Un sótano convertido en un luminoso apartamento

El oscuro y triste sótano de un chalé unifamiliar se ha convertido en un funcional apartamento de 70 m², ideal para acoger a parte de la familia durante las vacaciones. 

Quién iba a decir que la antigua bodega, sobria y oscura, ubicada en el sótano de este chalé de Valencia iba a convertirse en un espacio amplio, luminoso y habitable. Las artífices del milagro fueron la arquitecta Diana Quesada y la interiorista Mar Quesada, o lo que es lo mismo, el alma de Três Studio. Tal y como cuentan en su blog, www.tres-studio-blog.com, recibieron el encargo de dicha reforma como todo un reto. Un matrimonio joven con niñas pequeñas quería rehabilitar el viejo sótano de la casa donde vivían los abuelos, para pasar con ellos las vacaciones en familia y, a la vez, contar con algo más de privacidad. Ganar en luminosidad y darle un aspecto más armonioso fue el primer objetivo. 

Las necesidades de los inquilinos ocasionales pasaban por tener un espacio común que incluyera la sala de estar, el rincón de juegos, una zona de trabajo y un espacio para calentar biberones o comidas preparadas, y dos dormitorios, el principal y el de las niñas. El fuerte contraste cromático que existía hasta entonces en el sótano dio paso al blanco total que, a partir de ahora, se convertiría en el protagonista de paredes, techos, puertas y muebles. Para evitar que el ambiente quedara un tanto frío, se optó por combinarlo con madera y así aportar al conjunto un toque de calidez. Para los complementos, lámparas, textiles, etc…, se eligieron unos tonos neutros y suaves, que añaden un plus de elegancia y frescura.

Para la zona de estar se eligieron un par de sofás, una mesa de centro en forma de cubos y un mueble bajo para la televisión, customizado por Três Studio, al igual que el mueble de cocina a modo de despensa, que esconde una pequeña nevera. El diseño tiene también su hueco, como se aprecia en la mecedora, en las lámparas de pie o de techo y en las sillas del sencillo comedor. El rincón de juegos fue quizás la reforma más divertida, con ese jardín interior, que permite pintar en la pared, y la tienda de campaña diseñada por Três Studio. La falta de espacio en los dormitorios se suplió con una buena distribución. En el principal destaca el cabecero, que incluye mesillas y repisa, una falsa ventana con luz trasera y un vestidor low cost. En el de las niñas, el mobiliario se adosó a las paredes y se distribuyó para la evolución de las cunas en camas.

PRESUPUESTO DE LA REFORMA
- Albañilería 5.460, 63 €
- Fontanería 585 €
- Electricidad 2.687, 80 €
- Carpintería 10.523, 50 €
- Pintura 2.522, 06 €
- Mobiliario 13.376, 98 €
- TOTAL 35.155, 97 €

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un espacio común multifuncional

Se aprovechó la estancia principal del sótano, amplia y diáfana, que se dividió visualmente en varias zonas: sala de estar, rincón de juegos, área de trabajo y un lugar donde preparar biberones y cafés. Como el espacio era muy oscuro, se optó por pintar de blanco paredes y muebles y aligerar así el ambiente. La versión mecedora de la silla Acapulco, de Voga, es ideal para dar biberones o echarse la siesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco y madera

El marcado contraste de tonalidades que había en el sótano se unificó con tonos suaves y cálidos. Sobre una base de blanco y madera se añadieron ligeros toques de color y textura: gris, mint, rosa pastel... Para la zona de estar se eligieron unos sofás, de Vicente Navarro, muy ricos en matices, y una mesa de centro con sobre de mármol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pequeños pero decisivos retoques

Una gran idea fue customizar mueble de la tele, de Ikea, con un sobre de madera extralargo. Otra, luminar el rincón de lectura con una lámpara de pie, como esta de Kenay Home. Además, se optó por pintar el ladrillo de la pared con efecto desgastado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una mesa versátil

Entre los dos sofás se dispuso una mesa auxiliar de diseño ligero, con estructura metálica en color mint y sobre en madera de roble. Lo peculiar de este modelo es que también sirve como cesto para guardar en su interior revistas, libros, mantitas... Unas cajitas de cerámica ponen el toque deco.

Mesa auxiliar y complementos, de Três Shop.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina diferente

De una de las paredes se eliminó la antigua estantería para colocar una zona de cocina ligera, con microondas, cafetera y nevera oculta. Un mueble básico con puertas en blanco y encimera de madera, a juego con el de la televisión, resulta perfecto. Sobre él, un par de luminarias en mint.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Convertir un mueble de cocina en un baby bar

Encimera, de Três Studio. Lámparas, de Muuto (59 €/1).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de trabajo

Una mesa rústica y resistente, hecha a base de tablones de madera y patas de acero, cubre las necesidades de la familia: trabajar en ella, merendar o tomar una cena fría. Se acompañó con dos sillas Masters de Philippe Starck, en Kartell (175 € c/u) y un banco para las niñas, a juego con la mesa, diseñado por Três Studio. Lámpara , de Kartell.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Almacenamiento

Junto a la estantería, lacada en blanco, el armario empotrado pedía a gritos una reconstrucción a fondo. El paso del tiempo lo había deformado y era necesario recomponerlo. Además, para que encajara en el conjunto también se pintó de blanco y ahora, transformado en mueble multiuso, su interior sirve para guardar juguetes o material de trabajo. El look nórdico se completó con unas láminas en tonos pastel. Carpintería, de Casastar. Láminas, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jardín interior

La pared se pintó en un tono gris piedra y cobró vida con un singular mural formado por altos árboles, que llegan al techo, y una preciosa casita lacada con pintura de pizarra Rotularte, de Blatem, que hace de pizarra; además, se delimitó con un marco de madera, para evitar que las niñas pintaran fuera y manchasen la pared. ¡Todo un acierto!

El antiguo comedor dio paso a una divertida zona de juegos, requisito indispensable de esta reforma, puesto que en vacaciones las niñas dedican gran parte de su tiempo a actividades lúdicas. Se dispuso cerca del jardín y, como si de una prolongación de él se tratara, se optó por decorar la pared con un atractivo mural que les permitiera dibujar a placer. La zona se completó con una mesa y dos sillas súper coquetas en colores pastel. Y para rematar, una tienda de campaña hace las delicias de las pequeñas. Además, ésta se pliega por completo y se guarda en cualquier rincón. 

Mesita Jolly (114 €) y sillas Lou Lou Ghost infantil (87 €/1), de Kartell. Cajas de madera natural personalizadas con el letrero Toys at Home, de Boho Deco Shop. Tienda de campaña, de Três Shop. Mariposas blancas de diferentes tamaños (15 €/9) y casitas luminosas, de Kenay Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crea ambiente con luces a distintas alturas.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Personaliza las paredes

Pintar siluetas de animales para dar al dormitorio infantil un toque divertido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diseño a medida

Una pieza de madera lacada en blanco, en línea con el resto de la decoración, fue el punto de partida para hacer el cabecero a medida. Es una pieza que da continuidad al dormitorio y que incluye una repisa con iluminación indirecta, muy útil para dejar objetos sobre ella, y dos prácticas mesitas de noche con cajón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pequeño vestidor

Los dos escalones dan paso a un práctico vestidor organizado en una pared con raíles, de Ikea, para colgar la ropa. Enfrente se situó una estantería amplia para prendas dobladas o para colocar adornos y complementos. Carpintería, de Casastar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina exprés

Un sencillo mueble a medida permite disponer de una zona de cocina básica, que solo requiere enchufes. Está compuesta por un mueble con puertas y sobre customizado que, a modo de despensa, cubre las necesidades de la familia. A la vista quedan los electrodomésticos de mayor uso, y esconde una nevera en su interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil

Luminoso y alegre: las cunas se dispusieron separadas por el cambiador, todo adosado a la pared para despejar el centro. La ubicación del mobiliario cambiará según vayan creciendo las niñas y las cunas darán paso a las camas. En las paredes que albergarán los futuros cabeceros se pintó un zócalo en gris claro. Como decoración se optó por unas siluetas de animales y unos coloridos letreros de madera
con el nombre de las dos niñas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Área de trabajo

Conjunto resistente: era necesaria una mesa para trabajar, merendar o cenar en familia. Por eso, se eligió un diseño industrial, suavizado gracias al sobre de madera maciza, a juego con el banco, y unas sillas que, además de bonitas, son cómodas y resistentes, aptas para el exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de lectura

Para relajarse: en un rincón del dormitorio infantil se dejó libre un pequeño espacio de lectura, formado por unos sencillos estantes en la pared, que dan cobijo a los primeros cuentos, y una silla mecedora en la que sentarse a leer o a dar tranquilamente el pecho a la pequeña. En un futuro, este rincón albergará la cómoda, y la mecedora se ubicará entre la cama y la cuna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio de juegos

Sentadita me quedé: en la zona común se habilitó un espacio para que las pequeñas jugaran, bien en el suelo, o en unas sillas dispuestas en torno a una mesa. El conjunto, a su medida, les permitirá sentarse a pintar, leer o jugar. Y después toca recoger: un par de cajas de madera personalizadas serán de gran ayuda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su refugio interior

O exterior: esta tienda de campaña de fácil manejo resulta ideal porque se pone donde quieras; dentro, en su espacio de juegos o fuera, en el jardín, y se pliega por completo en un abrir y cerrar de ojos. Su estructura triangular va forrada de tela y en su base puedes colocar una alfombra mullida para que no tengan frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una reforma genial

El principal objetivo de la reforma, ganar luminosidad y amplitud visual, se consiguió con creces gracias a la elección del blanco en techos, paredes y mobiliario. Además, la pulcritud del acabado final aporta esa sensación de calma y tranquilidad, tan buscada en vacaciones. 

En toda reforma hay que destacar el gran trabajo de carpintería, que logra hacer realidad los diseños de los interioristas. Aquí lo intuimos en el lavado de cara del armario de la zona de trabajo y lo vemos claramente en el fantástico cabecero a medida del dormitorio principal, que cuenta con vestidor, siempre en la misma línea de continuidad. 

En cuanto al mobiliario, el estilo básico de líneas sencillas convive con muebles ideados o customizados por el propio estudio de diseño y con determinadas piezas de elegante factura (lámparas, sillas...) que aportan ese pequeño toque chic sin alterar el resultado final de este piso de declarado estilo nórdico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antigua zona de estar

Antes de la reforma, la zona de estar presentaba una decoración marcada por un fuerte contraste cromático: muebles oscuros que no hacían sino acentuar la sobriedad del viejo sótano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antiguo comedor

La decoración y mobiliario anterior no generaba dinamismo ni transmitía sensación de luminosidad y frescura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antigua estantería

En la reforma del apartamento, se optó por eliminar una de las antiguas estanterías y, en su lugar, se dispuso una zona de cocina ligera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antiguo apartamento

El color y materiales del mobiliario (sofás de cuero negro, mesa y estantería de madera de tonalidad oscura) y el revestimiento de los armarios no propiciaban un ambiente cálido. Tampoco la disposición de los sofás contribuía a la armonía del espacio. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas