Un piso reformado de forma actual

De las obras de este piso madrileño resultó una vivienda de carácter diáfano, con la cocina como eje central, luz a raudales y una sofisticada decoración para deleite de sus propietarios.

Situada en el madrileño barrio de Chamartín se encuentra esta vivienda de 115 m2, en origen oscura y compartimentada. A pesar de contar con una distribución tan complicada, sus actuales dueños supieron ver más allá y adivinar las maravillosas posibilidades de este espacio. Lograrlo por sí solos no les pareció viable, por ello se pusieron en manos de profesionales a los que propusieron una reforma profunda y una decoración funcional. La decoradora Leticia Basail y el arquitecto Sergio Olazábal, ambos del estudio 2arquitectos, junto a Manuel Zea, formaron un excelente equipo para hacer realidad sus peticiones. El resultado es una casa familiar que cuenta con amplias zonas comunes diáfanas.

Quizá uno de los objetivos primordiales para los propietarios fuera la búsqueda de la luz natural, tan escasa en origen, así como gozar de sensación de amplitud nada más cruzar el umbral. Ambos sueños se cumplieron al derribar todos los tabiques y concentrar cocina y baños en el eje central de la casa. Recursos tan importantes como independizar la zona de cocción con puertas correderas de cristal, o apostar por una decoración general en blanco, sin artificios, ayudaron a percibir el espacio más amplio y a favorecer la difusión de la luz.

Los dormitorios se redujeron a los estrictamente necesarios para la familia, es decir dos: uno para el matrimonio y otro infantil. Cada espacio cuenta con su propio cuarto de baño completo dentro de la habitación y grandes zonas de almacén. En el principal, además, se realizó un práctico vestidor mientras que el de los niños dispone de un amplio armario empotrado además de una gran estantería abierta para almacenar todos los juguetes, cuentos y complementos. Los colores elegidos para ambos ambientes son muy claros, grises y blancos en su mayoría, y con algún que otro toque de color. Arropados por suelos de cálida madera de roble, el resultado es muy luminoso sin parecer frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estar

Una decoración de elementos justos y ausencia de piezas de gran altura fue clave en la zona de estar para que la luz ganara presencia. Por este motivo se equipó con un solo sofá con chaise longue, una mesa de centro bajita y una mecedora de diseño. Sofá California, de Talmar. Cojines, de Kifil y Zara Home. Alfombra, de KP. Mesa de centro realizada por 2arquitectos. Cuadros, de Brocar. Mecedora RAR, diseño de Charles & Ray Eames, adquirida en Vitra. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el recibidor

Fue la propia decoración la que delimitó la zona correspondiente al recibidor ya que, por la ausencia de puertas, este espacio se abre directamente al salón. Cómoda, de Maisons du Monde. Jarrón, de Sia. Copas, de Hanbel. Grabados de Chillida enmarcados en Bazar. La silla de Le Corbusier en piel de vaca es un recuerdo de familia. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grandes soluciones de la reforma

Una de las antiguas habitaciones alberga en la actualidad un amplio y luminoso comedor. Al eliminar los muros queda prácticamente unido al salón, excepto un medio tabique junto al que se creó una zona de trabajo. Mesa, de La Oca. Sillas Wire Chair DKR de los Eames, en Vitra. Lámpara de araña, de Carrillo. Mesa de trabajo de cristal y estantería, diseñadas por 2arquitectos. Taburete y estores, de Ikea. Alfombra de lana, de KP. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tabique y puerta de cristal para la cocina

La falta de ventanas en la nueva ubicación de la cocina llevó al arquitecto a crear un tabique de cristal con puerta corredera del mismo material sobre guías de acero. La entrada de luz natural está asegurada con esta solución sin perder la independencia necesaria para evitar la salida de humos y el olor mientras se cocina. Puerta diseñada por 2arquitectos.
PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina bien distribuida

La planta cuadrada de la cocina se equipó con muebles acabados en blanco y un revestimiento de pizarra negra que delimita visualmente este espacio. Puerta diseñada por 2arquitectos. Muebles realizados por Knib y diseñados por la decoradora. Electrodomésticos, de Bosch y Pando, adquiridos en El Corte Inglés.
PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Barra de desayunos... y almuerzos

A falta de espacio para un comedor de diario se prolongó la encimera de Silestone a modo de barra para desayunos y comidas informales. Taburete modelo Catifa, de Arper para Simsum. Carrito, de Habitat. Botellero de pared, de Ikea. Menaje, de Pórtico, Becara, Living in London y Zara Home.
PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio infantil

Los niños, grandes protagonistas en la vida familiar, cuentan con un ambiente muy especial en la vivienda. Además de zona de descanso disfrutan de espacio para jugar, mucho sitio para sus juguetes y un cuarto de baño dentro de su habitación. Alfombra, vajilla, flexo, cuadros de vaca y de mariposas; todo, de Ikea. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Eclecticismo infantil

El alegre dinamismo que se respira en la habitación de los niños se consiguió al apostar por una cuidada mezcla de estampados y colores. La flores de la funda nórdica contrastan sin desentonar con las rayas horizontales de la pared y los detalles en color rojo y verde pálido. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decoración infantil

Cama y funda nórdica estampada, de Ikea. Almohadones, de Zara Home y Textura. Estantería en cuadrícula, de Ikea, personalizada por la decoradora con pintura, de Farrow & Ball. Cajas, de Papelmanía. Cesta, de El Globo Muebles. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio para descansar

Un impresionante cabecero de suelo a techo, en piel vuelta y con tapizado capitoné, preside el dormitorio. Por eso, el resto de la decoración se eligió sosegada, con discretos toques de color. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesillas recuperadas

Cabecero diseñado por Leticia Basail. Mesillas, de Milenio. Ropa de cama, de Textura y Zara Home. Flexo y cuadro, de Nave del Arte. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño coordinado

A través del vestidor se accede a este cuarto de baño completo, decorado en los mismos colores del dormitorio y equipado con un sencillo mueble con dos estantes volados. La pared se pintó en gris claro a juego con el suelo. Mueble diseñado por 2arquitectos. Sanitarios, de Roca. Griferías, de Grohe. Cesto y espejo de aumento, de Ikea. Caja forrada, de Pórtico. Toallas y alfombra de baño, de Zara Home. Jarrón, de El Globo Muebles. PLANO >

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PLANO E IDEAS DE LA REFORMA

- Una de las grandes soluciones de la reforma fue ubicar la cocina en la zona central de la casa junto a los cuartos de baño y el aseo. Esta nueva distribución permitió crear numerosos espacios de almacén tanto dentro de la cocina como fuera. Los nuevos tabiques ahora sirven de apoyo a varios armarios empotrados que lindan con el dormitorio infantil, el recibidor y el salón.
- Como refuerzo para potenciar la luminosidad en la cocina se eligieron muebles altos y bajos acabados en blanco de alto brillo y las paredes pintadas en este mismo color. El suelo, de pizarra negra, y la encimera de Silestone son excelentes recursos para crear sensación de profundidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas