Un bajo de 88 m² reformado

Con una reforma bien planteada esta antigua oficina se transformó en una original vivienda particular de 88 m², espaciosa y muy actual.

image
1 de 11
Los muebles y tapicerías del estar

se eligieron en tonos crudos para hacer el espacio más luminoso. Se completó con detalles en rojo coordinados con el color de la pared. Sofá blanco, de Moda en Casa y beis, de KA International. Mesa de mármol en Bazar. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
En el antiguo aseo

se incluyó una ducha de obra con mampara. Con esta solución, la vivienda cuenta con dos baños completos tras la reforma. El gresite, que combina varios tonos de gris, se encargó a medida en Azulejos Peña. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Uno de los tabiques del estar

se pintó en un rojo intenso con el objetivo de separar visualmente este espacio del comedor y del recibidor. Butaca con la estructura de wengué y tapicería blanca (599 x/ 99.665 pesetas en Balda). Los cojines rojos proceden de La Oca y LaDecó. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
El comedor está presidido por un original retrato

de la propietaria que su marido encargó como regalo de pedida a la pintora María García de la Riva. Para amueblar esta zona se optó por una mesa de Grupo 13y sillas de piel, de Moda en Casa. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
En el estar no quedó espacio suficiente para incluir una librería;

en su lugar se colocaron estantes en la pared para ubicar libros y fotos. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
En la cocina,

en lugar de alicatar las paredes con azulejos, se optó por pintarlas con pintura plástica en color pistacho; excepto en la zona de cocción, que se cubrió con una plancha de acero. Muebles laminados en blanco. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Al no disponer de terraza,

el espacio de la cocina se distribuyó de forma que se pudieran incluir la lavadora, un escobero y una despensa, lo que se consiguió colocando armarios hasta el techo en uno de los frentes. Gres, de Trentino. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
El dormitorio principal

se decoró con muebles sencillos reservando el color para la ropa de cama y los complementos. Colchas en tono lila y beis, de Praia. Plaid rojo, de Antennae. Mesillas de noche, de Ikea. Almohadones, de venta en LaDecó. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
A los pies de la cama

se colocó una banqueta con ruedas tapizada; muy práctica para dejar la ropa o como asiento auxiliar en el estar si vienen invitados. Banco diseñado por Sofía Zayas. Plaid, de Abaka. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
En el cuarto de baño principal

predomina el color blanco, tanto en los azulejos como en los sanitarios. En contraste, se eligió una encimera de Silestone de color rojo, con toallas a juego en el mismo color. El lavabo es de Trentino. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
PLANOS

Puntos clave de la reforma: se eliminaron los tabiques de la cocina, recibidor y pasillo para unificar las zonas comunes. Además, se renovaron los baños y las instalaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas