Un piso con el encanto del pasado

La herencia sentimental y el buen gusto formaron equipo en la reforma de este piso madrileño. En él destaca la recuperación de los elementos originales en sintonía con una decoración optimista y de plena actualidad.

Cierto tono sentimental marca la historia de este céntrico piso madrileño, ubicado en un edificio de principios del siglo XX. Aún contando con una distribución muy difícil y una estructura en muy mal estado, la propietaria insistió e insistió en recuperar este hogar que antaño fuera de sus abuelos. Y tanto empeño, al final, dio magníficos frutos y gratas sorpresas, como la espectacular viguería de madera que apareció al retirar la cubierta para restaurarla y que ahora otorga al salón comedor una altura de casi 5 metros. Eso más la tarima, también original, así como las puertas, recuperadas hasta mostrar la belleza de la madera natural, fueron claves en la nueva apariencia de la casa.

La distribución de la planta, muy irregular, fue otro gran reto para el equipo de StudioBMK —responsables de la reforma—, que supieron crear un maravilloso espacio compartido por la zona de estar, el comedor y la cocina, integrada en el salón. La sensación de amplitud creció de forma evidente tras el proyecto, reforzada por la existencia de una amplia terraza unida al comedor. Como detalle especial la dueña señala la presencia de un discreto torreón al que se accede por unos peldaños, acondicionado como zona de relajación y lectura.

La cocina y los cuartos de baño merecen un punto y aparte; desde el nuevo suelo de baldosa hidráulica, un guiño a los materiales típicos de la época, hasta la elección de un mobiliario tan funcional como coqueto. En el baño principal, por ejemplo, la propietaria quiso recrear un espacio acorde con los gustos de la época de sus abuelos, con un mueble adquirido en El Rastro y restaurado por ella misma, y un precioso espejo de Murano heredado. Los dormitorios se decoraron en armonía, confortables y con detalles personales.

Realización: Cristina R. Goitia y María López Montero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estilo top

En el comedor es donde más se aprecia la evidente mezcla de estilos de la casa; aquí las vigas de madera coronan un espacio protagonizado por un espectacular espejo barroco, herencia de familia, en contraste con las sillas de diseño y la original lámpara.

Mantel y menaje, de Sandra Marques. Frutero metálico, de Decolab. Sillas Eames Plastic, de Vitra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón comedor integrado

Un medio tabique independiza la zona de estar en el salón y la separa visualmente del acceso a la vivienda. En este nuevo espacio creado tras la reforma tiene cabida un comedor, con salida directa a la terraza, y un coqueto espacio, en el denominado torreón, que es una tranquila zona de relax.

Cojines, de Zara Home, Casa Nativa y Decolab. Troncos, de Q. Sofás. Plaid, de Bharat Európolis (www.bharat79.com). Menaje, de Sandra Marques.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón muy acogedor

El tabique que independiza el estar le otorga, además, la necesaria intimidad; es ahora un espacio más acogedor y recogido con una decoración muy original. 

Cojines y mantas, de Zara Home, Casa Nativa Európolis y Bharat Európolis. Las mesitas en forma de tronco proceden de Q. Sofás. Chal de Bharat Európolis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grandes ideas

También la cocina comunica con el salón y recibe la luz natural procedente de la terraza. Aún con esta intención, se instaló un tabique corto que proporciona cierta independencia al espacio y lo oculta, en parte, a la vista. Esta nueva pared se remató con una original barra de desayunos de madera diseñada por los dueños.

Sillas Eames Plastic, de Vitra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Se lleva el dorado

Vuelven los acabados metalizados, cobre , plata, dorado... que aportan un efecto de luxe; haz un hueco a estas piezas tan especiales en tu decoración actual y verás cómo enriquecen el resultado final con sus reflejos. ¡Están de moda!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Bienvenidos!

De cara a las fiestas conviene preparar la mesa con tiempo, ver el estado de los platos e idear una deco especial, pero sencilla. Esta propuesta es perfecta, combina platos en tres colores y copas azules, lo que aporta dinamismo a la mesa. El servilletero de reno pone el toque navideño.

Vajilla, mantel, copas y camino, de Sandra Marques. Candelabro, de Decolab.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Descubre la happy deco

Juega con accesorios y complementos y pon un toque divertido en algún rincón de tu casa. Pueden ser trofeos de papel enmarcados, lámparas en forma de casita, guirnaldas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina integrada

La tarima original de la vivienda se recuperó casi en su totalidad; excepto los cuartos de baño y la cocina, donde se optó por mosaico hidráulico, emulando el revestimiento tradicional de principios de siglo XX.

Frutero, de Sandra Marques. Botellas, de Decolab.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles que marcan

En contraste con el suelo, un diseño tradicional, y los muebles y frentes de la cocina, en color blanco, resalta la pared decorada con pintura de pizarra en azul marino. Un guiño decorativo muy divertido que permite dejar volar la imaginación con simpáticas decoraciones efímeras realizadas con tiza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escalera

Crea tu rincón especial para ti y solo para ti. Destina un espacio de tu casa a lo que más te gusta: leer, escuchar música, tricotar... y considéralo tu pequeño refugio de desconexión al final del día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El cuerto de Olivia

En el dormitorio de la niña se evitaron los diseños propios de bebé; de ahí el papel liberty de la pared, los muebles blancos y la confortable butaca de diseño.

Cuna y cómoda, de Ikea. Alfombra redonda en tonos rosas, de Zara Home. Butaca Eames Lounge Chair, en cuero blanco, editada por Vitra. El saco azul es de Bebic.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cuna muy especial

Detalles infantiles sí, pero fáciles de renovar, o será necesario redecorar el cuarto en poco tiempo. Una gran idea es elegir acabados neutros para revestimientos y muebles, y animarlos luego con complementos divertidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal

La base decorativa del dormitorio principal invita a la calma con sus colores neutros, exceptuando la pintura en azul elegida para la pared del cabecero. Además, los textiles introducen también pinceladas de color; en especial la colcha, que llena de vida toda la habitación.

Manta bordada, de Bharat Európolis; alfombra pie de cama, de Zara Home. Cojines, de Casa Nativa Európolis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Navidad para el dormitorio

¿Por qué no? Nos llevamos el ambiente festivo a nuestro terreno con sutiles detalles en rojo, una estrellita bien integrada o, como en este ambiente, con unos simpáticos cojines de renos que, una vez terminadas las fiestas, podremos renovar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cuarto de baño con encanto personal

La intención en el cuarto de baño era recrear un ambiente del siglo pasado, con mosaico hidráulico en el suelo, un espejo antiguo y una peculiar cómoda restaurada como mueble de lavabo.
Botella azul y estrellas de madera pintada en blanco, de Decolab.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piezas recuperadas

El cuarto de baño se decoró con un encantador aire retro. Por eso se decidió recuperar la bañera de patas, original de los años 20. El lavabo, sobre una cómoda de herencia, se completó con un espejo de Murano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano e ideas decorativas

- La nueva zona de descanso, ubicada frente a un amplio balcón, cuenta con abundante luz natural. Para multiplicarla, las paredes del dormitorio se pintaron en blanco excepto la que corresponde al cabecero, decorada en azul oscuro, para aportar profundidad.
- El baño, integrado en el dormitorio, es muy especial. A petición de la dueña, se creó un espacio de aire clásico con sugerentes notas románticas. Juega un papel fundamental el suelo, revestido de losetas hidráulicas, propias de la época de construcción del edificio; así como las paredes, con azulejos blancos biselados. Destaca la cómoda antigua, restaurada y utilizada ahora como mueble de lavabo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas