Un piso moderno, funcional y lleno de luz

Este piso cambió por completo tras una minuciosa reforma que lo ha adaptado a un estilo de vida más actual. Su mayor acierto: trasladar la cocina.

Tocaba reformar este piso madrileño, situado en una tercera planta de un edificio construido en 1970. Desde entonces, no se había realizado obra alguna. Los propietarios deseaban renovarlo para sentirse cómodos y disfrutarlo plenamente. Sabían que era necesario actualizar las instalaciones, obsoletas, y cambiar por completo la distribución para lograr una zona común amplia. Conscientes del desafío, encargaron la reforma y la decoración a la arquitecta Mª José Navarro Segura.

El primer paso fue trasladar la cocina a la zona principal de la casa, vinculándola al salón-comedor y a una bonita terraza, que ofrece las mejores vistas. De este modo, el piso se divide en dos áreas: hacia la terraza, la común, y separada de ésta por un pasillo, la privada. Con la reforma ya terminada, renace una vivienda coherente y homogénea, que combina paredes blancas, nueva carpintería en aluminio y tarima laminada en roble. En este escenario armónico se perciben mejor las soluciones aportadas por la arquitecta para hacer de la casa un espacio funcional y con estilo. A destacar, los diseños en cristal templado que han logrado una casa mucho más luminosa y alegre.

La pared que separaba la entrada y el salón, por ejemplo, se vuelve transparente. En su lugar hay una librería de metal blanco y cristal que inunda de claridad el recibidor. Con el mismo objetivo, en la pared de la zona de estar se abre un gran vano, que deja pasar el torrente de luz al pasillo.

Otra solución en cristal, que imprime un aire ultramoderno al piso, es el tabique que separa el salón-comedor de la cocina. Un diseño en DM, con una gran hoja de cristal embutida, incorpora, a modo de zócalo, un cubrerradiador king size con lamas horizontales y, a un lado, una puerta corredera de grandes dimensiones. En el área privada, la arquitecta proyectó un dormitorio principal, con baño, vestidor y despacho independientes. Como antesala a la zona de descanso sorprende un diseño volado en roble que recorre dos paredes en esquina y tiene doble función: es un mueble-tocador con dos lavamanos y un escritorio. Realizado a medida, optimiza el espacio. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón con paredes cristalinas

La luz natural que llega de la terraza al salón alcanza, tras la reforma, zonas antes oscuras, como el recibidor y el pasillo. Una original librería de cristal y metal, que sustituye a un tabique convencional, y un gran vano acristalado en la pared del sofá son clave. En el salón, sofá, cojines y alfombras, de BoConcept, y jarrones verdes y faroles blancos, de Los Peñotes. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una terraza para disfrutar

En la terraza, las plantas proceden de Casla y Los Peñotes; en la segunda también se adquirieron los muebles; complementos y alfombras, de venta en A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio diáfano

El salón y la cocina son dos espacios independientes, separados por un tabique en DM y cristal, que incorpora una puerta corredera de grandes dimensiones y un cubrerradiador king size. Este diseño de la arquitecta Mª José Navarro Segura, los conecta visualmente y hace más fluida la circulación. Sillón de cuero Butterfly, de Vinçon. Estores, de Ibersol. Carpintería, de Romventanas, con aluminio, de Technal. Suelo laminado en roble, de Quick-Step. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Profundidad visual

Sin tabiques entre la entrada y el salón, con tan solo una estantería de cristal y metal que prolonga la perspectiva desde los dos ambientes, se crea una sensación de amplitud increíble en la vivienda. Estantería, diseñada por la interiorista Mª José Navarro con vidrio de Cristalerías Muñoz. Consola, de Vinçon. Lámpara, de la firma Kartell, de venta en Oliva Iluminación. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Guiño al diseño en el comedor

El blanco es protagonista en la decoración del comedor, un ambiente que gana interés visual con el diseño de la lámpara y las sillas, y el contraste con las patas de mármol negro de la mesa. Lámpara, de Mobisa. Sillas, de Vitra. Jarrones, de BoConcept. Estantería diseñada por Mª José Navarro y realizada por Carpintería Cobeña. Radiador, de Runtal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina fresh & green

La unidad cromática en muebles y encimera proporciona máxima claridad a la cocina. A destacar, la distribución en U para optimizar el espacio y la idea tan decorativa de revestir con papel pintado y cristal el frente de trabajo. Muebles, de la firma Santos, con encimera de Silestone, de Mármol Lesmes. Cafetera, de Saeco. Papel pintado, de Casa y Campo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diseño multifunción

La península, con dos metros de longitud y equipada con gavetas en su cara interior, proporciona una superficie extra de trabajo. Pero además, el voladizo de la encimera convierte el mueble en una barra para desayunos y comidas rápidas. Con dos taburetes y una lámpara de techo es un magnífico office con vistas a la terraza. La lámpara se adquirió en Años Luz. Taburetes, de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina en blanco y acero

Frigorífico, horno y microondas se concentraron en la única pared que no se ve desde el salón. El paso entre ellos y la península tiene gran amplitud, ya que es una zona de mucho tránsito en la cocina. Electrodomésticos, de LG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio infantil

La cama y el escritorio se distribuyen en L para dejar despejado el centro de la habitación. Una librería alta y sin trasera, colocada en perpendicular a la pared, separa las dos zonas: descanso y estudio. Mobiliario y cajas, de Ikea. Lámpara de techo, de Vinçon. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño infantil

En el cuarto de baño, mueble, lavabo, grifo, espejo y cuadros también son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio con tocador

Un mueble de lavabo suspendido, con cajones sin tiradores y en roble, armoniza con la decoración del dormitorio. Se instaló aquí para lograr más amplitud en la zona de descanso. Frente a él, separado por una puerta corredera, se situó el cuarto de baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de cama

Mesillas: de espejo, de Abaka, y de madera, de El Globo. Cabecero realizado por Carpintería Cobeña. Cojines estampados, de BoConcept. Colcha, de Filocolore. Alfombra, de A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mueble funcional

El dormitorio gana un rincón de trabajo al transformarse el mueble de lavabo en un escritorio con dos amplios cajones. Mueble a medida, de Carpintería Cobeña. Grifería mural, de Porcelanosa. Lavamanos, de Gunni & Trentino. Espejo, de Cristalerías Muñoz. Flexo azul, de Filocolore. Aplique, de Años Luz. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y detalles de la reforma

Claves del dormitorio - Trasladar la cocina para aproximarla al salón-comedor y formar una gran zona común. Los tres ambientes ahora disfrutan de las vistas de la terraza y la conexión visual entre ellos es total. Un cambio tan radical y la única opción que había para adaptar la casa, construida en los años 70, a un nuevo ritmo de vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas