Un piso de 50 m² con una decoración handmade

Recoleto y luminoso, este ático —diseñado hasta el más mínimo detalle por la pareja que lo habita— refleja el universo creativo de su dueña, Adeline Klam, y su pasión por el arte japonés.

Una distribución adecuada y la sabia elección de colores, muebles y objetos decorativos transforman una casa en hogar. Valga como ejemplo este apartamento habitado por Adeline, su marido Cédric y su hijo de dos años, Ulysse. Sus 50 m² bien repartidos cuentan con un salón-comedor abierto a la cocina y un pequeño pasillo que conduce al dormitorio principal, al cuarto infantil y al baño. La condición de ático restaba altura a los techos en determinadas zonas. Para nivelarlos, colocaron listones de madera, que tratados o no, dieron al ambiente calidez. Ganar en movilidad, luz y espacio fueron los grandes retos que la pareja solucionó con éxito.

En cuanto al mobiliario, la pareja diseñó prácticos sistemas de almacenamiento, que encargaron realizar a medida, mientras que las piezas retro las hallaron en organizaciones benéficas y mercadillos. La decoración tiene el sello de Adeline, una craftlover que puso sus conocimientos de origami y su pasión por las telas y el papel japonés al servicio de su hogar y de la tienda que lleva su nombre, www.adelineklam.com. Su casa es una apuesta por la creatividad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diseño vintage en el salón

El revestimiento del techo, en madera sin tratar, aporta un toque cálido. Como mobiliario se eligió un par de butacas escandinavas y una mesa de centro, de los años 50, encontrados en el mercadillo parisino de la Porte de Vanves. Un tríptico de kimonos antiguos decora la pared del salón. Guirnaldas de confetis en papel teñido a mano, de Sophie Cuvelier. Pompones de papel japonés, de Adeline Klam.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una estantería customizada

La decoración handmade se mezcla con piezas retro halladas en anticuarios y mercadillos. Unas sencillas cajas de madera de diferentes tamaños, pintadas y forradas con papel japonés, forman la original composición mural firmada por Adeline. Colocada sobre el sofá escandinavo de dos plazas, esta construcción hace las veces de mini estantería para colocar pequeños objetos decorativos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el recibidor, un aplique forrado

En el pasillo que conduce a los dormitorios se dispuso un banco blanco que contrasta con el perchero multicolor. Sobre él destaca un aplique de pared forrado con papel japonés por la dueña de la casa; ella los customiza y los vende en su tienda parisina. Aplique mural (a partir de 59 €) y cojín, también de Adeline Klam. Bolsos, de Home Autour du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un armario en el pasillo

En una de las paredes del pasillo que lleva a los dormitorios se colocó un armario empotrado. La pared opuesta se pintó en dos tonos diferentes, de Pinturas Ressource. Calendario japonés con el Monte Fuji, pintado por el maestro del grabado nipón, Katsushika Hokusai.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mueble a medida separa la cocina del comedor

En un extremo del salón se instaló el comedor, próximo a la cocina. Un original mueble  de carpintería, diseñado por los propietarios, separa ambos espacios, multiplica el almacenamiento y deja que la luz circule libremente. Mesa, de Atelier Bulle. Sillas, de los Traperos de Emaús. Pantalla de lámpara y flores de cerezo, de Adeline Klam.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toques de color en la cocina

Los azulejos blancos de la cocina se alegraron con unas baldosas azules, típicas del metro, procedentes de un anticuario del sur de Francia. Un toque retro muy chic que casa con la colección de teteras antiguas sobre los estantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de colores en el cuarto del bebé

En el dormitorio de Ulysse, una pared combina pintura malva con papel japonés floral, elaborado con fibras de morera, que aquí se convierte en papel pintado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Armario a medida en el dormitorio

La pareja diseñó este práctico armario que, realizado por encargo, enmarca la cama de matrimonio. Sobre el friso de madera, que hace las veces de cabecero, destaca la pared pintada en un tono melocotón. La viga maestra, a la vista, se pintó de blanco, como los paneles del techo. Ropa de cama, de Livette la Suissette.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Originales mesillas

En el dormitorio principal, el blanco de paredes y muebles convive con tonos pastel que proporcionan un ambiente relajante. A ambos lados de la cama de matrimonio se dispusieron dos hornacinas pintadas en azul turquesa y forradas con papel japonés, a modo de mini mesillas de noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño y de lavado

Los azulejos blancos del cuarto de baño se han mezclado con otros en un tono verde agua, a juego con el mueble del lavabo, con cajones y hueco para la lavadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas decorativas

- El objetivo marcado por la pareja propietaria era "decorar una casa que les definiera". ¡Y lo han conseguido! Las paredes blancas, a juego con los muebles, se animan con tonos pastel o papel pintado para destacar determinadas zonas.

- En las casas pequeñas, la optimización del espacio es fundamental. Ellos lo han solventado diseñando sus propios muebles, que luego un carpintero ha hecho realidad, como la estantería que separa el salón de la cocina, el armario que rodea la cama y el estante/vitrina del dormitorio principal.

- En el mobiliario predomina el estilo retro, procedente de anticuarios, asociaciones benéficas o de los maravillosos mercadillos parisinos.  

- Respetar las estructuras originales, que ofrecen las casas antiguas, da buenos resultados. Como aquí, donde vigas y listones de madera en el techo proporcionan un ambiente cálido.

- La decoración ha corrido a cargo de Adeline, una entusiasta de las manualidades. Éstas proliferan con gusto por toda la casa: guirnaldas, pantallas
de lámparas o cojines.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas