Práctica reforma de 85 m²

Tras la reforma de este piso se consiguió ampliar el salón y crear un dormitorio con baño y vestidor. Además, se renovaron todos los revestimientos.

image
1 de 11
El estar se ubicó delante del mirador, en la zona más luminosa del salón.

Sofá de dos plazas y puf. Ambos de venta en La Continental. Mesa de centro Radius, de Habitat. Estores, de la firma Bandalux. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
En el baño, los lavabos se encastraron en una encimera de piedra caliza.

La bañera de hidromasaje se situó en un nivel superior. Sanitarios y grifería, de la firma Roca. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Vista del salón, con comedor y estar.

Éste se situó en el espacio que, antes de la reforma, ocupaba una de las habitaciones de la casa. Además, ahora el tabique en el que se apoya el sofá acoge dos puertas correderas: una para acceder al dormitorio principal y otra, al vestidor. En la pared perpendicular se realizó un vano para dejar pasar la luz hasta la cocina. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
El comedor se decoró con muebles de madera en tonalidades claras.

Mesa de roble de la colección Radius, de Habitat (850 e/141.428 ptas.). Sillas modelo Bror de Ikea, en abedul y mimbre. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
En la zona de comedor se realizó un gran armario empotrado para almacenar la colección de libros de la dueña de la casa.

Se trata de un diseño que combina puertas correderas de madera laqueada en blanco con frentes de cristal al ácido; una solución perfecta para aligerar visualmente el espacio. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
La solución

Los cubrerradiadores —diseños sencillos de líneas rectas—, se pintaron del mismo color que la pared, para que quedaran integrados en la decoración. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Las puertas originales se sustituyeron por unas correderas:

permiten aprovechar al máximo el espacio y son una buena opción para independizar o unir dos estancias contiguas. Además, cuando están abiertas, dejan pasar toda la luz del vano, lo que proporciona mayor amplitud visual. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
En la cocina se optó por una distribución lineal de los muebles.

La pared se pintó en un intenso tono rojo que contrasta con el blanco de la carpintería y con el acabado metalizado de los armarios. La propietaria no tuvo inconveniente en renunciar a parte de los metros de esta estancia para ganar un aseo. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
El dormitorio principal se decoró con muebles de estilo oriental.

El suelo se cubrió con una estera de fibra vegetal, a juego con el cabecero. Futón de madera de roble maciza y mesilla, de Futón Company. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
El dormitorio principal cuenta con su propio baño y zona de vestidor.

Para dar a todo el conjunto una visión equilibrada, se colocaron puertas idénticas en los dos ambientes. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
PLANO

Puntos clave de la reforma: el salón se amplió al unirle un cuarto anexo; se realizó un vestidor junto al dormitorio y se creó un aseo al incorporarle parte de la cocina

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas