Una vivienda coqueta y con personalidad

Muy despejada. El interiorismo de esta casa se desprende de lo innecesario para crear ambientes cómodos, sutiles y modernos, que presumen de estilo.

Tan apetecible y llena de vida, esta coqueta vivienda se encuentra en uno de los barrios más castizos de Madrid, La Latina. Ubicada en un edificio protegido de 1878, rehabilitado recientemente, es un pequeño tesoro que cuenta con luz a raudales gracias a los cinco ventanales, todos exteriores, que rodean la fachada. Lina Guerrero y Daniel Afonso se encargaron de la reforma. Su objetivo era conservar algunos de los elementos originales de la construcción, como las puertas y ventanas, pero actualizar el conjunto con una decoración impecable, en base a las tendencias más atractivas.

El resultado es un piso que respeta la identidad e historia del edificio y del Madrid antiguo, pero adaptado a las necesidades y estilo de vida modernos. De ahí que el interiorismo se articule con pocas piezas, para no saturar los 58 metros cuadrados con los que cuenta la vivienda, en dos estilos: piezas de diseño y otras recuperadas y restauradas. En la reforma, Lina y Daniel quisieron rentabilizar el espacio y derribaron dos de los tabiques que delimitaban la cocina y la independizaban del salón. Ahora, comparten luminosidad y ambas estancias quedan integradas en el uso diario.

Además, crearon un único dormitorio tipo suite con baño integrado y un frente de armarios, realizado a medida. Contiguo al dormitorio, al fondo del pasillo según se accede a la derecha, se ha creado un armario tipo closet, que oculta la lavadora. El interiorismo mantiene la misma línea en todos los ambientes para crear una sensación de unidad y continuidad, un efecto en el que participan los revestimientos, blanco en las paredes y parqué de madera en espiga en el suelo, similar al original. Por todo ello, apetece instalarse en este piso donde pasado y presente conviven en armonía. Sin duda, tanto la reforma, que aprovecha los escasos metros de la vivienda original, como el acertado interiorismo merecen un aplauso.

Este piso se alquila por días, semanas o meses a través de la empresa Chic Rentals (http://es.chic-rentals.com).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso a la luz

Un espacio blanco y lleno de claridad, que se refleja en las paredes y se potencia con tonalidades crudas y arenas que lo pintan todo. El mix de piezas goza de pleno acierto en un estilo que maneja las líneas modernas con sutileza y combina diseños actuales con otros trazos más clásicos sin que nada resulte estridente. Sofá, de Ikea. Alfombra, de venta en El Corte Inglés. Lámpara de techo tipo Chandelier, adquirida en un viaje. La butaca se inspira en el diseño Egg y se compró en Superestudio. Junto al sofá, mesa auxiliar, de BoConcept.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio de reunión

Una paleta de tonos sosegados cede protagonismo al juego de texturas que define el salón. ¿El hilo conductor? Una alfombra de pelo largo, los tejidos naturales de las tapicerías, la madera y algún detalle acabado en cuero. Cojines, manta y cesto, de BoConcept. Mesas de centro modelo Eclipse, de Stua, adquiridas en La Oca. Jarroncitos, de Habitat. En la pared, estrellas luminosas, de The Boxroom. Cuadros, adquiridos en La Recova. Adorno africano de plumas Juju Hat, de Camerún, comprado en El Rastro de Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Brillo interior

Cada una de las piezas que decoran este piso parece haber ocupado ese lugar siempre, como si le perteneciera. Los complementos reflejan las tendencias del momento: figuras luminosas, estampados de inspiración nórdica en los textiles y notas en cobre. Complementos, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buscar la naturalidad

La paleta cromática escogida potencia la luminosidad y crea una escena en calma. Butaca, inspirada en el modelo Egg, adquirida en Superstudio. Cesto, de BoConcept. Alfombra, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mezclar sin riesgo

Aunque de diferentes estilos y líneas, la combinación de piezas es acertada. El truco es escoger tonos similares y suaves. Cojines, de BoConcept. Sofá, de Ikea. Cuadritos, de La Recova. Lámpara tipo flexo en color negro, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Otra vista del salón

Una composición con mucha fuerza, marcada por el azul eléctrico del adorno de plumas de la pared. En la reforma se derribó el tabique que independizaba la cocina del salón para integrar estos dos espacios y ampliar la zona de paso.

Mesa auxiliar alta, de BoConcept, y baja, del estudio de interiorismo The Interiorlist. Sobre las mesas, lámpara, caja blanca y jarrón cuadrado con planta, de Habitat. Jarrón alto en color blanco, de BoConcept. Flecha de madera con luces, de The boxroom. En la pared, adorno con plumas Juju Hat, comprado en El Rastro de Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los detalles

Un mix de estilos y materiales muy acertado y que refleja las tendencias actuales. Adorno circular de plumas Juju Hat, procedente de Camerún, en El Rastro de Madrid. Estrella luminosa, de The boxroom. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La sencillez en su máxima expresión

El equilibrio entre muebles y complementos es perfecto. En esta imagen una pared desnuda se transforma de manera impecable con dos mesitas auxiliares, unos arreglos verdes y un flexo. Mesa alta, de BoConcept, y baja, de The Interiorlist.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un office de paso

Y con solera. Tanto la mesa como las sillas esconden un pasado, recuperado aquí para ser testigo a diario de las historias de quienes habitan esta casa. Dos sillas de colores diferentes acompañan una mesa de jardín francesa de principios del siglo XX; todo adquirido en El Rastro de Madrid. En la pared, testigos mudos, unos antiguos carteles publicitarios, comprados en un viaje a Suiza. Aceitera y vinagrera, de Maisons du Monde. Mantel, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lo retro convive con lo más actual.

¡Vaya que si conviven en esta casa! En todas
las estancias, a través de muebles de diseño y otras piezas recuperadas, como esta mesa de jardín con el sobre de mosaico

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina pequeña

El color blanco está presente tanto en el mobiliario como en las paredes, y contrasta con los módulos altos, terminados en negro y con frentes de espejo, un recurso deco muy efectista. En el suelo se ha mantenido la misma madera que reviste toda la casa. Mobiliario, de Gunni&Trentino. Bandeja de madera, de BoConcept.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina pensada al milímetro

Con todos los detalles, pero con los metros bien presentes: la zona de cocción cuenta con una placa de 30 cm de ancho, que deja libre más superficie de trabajo en la encimera.
Olla de cobre, tabla, cuencos de madera y delantal de colores, en Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El espejo atrapa la luz y amplía.

Un acabado inusual para un frente de cocina se utiliza como recurso para reflejar la luminosidad de la vivienda y conseguir sensación de amplitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piezas únicas en las habitaciones

El dormitorio busca la naturalidad y el confort. Con los muebles precisos, destaca el papel de la pared, de motivos geométricos e inspiración
años 50, como las mesillas de estilo danés, en madera de palisandro. Papel Hick’s Hexagon, de Cole and Son. Mesilla, adquirida en Reno. Lámpara de sobremesa, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambiente sosegado

El dormitorio se compone con piezas que crean una atmósfera relajada y apetecible, sin más ambiciones. Los neutros se mezclan con los azules con intensidad. Frente a la cama, un armario a medida, realizado por el ebanista Francisco Martínez Sevilla. Ropa de cama y cojines, de venta en Zara Home. Cabecero realizado a medida y tapizado en terciopelo beis. Cortina en color azul, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el baño

El atractivo, patente en el frente de lavabo, corre a cargo de los pequeños detalles deco. Espejo, de Maisons du Monde. Jarrones y toallas, de venta en Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la vivienda

IDEAS DE LA REFORMA

- Para rentabilizar el espacio, que la circulación resultase más fluida y evitar la compartimentación, Lina Guerrero y Daniel Afonso prescindieron de dos de los tabiques de la cocina. Ahora se abre al resto de la vivienda, gana en luminosidad natural y permite contar con un office, situado en una zona de paso.
- Con la nueva disposición de la planta de la cocina era necesario que el mobiliario resolviera
las necesidades de almacén sin saturar. La zona de trabajo se ha organizado en un único frente con módulos bajos y altos y, a continuación, un frente donde se ocultan el frigo y la despensa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas