Una reforma actual en Vizcaya

Todo ha cambiado en este piso de la costa vizcaína: su distribución es más práctica y con sus nuevos revestimientos estrena una imagen muy actual.

image
1 de 9
Las paredes del salón se revistieron con un papel pintado claro para destacar aún más las vigas de roble.

Papel de la colección Lamorna, de Osborne & Little; mesa de centro; y sofás tapizados en chenilla de color teja y con los almohadones rematados por un vivo. Todo, en Borgo Antico. Alfombra con cenefa de cuero, de Urbana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La inclinación del techo condicionó la distribución del salón;

por eso, el rincón de lectura se ubicó en la zona de menor altura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Para aprovechar mejor el espacio en el salón, el decorador diseñó un mueble bajo de Pladur.

En él destacan las puertas blancas del módulo para el televisor, con un sistema que permite esconderlas en el interior del mueble para que no obstaculicen el paso aunque estén abiertas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Vista del comedor desde el estar.

Después de la reforma ambas zonas comparten un espacio más amplio y diáfano, pero se separan visualmente mediante un murete situado detrás del sofá. Mesa y sillas de Borgo Antico. En el suelo, tarima de madera de kumaru en Bimade.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Para la cocina se eligieron revestimientos y muebles claros, ya que no hay ventanas.

Cocina de la tienda Ana Rabanal, con muebles laqueados en marfil satinado. Encimera Silestone. Campana, Bosch. Horno, de Franke.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
En este dormitorio se dio más protagonismo a una de las paredes con un papel estampado.

Los muros se cubrieron con Pladur pero, para facilitar la apertura de la ventana, en uno de ellos se dejó parte del ladrillo visto sin cubrir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Para lograr una continuidad visual

entre el baño y el dormitorio se utilizaron dos materiales distintos pero de tono similar: gres y papel japonés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
En este dormitorio se realizó un mueble muy original con placas de yeso laminado Pladur.

Todo el frente se forró con papel japonés en Borgo Antico; mientras que el interior de los dos entrantes —mesilla y repisa— se pintaron en un llamativo color chocolate.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Vista de uno de los baños revestido con baldosas cerámicas grandes.

Estas piezas, de 30 x 60 cm, se colocaron en paredes y suelo para conseguir sensación de más amplitud; y se eligieron en color blanco mate para ganar luminosidad sin deslumbrar. En contraste, el mueble de lavabo, de Ana Rabanal, es de wengué.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas