra vista del espacio principal de la casa

Al fondo, la cocina. Entre el salón y este ambiente, el comedor.

La decoración del estar es sencilla pero cálida. Cuenta con las piezas suficientes para personalizar y transformar con textiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Mesa o isla?

¡Ambas! Es una mesa de comedor de madera maciza y a la vez isla. En ella se ha integrado la placa de cocción en un extremo. La campana extractora decorativa es también la lámpara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista desde la cocina

Aunque se trata de un bajo, este piso cuenta con varias ventanas en la zona común y mucha luminosidad, que ayuda a agrandar visualmente el espacio.

Aquí, vista desde la cocina hacia el estar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Suelo hidraúlico para la cocina

El suelo de la cocina delimita el espacio: un porcelánico imitación a mosaico hidráulico. Se trata de un revestimientos resistente y de fácil mantenimiento, que aporta un discreto colorido.

Pavimento de azulejo imitación baldosa hidraúlica, de Equipe. En el frente, azulejo tipo metro, de Stock Riego. La encimera es de roble natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Contraste blanco y negro

La pared de la ventana de la cocina se ha pintado con pintura de pizarra, el toque más oscuro frente al blanco predominante en el resto de paredes de la cocina y pasillo y al mobiliario total white de la zona de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal

En el dormitorio principal la pared del cabecero combina dos colores, desde un naranja hasta un gria azulado que se prolonga en el techo.

Frente a la cama, un armario ropero de frentes en color blanco.

Junto a la ventana, se ve un elemento de almacenamiento abierto para organizar y exhibir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle de la pared cabecero

El blanco predomina, pero en esta vista se ve cómo la pared en la que se apoya la cama se colorea en dos tonalidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El cuarto de baño

El cuarto de baño se ubica en una zona intermedia entre los dormitorios y el área social de la vivienda.

Los techos abuhardillados restaban amplitud. Para contrarrestar, el estudio de Egue y Seta optó por un acabado donde predominase el color blanco.

En la pared, azulejo tipo metro, de Stock Riego.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista completa del baño

El mueble del lavabo, volado, aporta ligereza. Sobre él, un espejo colgante. La mampara de cristal transparente de la ducha apenas compartimenta el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio individual con sorpresa

En la habitación individual el esquema cromático se repite, pero parte en la pared de un amarillo intenso. La cama se apoya en este frente. Junto a la cama, un par de peldaños que actúan a modo de mesilla y por los que se accede a un espacio destinado a vestidor y a zona de trabajo. Ese espacio sorpresa cuenta con luz natural. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas