Un piso antiguo renovado

La distribución y los elementos arquitectónicos originales de la vivienda marcaron la decoración de esta casa clásica y acogedora.

image
1 de 10
El salón se decoró en blanco y lila.

Los elementos arquitectónicos originales del piso, como la hornacina de la pared, añaden carácter a la vivienda. Sofá, de Master Sofás. Mesa, butaca y puf, de Eva Sanz. De La Oca: cojines de lana de pelo largo, espejo, mesa auxiliar con flexo incorporado y alfombra. Revistero de cuero blanco en El Chinero. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Al salón se accede bien a través del pasillo,

decorado con estantes, bien por el despacho: éste se independiza con unas puertas correderas con cuarterones de cristal que facilitan el paso de la luz. Mesa de tijera, de Eva Sanz. Candeleros en Henar Ortiz. En la hornacina: jarras, de El Chinero. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
El despacho se decoró con esmero,

ya que los propietarios, profesionales del Derecho, querían tener una zona donde trabajar con comodidad. Escritorio de herencia familiar. De La Oca: silla y cajas. Puf de cuero en Henar Ortiz). Pie de lámpara en Eva Sanz). Pantalla y cojines, de Huerta de San Vicente. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
El comedor

Como los propietarios no querían tener un comedor tradicional, se ubicó dentro de la cocina, donde se desarrolla parte de la vida familiar. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
El comedor y la cocina comparten un mismo espacio en forma de L,

gracias a que se integró un pequeño cuarto. Mesa y sillas, de Eva Sanz. Alacena, de Ikea. Menaje, de La Oca. Carro de Huerta de S. Vicente. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
El dormitorio principal

se caracteriza por una atrevida combinación de estilos con la que se consigue una decoración original y atractiva. El sofá de herencia familiar, tapizado en capitoné de terciopelo verde, contrasta con las lámparas Babel de pergamino en Huerta de San Vicente. Boutí en Zara Home. Bolso, de Henar Ortiz. Cojines de pelo en La Oca. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
El dormitorio se amuebló

con un cabecero de madera laqueada en blanco con cuarterones de rejilla, a juego con las mesillas. Los muebles blancos resultan más ligeros que los oscuros, por lo que el dormitorio parece más amplio. De Eva Sanz: cabecero y mesillas. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
El vestidor

Una habitación se reservó para crear un vestidor, con armarios distribuidos en U y un banco para vestirse con comodidad. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
En el cuarto de baño,

se colocó un mueble alto y estrecho para aprovechar el espacio que quedaba entre la cabina de ducha y el inodoro. Mueble en Ikea. Escobillero de cerámica en La Oca. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
COLORES SOBRIOS

El color chocolate es elegante, pero puede oscurecer demasiado el ambiente. Ilumínalo con tonos claros. Éstos son de Titanlux: 528 Marfil, 527 Vainilla y 517 Pardo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas