Una casa del XIX rehabilitada

Con alma en el pasado y vida en el presente, el legado de esta casa se percibe como una clara invitación a refugiarse entre sus cálidos muros con un único objetivo: disfrutar de ella a tiempo completo.

Cercana a la bella localidad de L’Escala se encuentra esta peculiar vivienda cuya construcción original, del siglo XIX, fue rehabilitada por la arquitecta Gloria Durán Torrellas. La distribución y el estado original planteó retos que fueron superados gracias al empeño por respetar la estructura existente, por valorar al 100% la luz natural disponible y por la recuperación de materiales tales como las paredes de piedra, los pavimentos cerámicos antiguos y los techos con vigas vistas de madera.

Tras las obras luce una peculiar distribución, en tres plantas diáfanas, cada una de ellas abiertas a un espacio exterior. Resulta espectacular el pronunciado contraste entre los materiales originales, tan rústicos, y el moderno mobiliario con un predominio casi completo del color blanco como medio de integración y reflejo de la claridad.

Los escalones volados de madera entre plantas y la pintura blanca en algunos techos y paramentos también fueron un recurso imprescindible a la hora de crear sensación de amplitud. Otra solución arquitectónica muy destacable es la presencia de algunos —más bien pocos— tabiques abiertos que independizan las zonas más privadas de la vivienda. En la primera planta uno de estos muros sin cerrar oculta un dormitorio para invitados, mientras que en la baja, la propia cocina sirve de separación entre la zona de estar, la despensa y un coqueto aseo.

El último piso acoge un magnífico dormitorio de vistas increíbles, con un paramento en el lugar del cabecero tras el que hallamos un completo vestidor y dos cuartos de baño gemelos e independientes. El resultado final de un proyecto tan tolerante con los elementos originales es de una riqueza sorprendente, en especial, por su equilibrado contenido rústico y de diseño a partes casi iguales y por la relajante atmósfera conseguida tras el cambio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón muy cálido

Para el completo disfrute de la casa, también en invierno, el salón está equipado con una chimenea suspendida de cuidado diseño. En verano los gruesos muros de piedra aíslan en gran medida del calor. Sofá Ángelo, de Cycsa. Mesa, de Ethnicraft. Butaca Coconut, en Vitra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La chimenea

Chimenea, de Antrax, en Neocerámica. Cojines y mantas, de Materia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón con espacio para todos

Facilitar las reuniones con familia y amigos era fundamental en esta casa, diseñada para disfrutar; el amplio sofá esquinero y los numerosos asientos auxiliares acogen con comodidad las tertulias más concurridas. Sofá modelo Ángelo, de Cycsa. Mesa de centro Flat, de Ethnicraft. Alfombra y pufs de esparto, de Jordi Batlle. Ventilador, de Faro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Disfrutar del aire libre

Bajo la tradicional volta catalana que conforma el porche se ubica el comedor de verano, abierto al patio inferior revestido en madera de ipe. Llama la atención el exquisito pavimento de ladrillo recuperado y colocado en espiga. Mesa de aluminio lacada Pure, de Andreu World. Sillas, de Grupo Resol de venta en Grao.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestir la mesa

Detalles muy naturales visten la mesa acorde con el juego de texturas de la casa. Mantel, de Materia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina integrada

La cocina ocupa un frente abierto al salón. La elección del mobiliario blanco y de diseño sencillo y uniforme fue vital para integrar y equilibrar los diferentes espacios en el mismo ambiente sin tener sensación de agobio. Mobiliario de cocina, de Cocinas Àmbit. Electrodomésticos Smeg, Neff, Liebherr y Frecan. La encimera se realizó en Corian.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grandes soluciones

Debido a las dimensiones de la planta se optó por colocar el comedor junto a la zona de cocción; así hace las veces de office cada día y, en caso necesario, se puede separar para celebrar una cena más formal. Mesa modelo Nilo extensible lacada en blanco, de Andreu World. Mantel, de Materia. Velas, de House Doctor. Taburetes de madera y piel, de Graó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Belleza natural

En la estructura y los materiales antiguos recuperados reside el encanto original de la vivienda. Debido a su naturaleza, sólida y robusta, tanto la decoración como la pintura que recubre algunas zonas se eligió en blanco; un recurso frecuente en la continua apuesta por rentabilizar y potenciar la luz natural. Sofá modelo Ángelo, de la firma Cycsa. Alfombra, de Jordi Batlle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Entre plantas

Las robustas escaleras tradicionales se sustituyeron por peldaños volados de madera, muy decorativos y ligeros. Para delimitar esta zona visualmente, la piedra se sustituyó por pintura blanca en la pared que coincide con el ascenso. Velas en los peldaños, de House Doctor. Debajo de la escalera, mueble modelo Aura para televisor, de Treku

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de descanso

Los acabados en color blanco y los materiales naturales forman la decoración del dormitorio, que elude notas disonantes que rompan la armonía. Aún así la frecuente mezcla de estilos enriquece el interiorismo. Cama modelo Bel, de Treku. Funda nórdica de lino y cojines, de Filocolore y Materia. Butaca con reposapiés Agra, de Graó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un pequeño despacho

La barandilla de la escalera se remató con una plancha de acero esmaltada que hace las veces de escritorio. Una idea excelente que proporciona un rincón de trabajo sin restar espacio. Barandilla diseñada por Gloria Durán y realizada por Ferros Forjats Genis. Silla, de Graó. Mesilla antigua, de Mercantic. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño con todas las comodidades

A espaldas del dormitorio principal se ubican dos baños simétricos, cada uno con ducha, lavabos en muebles volados y espejos de pared a pared. El contraste con la piedra natural es muy enriquecedor. Lavabo y encimera hechos a medida en Corian. Grifería de Tres, en Tono Bagno. Flexo de pared Tolomeo, de Artemide. Sanitarios, Duravit. Accesorios de baño, de Pom D’or.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y detalles de la reforma

Soluciones de obra en el dormitorio - Como medio para aprovechar la ligera inclinación del techo y permitir la libre circulación de la luz natural se instaló un tabique -abierto tanto por uno de los extremos como por la parte superior- que independiza y da intimidad al vestidor y a los dos cuartos de baño simétricos.
- Siguiendo esta tendencia, la presencia de estantes volados y la instalación de cajetines junto al techo, para ocultar las diversas instalaciones, juegan un papel fundamental en la integración de los diferentes elementos. La limpieza visual del espacio es clave para lograr sensación de unidad y calma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas