Un piso familiar y ecléctico

Una reforma brillante sumada a una decoración ecléctica y personal dotan de carácter a este piso antiguo, que aún conserva su estructura original.

El éxito de este proyecto fue tal que dio como resultado un nuevo concepto de vivienda, a caballo entre el estilo trendy de una ciudad como Barcelona y el peso de los elementos tradicionales que atesoran los pisos con solera. Tanto es así que la responsable de la reforma, la arquitecta Kika Estarellas, de Bonba Studio, apostó por la transformación de una casa de numerosas micro habitaciones en espacios más amplios y unidos. El resultado: ambientes más luminosos que aún conservan su bella estructura original.

Son todas soluciones arquitectónicas que destacan por su ingenio y originalidad; ejemplo de ello es la creación de una única zona común, que alberga un estar muy diferente, comunicado directamente con la cocina y el comedor. Una valiosa solución que apuesta por la concepción de los tres espacios como uno solo mediante el uso de los revestimientos: un exclusivo pavimento —losetas hidráulicas antiguas restauradas—, así como de idéntica pintura en las paredes. La fusión de piezas vintage con obras de arte y ciertos muebles reciclados, algunos diseñados por Bonba Studio, y otros del más puro diseño, genera un ambiente de carácter único y gran personalidad.

Los dos dormitorios resultantes tras las obras se presentan muy espaciosos y con su propio baño; el de los niños contiguo en el pasillo y el principal en suite. Es en este último espacio encontramos de nuevo brillantes ideas que resuelven la complicada distribución, como el estor opaco que independiza el baño y permite el paso de la luz natural y total intimidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón bien decorado

La zona de estar sorprende por su curiosa mezcla de piezas: recicladas, antiguas, tradicionales, exóticas, vintage... Todo un mestizaje decorativo de genial resultado.

Mesa realizada con un radiador antiguo con ruedas y sobre de cristal, por Bonba Studio. Foco y espejo, de Mercantic. Sofá, de la firma Joquer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La zona de estar

Los bellos suelos de loseta hidráulica se quisieron mantener al descubierto y calentarlos en invierno con amplias alfombras traídas de algunos viajes. Como complemento fundamental para el salón, se realizó a medida una original librería que mantiene el orden a raya.

Estantería metálica acabada en negro y diseñada por Bonba Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una decoración personal

Son los pequeños adornos los que marcan la diferencia en cada ambiente y ponen ese sello nuestro tan valioso en nuestras casas. Unos jarrones, una figura o una foto son las claves decorativas.

Casita cerámica de la artista Esperanza Castillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles recuperados

Conserva sin dudar ese sillón de hace años tan cómodo y que tanto te gusta; si apuestas por un estilo ecléctico y bien estudiado para la zona de estar seguro que encontrarás el lugar ideal donde integrarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Viva el reciclaje!

La originalidad de algunas piezas las convierte en el eje decorativo del espacio, como sucede con esta mesa de centro realizada con un radiador antiguo, ruedas y cristal. Es única.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor en la cocina

Dado que la cocina disponía de más amplitud que la zona de estar, se decidió ubicar el comedor principal dentro de ella. Todo un acierto que aligera el salón y enriquece esta zona.

Mesa de cristal y madera, de Habitat. Lámpara de pared orientable, del diseñador Jean Prouvé para Vitra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cocina abierta al salón

La cocina y el salón se comunican mediante un gran vano sin puerta y, además, la elección de muebles y piezas decorativas en sintonía actúan como hilo conductor entre los dos ambientes. La cocina cuenta también con una zona de lavado oculta.

Sillas blancas Panton, de Vitra, y negras, modelo Hee Dining, de Hay.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Deco de vanguardia

Para incluir un detalle o, incluso, una obra de arte abstracta no es necesario vivir en una casa de diseño radical; nada más lejos de la realidad, apuesta por la mezcla y enriquecerás el ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio infantil

En la habitación de los niños fue todo un acierto optar por una bonita litera, en lugar de dos camas gemelas, ya que así queda mucho más espacio para ubicar unas mesas de estudio e, incluso,
una zona libre en el centro para jugar. 

Litera, de Habitat. Ropa de cama y almohadones, de Filocolore. Sillas de estudio, de Mercantic.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un toque vintage en el cuarto infantil

Las piezas de aire retro bien integradas marcan tendencia una temporada más. ¿Por qué no incluir alguna en la habitación de los niños? Un pupitre o una silla de las de antes pondrán una nota encantadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Color en el cuarto de los niños

Olvida los coordinados en la habitación de los niños; si ya son algo mayorcitos preferirán colores alejados de los tonos pastel y almohadones de estampados divertidos y variados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio principal

La estructura original del dormitorio acoge de maravilla detalles tan singulares como las fotografías tratadas que decoran la zona
del cabecero o las lamparitas colgantes que iluminan las mesillas. Un contraste espectacular.

Fotografías tratadas, lámparas y mesillas de noche de madera de roble, diseñadas por Bonba Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Accesorios que decoran

Los detalles son muy importantes como complemento final de un espacio. En este dormitorio, por ejemplo, una puerta de armario reciclada, pintada y convertida en espejo, pone un toque muy especial y personal a los pies de la cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ventanas que potencian la luz

Los preciosos ventanales de cuarterones de cristal y madera pintada se conservaron aunque mejorados, con cristales al ácido en la parte inferior que garantizan la privacidad del baño. Aún así, se instalaron varios estores blancos que, además de difuminar la luz, actualizan el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño integrado

La antigua terraza de la vivienda queda integrada en el dormitorio tras la reforma. Este nuevo espacio es idóneo para ubicar un cuarto de baño completo con un gran vano en lugar de puerta -equipado con un estor opaco- que permite el paso de la luz. 

Escritorio lacado, de Ikea. Silla Hee Dining, de Hay, de venta en La Oca. Flexo rojo, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la casa e ideas de la reforma

Reubicar espacios

- Tras la reforma, el dormitorio principal se ubicó donde antes se encontraba el salón con el fin de ganar metros; esto permitió incluir un cuarto de baño y un vestidor.
- En la terraza cerrada se situó el cuarto de baño; destaca la amplia galería acristalada con la carpintería original de la época. El vano que antes acogía una gran puerta corredera hoy se mantiene abierto para permitir el paso de la luz hasta la zona de descanso aunque, para independizarlo en los ciertos momentos, se instaló un práctico estor blanco translúcido que cubre el vano.
- El amplio espacio disponible también posibilitó la integración de una generosa zona de vestidor dentro del dormitorio. ¡Todo un lujo de habitación!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas