Esta casa era antes antes un garaje

Nadie diría que esta acogedora casa de dos pisos era antes un oscuro garaje. Altas dosis de imaginación y un presupuesto ajustado fueron los puntos de partida de una reforma original, con ideas sencillas y resultados geniales.

Una casa en Barcelona
Micasa

Cuando el presupuesto es ajustado, la imaginación se aviva. Esta máxima podría haber sido el leitmotiv de la reforma en esta vivienda. Su propietario decidió derrumbar el oscuro garaje original y levantar en el solar una casa de dos pisos. La ubicación, en el barrio barcelonés de Poble Nou, muy cerca de la playa, era un buen principio. Pero aún faltaba resolver el problema de una planta estrecha con escasa luz natural. José Luis Hausmann se enfrentó a las dificultades y las solucionó con ideas ingeniosas. Para empezar, asignó el espacio de la planta baja a una zona de estar, tres dormitorios y dos baños. Y en la primera planta ubicó un espacio diáfano con salón, comedor, cocina y terraza con jacuzzi.

El presupuesto ajustado se solventó al elegir maderas de andamio para elaborar el suelo y las puertas de la casa. Además, los sofás de las dos zonas de estar y de la terraza se realizaron de obra, y sobre ellos se colocaron colchonetas tapizadas que, cuando es necesario, sirven de cama extra. Para solucionar la posible falta de luz natural, José Luis Hausmann decidió pintar paredes y suelos en color blanco. Incluso los ladrillos de la planta baja y las vigas vistas del techo se revistieron en este tono. Con la estructura terminada, solo faltaba elegir los muebles y complementos adecuados, para evitar grandes desembolsos. Debían ser piezas escogidas —un aluvión de objetos innecesarios solo habría recargado el espacio—, funcionales y de diseño atractivo, que se ajustaran a un estilo común, para que el proyecto final resultara armónico.

Dado que la casa se encontraba cerca del mar, el propietario se decidió por una decoración que evocara la arquitectura típica del Mediterráneo, con pinceladas azules sobre paredes inmaculadas. De ahí que las puertas se pintaran en color celeste, los muebles recuperados se actualizaran en la misma gama y los complementos se eligieran en azul. Sin olvidar los detalles en fibra: las cestas de mimbre crean coquetos bodegones, mientras sombreros y bolsos de paja dan un aire rústico a los ambientes y recrean la esencia mediterránea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un oasis en la ciudad

La terraza, con un sofá de obra, un jacuzzi y césped sintético en el suelo, evoca las casas de la playa. Antes de la reforma, el local era un garaje a nivel de calle. Aunque la terraza se encuentra en el primer piso, se aisló con una valla de cañizo pintado en blanco para evitar miradas indiscretas.
Sobre el sofá, la colchoneta está confeccionada con una loneta de Filocolore, de donde también es el plaid. Cojines: lisos, en 60 x 60 cm, de Filocolore; con letras, de Ladies and Gentleman; a rayas, de La Maison; y azules, con capitoné, de Filocolore. Puf, de Ladies and Gentleman. Taburete, de La Maison. Plantas, de Jardiland. La valla de cáñamo se vende en Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De quita y pon
Micasa

Entre el sofá y la piscina, en esta terraza quedó poco espacio para circular con fluidez. ¿La solución? Elegir diseños ligeros, que se trasladan sin esfuerzo. Como el taburete, que también hace las veces de mesa auxiliar; o el cojín de suelo, que sirve de almohada y reposapiés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plantas con estilo
Micasa

Las flores pueden alegrar tu terraza, o incluso un balcón mini, fuera de tiestos de macetas. Los viejos cubos metálicos son una opción chic. Pero acuérdate de perforar la base para que drene el agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles recuperados

José Luis Hausmann rescató un viejo aparador y lo actualizó con pintura celeste, que decapó para potenciar el efecto del paso del tiempo. Sobre el fondo blanco, la pieza se convierte en el centro de todas las miradas. Los detalles, como la cesta que cuelga de un perchero antiguo o la maleta pintada en blanco, añaden encanto. De Ladies and Gentleman: butacas metálicas; puf; botella y vasos azules.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa madera centro salón

Delante del sofá de obra, una mesa de centro en madera envejecida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paredes, suelo y techo en blanco

Se pintaron en este color para multiplicar la luminosidad. Los tablones del pavimento se recuperaron de andamios y se instalaron hacia las ventanas para fomentar la sensación de profundidad.

Cómoda y espejo, recuperados por J.L. Hausmann. Lámpara de pie, de Materia. Mesa de centro, de Ladies and Gentleman. Alfombra de yute, de Filocolore. Cojín en la butaca, plaid y sombrero, de La Maison.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Complementos

Fíjate en este perchero. El cartel "Caballeros" podría corresponder al letrero de un probador masculino. El detalle, inesperado, provoca un atractivo efecto sorpresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decoración en azul y blanco

En el camarote, el ventanuco y el espejo redondo - que recuerda un ojo de buey- dan un aire náutico a la zona de estar. Destaca la puerta realizada con tablones de andamio pintados de azul, que se desplaza sobre guías sujetas a la pared.
Colchonetas del sofá confeccionadas con una tela de algodón, de Filocolore. Cojines: grandes, de Filocolore; con letras, de Ladies and Gentleman; y a rayas blancas y beis, de Materia. En la pared, composición realizada con marcos y un espejo recuperados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mensajes optimistas

Sobre tablas, láminas o enmarcados, transmiten buen ánimo al tiempo que decoran. Este significa: ten un poco de fe, todo se resolverá. En MR Wonderful encontrarás modelos similares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trucos decorativos para mayor amplitud

La zona de estar se orientó hacia el comedor y la terraza. La pared se sustituyó por un cerramiento acristalado.
Mesa de comedor diseñada por José Luis Hausmann. Sillas y lámparas redondas de techo, de Ikea. Cortinas y cojín a rayas turquesas y blancas, de Filocolore. Los cojines en tela
de saco estampados con postales y frases, son de Ladies and Gentleman.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina integrada

Los muebles, distribuidos en un único frente, se adosaron a la pared para no obstaculizar el paso hacia la terraza.
Muebles de cocina, de Ikea. Electrodomésticos, de la firma Neff. Sobre la mesa: individuales de ratán teñidos de azul y cuencos de madera, de Cado; bandeja y vasos azules, de Ladies and Gentleman. Macetas y plantas, de Jardiland.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles vintage

Si todavía conservas en casa una antigua lata de galletas o piezas del menaje de tu abuela, recupéralas. Sobre una bandeja decapada, formarán un bodegón decorativo con mucho encanto. Las tazas metálicas son de Cado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nexo de color azul
Micasa

Cuatro cortinas, que se deslizan sobre dos barras sujetas al techo, integran o aíslan el exterior a voluntad.

La decoración de la terraza se planteó como una porlongación del interior, con predominio del color blanco y notas azules.

Sobre la mesa, los individuales de color azul teñidos, las sillas y el armario bajo de la cocina dibujan un hilo conductor que continúa en el agua de la piscina y finaliza en la jardinera metálica de estilo vintage.

Jardinera, de Cado. Taburete, de La Maison.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un color diferente

Quizá nunca te has planteado incluir en la cocina un mueble con puertas en un color diferente al resto de los armarios. Pero si está integrada, un frente en el mismo tono, por ejemplo, de las sillas -como aquí- será un guiño decorativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Por los suelos

El dormitorio infantil se decoró en un estilo hippy chic, con el colchón sobre el suelo y cojines para utilizarlo a modo de sofá. Dos apliques en la pared, orientados hacia la cama y la butaquita, facilitan la lectura del pequeño propietario, cuyo nombre aparece escrito en la pared.

Letras, de La Maison. Alfombra de yute, de Materia. Cojines, ropa de cama y lámpara de techo, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una habitación con vistas

La pequeña ventana sobre la cama enmarca el cielo, como si se tratara del cuadro de un paisaje que varía en función del clima. Tanto la hoja como los perfiles se pintaron en color blanco. Al fundirse con los ladrillos de la pared, en el mismo tono, la ventana desaparece y la atención se focaliza en el cielo.

Mesillas restauradas por Hausmann. Colcha y cojines, de La Maison.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño multiplicado por dos

En la pared de la bañera se instaló un espejo. ¿Su función? El sanitario duplica su tamaño... visualmente. Además, refleja la luz natural que entra a través de la ventana, pintada en rojo. A la derecha de la bañera se aprecia el murete que se realizó detrás del inodoro para encastrar la cisterna; en la reforma se prolongó hacia el techo para abrir en él hornacinas que solucionaran el almacenaje en el cuarto de baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución

Algunas puertas de la casa se instalaron con hojas correderas. Como se deslizan en paralelo a la pared, los ambientes quedan más despejados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Distribución

En la cocina solo se colocaron dos armarios altos para no recargar el ambiente. Al tratarse de módulos blancos, igual que la campana extractora, se funden con la pared, pintada en el mismo tono, como si formaran parte de ella.

Los techos revestidos en blanco dan la sensación óptica de que la habitación tiene más altura que la real. Para potenciar ese efecto, las vigas vistas también se pintaron en el mismo color y se eligieron lámparas en la misma gama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas