Vivienda con alma propia

La propietaria de este piso madrileño es una seguidora incondicional de las tendencias decorativas. Sus ideas, unidas a la experiencia de una interiorista profesional, cobraron forma en una vivienda con alma propia.

Nada, ni siquiera un pequeño detalle, es estándar en este piso. Antes de comprarlo, su propietaria ya sentía pasión por muebles, tejidos y tendencias decorativas. La vivienda la había adquirido sobre plano, pero al entrar en ella decidió cambiar aspectos que no la gustaban. Las obras de la reforma las encargó a Cerámica Decoración, y para empezar, sustituyó el suelo por una tarima, más cálida.

Los alicatados que la constructora había elegido para la cocina y los baños le parecieron anodinos a la propietaria, así que decidió sustituirlos por materiales que eran pura tendencia: azulejos retro blancos en la primera, piezas grises de diferente formato en el baño principal y una efectista pintura negra en el aseo. Con la estructura terminada, por fin podía dedicarse a su pasión: decorar el piso. Sin embargo tenía algunas dudas que planteó a la interiorista María López Montero. Con la ayuda de su visión profesional, le resultó sencillo distribuir muebles y crear bodegones.

Uno de los aspectos más apasionantes para la joven propietaria consistió en integrar en la decoración los muebles heredados de su familia. La interiorista María López Montero los combinó con piezas de diseño actual —como las sillas del comedor— y con complementos modernos —los cojines de estampado geométrico o la escultura abstracta en el salón, por ejemplo— para crear ambientes heterogéneos. Una original mezcla de estilos que refleja la personalidad y la pasión de quien vive en ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terraza con mesa tijera

La terraza se amuebló con una mesa de tijera y dos sillas a juego. La sencillez de su diseño se enriqueció con complementos que se suelen encontrar en el salón y el comedor, como la alfombra o el camino de mesa. Mesa y sillas, de Leroy Merlin. Camino de mesa y alfombra, de Decolab. Los cuencos azules y la hiedra se adquirieron en Jacaranda. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuencos con fruta

Solemos verla en centros decorativos de las casas de campo. ¿Por qué no usarla, también, en espacios urbanos? Coloca en cuencos variedades resistentes, como manzanas o naranjas, y además de decorar, tendrás un picoteo saludable a mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesas de espejo

La pareja de mesas -con un diseño de cubo revestido de espejo- permite trasladar la zona de tertulia hacia las butacas, el sofá o los cojines de suelo solo con desplazarlas por el salón.Mesas, de herencia familiar. Butacas grises, de Q Sofás. Sofá, de La Tejeduría de Don Ramón. Lámpara, de Decolab. Plantas y bouquet de flores, de Jacaranda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alfombra con estampado de cebra

La alfombra con estampado de cebra, los asientos -sofá y butacas- en dos tonos diferentes de gris y los llamativos cuadros añaden dinamismo al salón.
Alfombra y cesto, de Zara Home. Cuadro sobre el sofá, de Javier Ayuso. Cojines, de Zara Home, Ikea, Q Sofás y Decolab. En el cesto, plaid realizado con una tela de Güell Lamadrid. La cómoda antigua pertenecía a la familia de la dueña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojín estampado

Un toque de glamour. Lograrlo es tan sencillo como colocar un complemento con estilo. Este cojín estampado con el elegante paseo de tres modernas damas a inicios del siglo XX es un buen ejemplo; de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escultura moderna de metal

Fusión de pasado y futuro. Rompe la barrera del tiempo con una pieza moderna en un rincón clásico. Aquí, la cómoda antigua, el teléfono de baquelita y los libros con historia son el contrapunto perfecto para la escultura actual, de Onofre G. Acosta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Silla transparente

La mesa de inspiración Art Déco y los espejos, todos ellos heredados, sirvieron de base a la interiorista para organizar un comedor con piezas de diseño emblemático. Solo la silla transparente rompe el predominio de los acabados en negro y madera.
Sillas: negras Plastic, de Eames, y transparente Louis Ghost, de Philippe Starck para Kartell. La lámpara de techo es el modelo Spinning Large,
de Benjamin Hubert. Taburete, de Zara Home. Jarrones, de Decolab.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jarrones en azul y blanco

La delicadeza de la porcelana china, el refinamiento de la cerámica de Delft o la tradición de las piezas de Talavera quedarán realzados si organizas un bodegón con jarrones bicolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina en azul y blanco

La puerta con cuarterones de cristal y la ventana facilitan la iluminación natural en la cocina. Para que ningún obstáculo dificultara el paso de la luz se prescindió de cortinas, pero se eligieron cristales esmerilados, que garantizan la privacidad del interior. En la pared destacan los azulejos biselados, una tendencia actual que evoca los materiales del pasado.Muebles, de Nolte Home Studio. Azulejos blancos y suelo porcelánico, de Cerámica Decoración. El peso de diseño vintage es de Decolab. Plantas, de Jacaranda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vajilla a la vista

Menaje vistoso. Algunas vajillas son tan atractivas que es una pena desperdiciar su potencial decorativo escondiéndolas en un armario. Deja piezas a la vista y embellecerán el comedor o la cocina. Platos, de Decolab.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baldas con Pladur

Para aprovechar al máximo el espacio del dormitorio, en una de las paredes se realizaron baldas con Pladur. Con poco fondo, no recargan el espacio y tienen la medida óptima para colocar en ellas libros de ediciones de bolsillo. La inferior se prolongó en forma de L hacia la cama para que sirviera de mesilla. Cuadro, de Javier Ayuso. Colcha confeccionada con la tela estampada Henna, de la colección Balpur, de la firma Güell Lamadrid. Manta naranja y cuadrantes, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muro con pintura gris plomo

Cuando el espacio escasea, una opción consiste en suprimir el cabecero y dar protagonismo a la pared donde se apoya la cama con un revestimiento llamativo. María López Montero optó en este caso por pintura gris plomo, y añadió cojines a tono y naranjas, que añaden calidez y animan al ambiente.
Lámpara, de Ikea. Encontrarás una mesilla similar a esta en firmas como Maisons du Monde y Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ducha en tonos gris

La ducha de obra se resaltó con azulejos que simulan pequeños listelos. Revestimientos, plato, columna de ducha y mampara de cristal fijo, de Cerámica Decoración. Jarrón de cristal, de Jacaranda. Toallas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño con pared revestida

Sorpresa al abrir la puerta. ¿Tienes un aseo muy pequeño? Conviértelo en un ambiente con impacto decorativo. Reviste la pared con pintura, como aquí, o con un papel llamativo que contraste con los sanitarios. ¡Verás qué éxito!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano del piso e ideas de la reforma

Claves decorativas del salón.
- A cada lado del sofá se situó un mueble distinto: un velador con sobre de cristal y una cómoda clásica en la que se guardan los manteles de la zona de comedor, ubicada a continuación.
- Los cojines aparentan ser diferentes, pero aunque combinan formatos horizontales y verticales, todos ellos reproducen los tres colores que predominan en la lámina enmarcada: naranja, albero y azul.
- Junto a la terraza se situó una balda. Sobre ella se colocó una lámina apoyada en la pared, libros que impiden que el cuadro se caiga y portavelas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas