Un chalé urbano colorido y resplandeciente

Con una distribución que potencia su extraordinaria claridad, cada ambiente de este chalé urbano resplandece con colores que hipnotizan y detalles que cautivan.

Este chalé adosado situado en un barrio del norte de Madrid fue un amor a primera vista para sus actuales propietarios. Luminoso y con una distribución apropiada para ellos, con su nueva decoración han sabido actualizarlo y convertirlo en una vivienda de estética impecable. Lo curioso es que siendo 100% urbana, sus interiores transmiten la grata sensación de vivir fuera de la ciudad.

Dividido en tres plantas, en la inferior se encuentran las zonas comunes, que conectan con el jardín con piscina; en la intermedia, se ubican los dos dormitorios infantiles; y en la superior, el principal; los tres con vestidores y baños en suite. Junto a esta distribución, cabe destacar la decisión acertada de dar más protagonismo a las paredes de la casa. Para el salón comedor, a dos niveles y con suelo de mármol claro, se apostó por un dueto elegante de gris azulado y blanco, con el que los ambientes ganan interés visual, al tiempo que se matiza la extraordinaria luminosidad natural.

En los dormitorios, con tarima de roble, se permitió elegir a los niños el color de sus paredes. En uno de ellos, apostaron por un azul intenso y envolvente. En el otro, por un rosa chicle, que derrocha alegría y vitalidad. Para el dormitorio principal, triunfa el blanco, un color que potencia la claridad de este espacio abuhardillado y que hace destacar aún más la presencia de una ventana con forma en ojo de buey, con perfiles y contraventanas turquesa. Por su originalidad, esta fue el punto de partida para decorar la habitación. Con buen criterio, la cama se ubicó debajo de ella, para que también fuera foco de atención. Próxima a esta zona de descanso, delante de varias ventanas, se creó un segundo ambiente, con un escritorio y un sofá, perfectos para proporcionar al dormitorio un despacho, y un estar confortable, sin tener que bajar a las zonas comunes. También desde la cama se accede, a través de un gran vano, que llega hasta el techo, a un vestidor en L que da paso, mediante una puerta corredera, al cuarto de baño, revestido en un elegante tono beis, muy natural y luminoso, que armoniza con la madera del mueble de lavabo.

Por último, cabe destacar cómo los numerosos detalles reflejan el esmero puesto en la decoración. Por ejemplo, la corona con hiedra natural da al comedor un aire fresco y evoca el cercano jardín, mientras que la colección de faroles maxi, luce sus formas desde cualquier punto del salón, e integra con total naturalidad el murete sobre el que se apoya.

INSPIRACIÓN Y BUENAS IDEAS

Las paredes de colores suman estilo. En el salón comedor, el binomio gris azulado y blanco crea un contraste sutil, que da profundidad a los ambientes y los dota de una elegancia un punto señorial.

En los dormitorios infantiles, el color se vuelve más vibrante para crear fondos alegres y vitales. La carpintería juega un papel importante en el proyecto, por su diseño y dimensiones.

En el salón, se muestra blanca y majestuosa en un cerramiento con puertas acristaladas con cuarterones. En los vestidores, gana interés visual con finas hendiduras horizontales y un lacado turquesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón con paredes gris azulado

En el salón, el estar comparte espacio con el comedor, aunque cada ambiente queda bien delimitado por un murete con pilar y un escalón. A destacar, cómo las paredes en un tono gris azulado contrastan con la claridad impoluta del pavimento de mármol, el techo y la carpintería. Cojines de los sofás, mesas de cobre y puf blanco Inglés Six, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesas auxiliares de cobre

Las mesas auxiliares, por su forma de tambor y timbal, y su acabado en cobre, son punto focal en la zona de estar, donde los sofás y las paredes crean un llamativo juego de claroscuros, que se acentúa con una alfombra de fibra teñida. El plus de estilo: faroles maxi y detalles decorativos sobre la consola.
Mesas modelo Tánger y Fez y cojines, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines con diseños rústicos y étnicos

Truco fácil. En uno de los sofás se combinan cojines en tostados y calderos, con diseños rústicos y étnicos, en armonía con la mesa Fez, de El Corte Inglés. De allí también son los cojines Emi e Inglés Caby, entre otros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón con chimenea

La chimenea se integra en el salón con un frente hecho a medida, que incluye la embocadura lisa, flanqueada por dos hornacinas para almacenar la leña. Su look contemporáneo se consigue con la combinación cromática azul-blanco, idéntica al resto del espacio. Delante de la chimenea, se creó una cálida zona de estar con dos sillones y una alfombra de lana moteada.En primer plano, manta Cassino y puf Inglés Six. Junto a la chimenea, sillones Inglés Manila y alfombra Nirvana. Sobre la repisa, jarrones de cristal y candelabros de madera. Todo, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sillón de fibra trenzada

Menaje chic. Una vitrina blanca exhibe con estilo las formas y colores de la colección de teteras y menaje de la propietaria de la casa. En primer plano, sillón de fibra trenzada Inglés Manila y cojín bordado Isabel, de El Corte Inglés

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Murete de obra con pilar

Integrar el pilar y hacerlo bien. Se acertó al proyectar en su base un murete de obra que, junto al desnivel, delimita el espacio para la zona de estar y el comedor. Pintado en color gris azulado, arropa el sofá con chaise longue, y potencia, por contraste, la tapicería de pana clara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor rústico actual con librerías blancas

Dos librerías blancas arropan el comedor, decorado con un estilo rústico actual, donde destaca una imponente mesa de madera decapada. Sobre ella, una corona con hiedra natural añade una nota de frescura y color.Mesa, sillas Casual y librería y menaje, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pavimento de mármol blanco

Máxima claridad. ¡Pero sin deslumbrar! El mármol blanco del pavimento era más que suficiente para propagar la luz natural. Por eso, el contraste con el gris azulado es tan acertado: matiza la luminosidad y al mismo tiempo realza las siluetas del mobiliario

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puertas acristaladas

La pared que separa el comedor del recibidor y la puerta que conduce al salón son acristaladas para que la entrada se llene de luz natural. Un diseño elegante, que aporta singularidad y sofisticación a los interiores.Alfombras con patrón geométrico: modelo Cella y con rayas, Allerta. Ambas, adquiridas en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mueble sin puerta con baldas

En esta cocina, que contrasta el blanco con un azul vibrante, el frente de cocción se proyectó en chaflán en un extremo de los armarios, para sacar más partido a esa esquina. Con sentido práctico, se diseñó para su costado un mueble sin puerta, con baldas. La solución certera para la parte superior: varios armarios a medida, que salvan la esquina e integran la campana extractora. Vajilla de la colección Mini Home, de El Corte Inglés. Horno, de Balay.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fregadero con un mueble que forma también chaflán

En el lado opuesto a la vitrocerámica, se instaló el fregadero en un mueble que forma también chaflán, de modo que se gana un amplio espacio para las dos cubetas. El detalle deco-chic, una alfombra de rayas en varios colores, que entona con paredes y suelo.Lavavajillas, de Whirlpool. Alfombra plástica, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil en rosa chicle

Los textiles, la lámpara de araña y la mesa tachonada encuentran en el rosa chicle de las paredes un fondo muy vivo con el que componer un ambiente personal, que fusiona piezas dispares y que tiene su elemento sorpresa colgado de la pared: ¿una tabla de surf? Sí, ¡es tendencia! Cama nido, sábanas Farfalle, colchoneta Adventure Dream con cuadros vichy y cojín Cuore a juego, cojines con borlas y alfombra; todo, de El Corte Inglés

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor en rosa

Los colores intensos son protagonistas en el vestidor y el baño infantiles. Del rosa se pasa al turquesa en los armarios empotrados y lacados del vestidor. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño

Cuarto de baño con utencilios para guardar el cepillo dental y el shampoo para manos en elgantes tonos dorados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alfombra de lana tejida a mano

Su amplitud permitió crear junto a la zona de descanso, otra de estar, con escritorio y sofá de dos plazas. Su apuesta decorativa: realzar la cama con ráfagas de color para que forme un tándem espectacular con la ventana ojo de buey, con perfiles y contraventanas en turquesa. Funda nórdica floral Lady, colcha turquesa Adoquín y alfombra Nunuvut, de lana tejida a mano, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor turquesa oscuro

El dormitorio se comunica, a través de un gran vano, con un vestidor turquesa oscuro que, a su vez, da paso al cuarto de baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puerta de baño acristalada

Carpintería turquesa. Es elemento clave en la vivienda, porque da continuidad visual a los ambientes. Aquí, la puerta acristalada del baño principal, que proporciona luz al vestidor,
es corredera para no reducir superficie útil.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño con suelo de gresite

Un tono que se repite en el cuarto de baño con una
dosis extra de brillo. En este, el vistoso suelo de gresite se prolonga en el faldón de la bañera, los muebles de obra y las paredes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil en azul

Un intenso color azul tiene un efecto envolvente en este dormitorio infantil. También lo hace más vivaz, al tiempo que destaca el cóctel de colores, que aportan la ropa de cama y la alfombra. Sábanas Bright y Farfalle de la colección Mini Home, de
El Corte Inglés. De allí también proceden los cojines verdes. La tienda de tela es de Imaginarium.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario oriental con jarrones cistalinos

Sobre un armario oriental, varios jarrones cristalinos acaparan la atención con sus destellos. Las claves de esta composición elegante y fresca: el juego de volúmenes y alturas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas de la reforma

- Las paredes de colores suman estilo. En el salón comedor, el binomio gris azulado y blanco crea un contraste sutil, que da profundidad a los ambientes y los dota de una elegancia un punto señorial. En los dormitorios infantiles, el color se vuelve más vibrante para crear fondos alegres y vitales.
- La carpintería juega un papel importante en el proyecto, por su diseño y dimensiones. En el salón, se muestra blanca y majestuosa en un cerramiento con puertas acristaladas con cuarterones. En los vestidores, gana interés visual con finas hendiduras horizontales y un lacado turquesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas