Un piso amplio lleno de diseño

Tras una reforma integral, que renueva y mejora, las estancias de este piso ganan en amplitud y los espacios se suceden con ideas estilosas. Los caprichos deco y los elementos restaurados cuentan su historia.  

Espacios abiertos y cómodos; en la reforma de este antiguo piso madrileño, situado junto al Parque del Retiro, se dejaron vistos algunos elementos originales, se restauraron otros y, como contrapunto, se incluyeron notas más actuales. El conjunto resulta armonioso. De una vivienda de planta alargada con estancias compartimentadas y un exceso de tabiques, la arquitecta Blanca San Martín reorganizó los 105 m2 en una zona común que comparten cocina, salón, comedor y despacho; un recibidor, pasillo distribuidor, dos habitaciones y dos baños. De la decoración y elección de cada una de las piezas del mobiliario, un mix de diseño, se han encargado los propietarios.

Para una mayor funcionalidad, salón, comedor y cocina se suceden en la zona común de la casa, donde se comparte la vida a diario, y en ocasiones especiales, con amigos y familiares. Se ha ubicado en la fachada exterior del inmueble, bañada por la luz natural, en el extremo opuesto al recibidor. El resto de espacios se suceden hasta llegar a la entrada. La arquitecta diseñó una pared en ángulo en uno de los dormitorios para que el recibidor ganase en amplitud y evitar así la sensación de tubo en el acceso al piso. A través de un pasillo distribuidor, que desemboca en el salón, se organizan los dormitorios y el aseo.

El dormitorio principal se ha concebido como una suite amplia, con un frente de armarios y un baño integrado, que cuenta con dos lavabos, una ducha y el inodoro, independizado en una cabina de cristal. Soluciones distributivas y acabados actuales en un piso que, en cuanto a la decoración se refiere, destaca por su colección de piezas icónicas del diseño del pasado siglo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Punto de encuentro

La zona de estar hace gala de la mezcla de estilos: sofá de dos plazas, sillas en acero, sillones con estructura de madera, un puf, dos mesas auxiliares en cristal y acero, mesa de centro en cristal y alfombra con print animal.

Mesa, puf, candelabro y jarrón, de BoConcept. Sobre un reposabrazos del sofá, obra de la artista plástica Isabella Faraone. Alfombra, de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasado y presente

La mezcla de objetos de diferentes épocas y estilos surte efecto. Las piezas cuentan historias y añaden un plus decorativo. La pareja de butacas vintage, con estructura de madera, proviene de un flea market de Copenague. Cojín amarillo, de Habitat. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una entrada triunfal

Un espacio angosto se ha solucionado con un mueble ligero. A cambio, la luz natural lo inunda todo. Consola, de Habitat. Espejo, de Villa Victoria. La damajuana se ha convertido en una lámpara de mesa handmade

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambientes que se prolongan

Sin barreras visuales ni arquitectónicas. El comedor se ubica cerca de la cocina y delante de un ventanal -original de la vivienda y restaurado en la reforma-, por el que se accede a un balcón; desde él es un privilegio ver cobrar vida a la ciudad cada mañana. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mesa puesta

Un buen menú se merece un menaje y una cristalería gourmet. Mantel y camino, de Habitat. Cubertería de plata antigua Marly, de Christofle.
Copas, de la firma Country Home Santa Fe. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Si a la unidad!

El suelo de madera de roble, de Grato Parquet, unifica toda la vivienda. Solo se sustituye por un gres en el baño principal. Fotografías en blanco y negro, realizadas por María Parrado, y superpuestas sobre una contraventana antigua. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La terraza

Mesa y sillas en hierro y madera, de Ikea. Cojines, de Zara Home. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡A trabajar!

Un pilar visto, que fue necesario respetar en la reforma, se utiliza para delimitar el espacio del rincón del trabajo. Un tablero sobre borriquetas encaja entre la columna y la pared.

En paralelo, en dos estanterías metálicas industriales se organizan libros y otros elementos, algunos de ellos de especial valor para los propietarios. 

Sofá, cojines de terciopelo azul y flexo, de BoConcept. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hora de comer

Una de las premisas de la reforma fue conseguir una distribución funcional, más cómoda y muy actual, donde fluyera la luz y con áreas comunes interconectadas. Una barra delimita la cocina y actúa como pasaplatos hacia el comedor, decorado solo con una mesa, sillas y una lámpara.

La mesa es un diseño de exterior recuperado. Sillas, en Superstudio. La alfombra de fibra natural está realizada por artesanos murcianos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina total white

Diseñada por la arquitecta y fabricada por Muebles Ojeda, en melamina en blanco mate con tiradores integrados en aluminio y encimera de 3 cm de grosor, que vuela en un lateral a modo de barra de desayunos. 

Electrodomésticos, de Siemens. Sobre la encimera, de Corian, bandejas, botes rojos para especias y paños de cocina, de Habitat.

Taburetes de madera, regulables en altura, de Ikea. Sobre el radiador, de hierro fundido pintado en gris, reloj de pared Real Wall Clock, de Zelco. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los detalles

El frente que separa la zona de trabajo del comedor, de un ancho especial, acoge varios módulos bajos con puertas en ambas caras: armarios y gavetas en la cocina y aparador de menor fondo con apertura desde el comedor. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

En el área de la cocina se mantuvo el suelo original de losetas hidráulicas. Junto a la campana extractora, dos lámparas Tolomeo, de la firma Artemide.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy in: menos es más

El dormitorio goza de la frescura que le conceden un mobiliario ligero y básico y la luz natural. Una mezcla prudente -blanco y madera- y muy armónica -una sintonía de neutros de base con pinceladas en color- personaliza la suite.  

Cojines, de Zara Home y de BoConcept, como la alfombra, la escalera en madera y la manta rosa. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Soluciones prácticas

Cuando la mesilla es de reducidas dimensiones, opta por una lámpara colgante o de pared para dejar la superficie despejada. Interruptores en color aluminio, de la marca alemana Gira. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sin puertas

El dormitorio cuenta con un amplio armario empotrado con interiores a medida y puertas en madera lacada en blanco. 

El galán de noche y el taburete de piel provienen de anticuarios. En el baño: sanitarios, de Roca. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles

Desde aquí se accede al baño y entre ambos ambientes se ubica el inodoro en una cabina de cristal translúcido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La madera de roble del mueble de los lavabos matiza el efecto cemento de los revestimientos. En la pared, un mueble con las puertas de espejo. Todo, realizado a medida. 

Grifería serie Cuadro, de la firma Tres Grifería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En blanco y madera

En el baño de invitados, además de la ducha,
el inodoro y el mueble del lavabo, se ha
ganado un espacio para un armario -ubicado frente al lavabo- que oculta la lavadora, la secadora y el calentador.

Todas las paredes se han revestido con un gresite de vidrio hexagonal en blanco mate, de la firma Keops. 

Accesorios en madera natural y toallas verdes, de Habitat. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rentabilizar el espacio

En la reforma se proyectaron numerosas soluciones de almacén. En el baño de invitados, detrás de la puerta de entrada, un armario oculta
la lavadora, la secadora y el calentador. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El proyecto de iluminación

- En esta casa se ha cuidado la elección de cada punto de luz. Los techos originales, de cerca de 3 metros de altura, se han bajado 10 cm para empotrar lámparas halógenas, concretamente, el modelo Cardan, de venta en Lámparas Oliva. 

- Se han construido fosas de iluminación indirecta con tiras de LED en el techo del salón, del recibidor y del pasillo, donde también se han instalado focos de pared. Alrededor de la columna del salón se han empotrado focos redondos en el suelo.

- En el baño principal el objetivo era crear una ambiente íntimo con luz indirecta. Para ello se han colocado tiras de LED en el perímetro del espejo de pared y debajo del mueble de los lavabos. En el techo, tiras empotradas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas