La reforma de un piso antiguo

Sabias dosis de savoir faire y un interiorismo mimado al máximo hacen aflorar la belleza de lo antiguo en este piso, donde la estructura clásica arropa de forma singular a piezas de diseño y complementos coloniales.

El innegable encanto de las viviendas antiguas —con sus rosetones, molduras y, por supuesto, sus altos techos y generosos ventanales— suele compensar con creces las inevitables obras para la rehabilitación de sus instalaciones. Es el caso de esta bella casa ubicada en la Ciudad Condal, abierta a un luminoso patio de manzana y digna de mención por la equilibrada convivencia entre su estructura original y un mobiliario contemporáneo; obra de May Montes, de Esmo Interiorismo.

Quizá la restauración más minuciosa de todas fue la del suelo hidráulico, tan singular que se convirtió en eje decorativo de los espacios marcando con su diseño la elección de los colores y del resto de revestimientos. También la antigua distribución de la casa, con numerosas puertas de doble hoja, influyó en la organización actual del espacio, en concreto, en el salón-comedor; aquí la importancia de la libre circulación fue el motivo para adosar los ambientes a paredes enfrentadas, para dejar despejada la zona central. El fluido tránsito hacia la galería —ocupada por una zona de trabajo— ayudó a integrar este espacio, ligeramente elevado y revestido en madera, que facilita la entrada de luz a raudales. Es sin duda otro de los grandes encantos de esta vivienda.

En definitiva, priman los ambientes elegantes de aire retro en contraste con la cocina de marcado diseño. Para ella se optó por un pavimento con un acabado que imita las planchas de hierro, combinado con muebles acabados en wengué y paredes revestidas con pintura amarilla. La zona más privada de la casa, el dormitorio, destila carácter con reminiscencias barrocas suavizadas gracias al amplio ventanal y a la presencia predominante del blanco. El baño, integrado en la habitación, contrasta precisamente por su llamativa sencillez revestido con una mezcla de acero, microcemento y cerámica que le confieren un aspecto industrial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón con galería

La bella galería con cerramiento de madera -que alberga una luminosa y confortable zona de trabajo- es la principal fuente de luz del salón; para facilitar el paso de la claridad, ambos espacios se mantienen comunicados y las ventanas sin vestir. Sofá, de Vicarve. Cojines, de Cado, Coriumcasa y Filocolore. Mesitas, de Coco-Mat. Silla roja, de Ikea. Alfombra, de Francisco Cumellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Revestimientos a tono en el estar

El espectacular suelo hidráulico, original de la vivienda, gana protagonismo en contraste con las discretas alfombras en tonos neutros. En consonancia con los colores que lo componen, una de las paredes del salón se pintó en rojo inglés. Estantes realizados a medida por Esmo Interiorismo en chapa de roble teñido. Cuadros, de venta en Cado. Almohadón de suelo, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
​Acertado eclecticismo en el comedor

Una equilibrada fusión de estilos es la seña de identidad de esta vivienda, característica que destaca sobre todo en las zonas comunes. El comedor, por ejemplo, exhibe clasicismo y diseño en total armonía. Mesa de comedor y sillas tapizadas, de la firma Andreu World. Cuadro, de Cado. Lámpara de araña suministrada por Esmo Interiorismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La importancia del suelo

La magnífica estructura de este piso es el escenario perfecto para una decoración sugerente. Tanto el suelo hidráulico como las puertas de doble hoja y las elaboradas molduras de los techos se convirtieron en elementos decorativos de primer orden. Mesa de comedor y sillas, de Andreu World. Mesitas de madera, de Coco-Mat. Alfombra, de Francisco Cumellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sacar partido a la cocina

La gran altura de los techos se rentabilizó al máximo en la cocina, con módulos a medida de suelo a techo; la capacidad de almacén se duplicó, lo que permitió optar por una amplia isla central que acoge cómodamente zona de cocción y barra de desayunos. Muebles diseñados por Esmo Interiorismo. Campana, de Pando. Fregadero y grifería, de Frecan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Barra de desayunos

Taburetes a rayas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio muy bien pensado

La galería acristalada también comunica con el dormitorio principal y en esta zona se utiliza como vestidor; los amplios ventanales sin cortinas permiten el libre flujo de la luz natural. Colcha blanca , cuadrantes y cojines, de Filocolore. Manta de lana, de Zara Home. Puf redondo, de la firma Francisco Cumellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio en rojo intenso

El toque neo barroco del dormitorio principal da un resultado excelente al concentrarse en un único frente. En este entorno, con predominio casi total del color blanco, la profusión de estampados en el suelo y el papel que reviste parte de la pared dota de carácter al espacio sin recargarlo.
 Otro gran acierto en el revestimiento de papel pintado y la elección de los muebles, especialmente el cabecero, fue concebirlo como un todo en versión horizontal. La gran altura de los techos permitió contar con una gran porción de pared despejada, perfecta para pintar en un rojo oscuro liso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño singular

La integración de diversos materiales en un espacio tan reducido se consiguió al apostar por un único color: el gris. Bajo esta amplia gama de tonalidades coordina a la perfección el suelo y la pared de filita, con el muro de microcemento y la puerta revestida con planchas de acero. Lavabo y grifería, de Cerámica Flaminia. El mueble, de chapa de roble teñida, está realizado a medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas