Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Final feliz para una casa de 1925

Un proyecto interesante para cualquier arquitecto: una casa construida en 1925 sin reforma posterior alguna. Instalaciones, materiales, distribución… ¡todo nuevo! Y una lección de estilo: su decoración retro-modern.

Casa de 1925  rehabilitda
Micasa

La rehabilitación de esta casa unifamiliar de dos plantas, ubicada en Madrid, ha conseguido transformarla por dentro y por fuera. Del proyecto se encargaron Sergio Olazábal y Manuel Zea, del estudio 2Arquitectos, y de la construcción, Gescon. Eliminar los anchos muros de carga interiores y reducirlos a dos pilares, para lograr una planta diáfana, cambió por completo la percepción espacial; porque se ganó superficie real, se logró más sensación de amplitud y, además, dio origen a una distribución funcional, acorde con las necesidades de los propietarios, una pareja dedicada al mundo del diseño. A este aspecto clave se suma otro fundamental: abrir la fachada posterior completamente, con un gran acristalamiento corredero.

Se perseguía un doble objetivo: aumentar de forma extraordinaria la luminosidad en la planta baja y recuperar un patio sin uso, abandonado. Para ello, su suelo se elevó hasta quedar a la misma altura del resto de la casa; se acondicionó y se decoró para que fuera un ambiente más de la vivienda. Ahora, las puertas de grandes dimensiones hacen tan fluida la circulación entre interior y exterior, que el patio es el salón durante la temporada estival. En esta planta baja, tan renovada, también destaca un mueble blanco, de más de 5 m. A primera vista es una isla de cocina —equipada con placa de cocción, fregadero y amplia encimera— que se prolonga en una mesa de comedor. Pero una mirada más atenta revela que es, además, un elemento clave en la distribución.

Se trata de un diseño perfecto para separar ambientes, pero también para caldear el espacio, ya que lleva adosado un radiador mural. Mientras se cocina, desde aquí se mantiene contacto visual con las dos zonas de estar del salón y el patio. En paralelo con esta isla hay un frente con varias puertas lisas: detrás de una de ellas se encuentra el aseo, y de las otras, la lavadora-secadora y el frigorífico. A continuación, se ubicó un armario escalonado, ya que se realizó a medida debajo del primer tramo de la nueva escalera de peldaños de acero.

En la primera planta, las cuatro habitaciones originales, pequeñas, se convirtieron en tres más amplias. Lo mejor del dormitorio principal tipo suite, con vestidor y cuarto de baño integrados, es que se beneficia de la luminosidad que proporcionan las ventanas de las dos fachadas. Su baño, bien distribuido, mantiene la estética del resto de la casa: blanco y gris microcemento.

1 de 14
Entrada a la vivienda

La rehabilitación de esta casa unifamiliar de dos plantas, ubicada en Madrid, ha conseguido transformarla por dentro y por fuera. Del proyecto se encargaron Sergio Olazábal y Manuel Zea, del estudio 2Arquitectos, y de la construcción, Gescon.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Exterior renovado

Con dos grandes puertas acristaladas y un pavimento de piedra blanca, el patio de la casa se convirtió en un ambiente más del salón. La decoración, fresh style: muebles clásicos, piezas de diseño y plantas. Taburetes, tazas y alfombra, de Zara Home. Cojines, de Filocolore. Teteras y jarrón, de Better and Best. Los muebles, retro y de diseño clásico, se adquirieron en un rastrillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Casa de 1925  rehabilitda
Micasa
Plus de color en el salón

Los cojines, con su intenso cromatismo, y los jarrones tan originales animan la decoración del estar; un ambiente apacible en el que predominan los tonos grises de la tapicería del sofá y del pavimento hidráulico. Sofá y mesa de centro, de Batavia. Cojines, de Filocolore. Jarrones, de Non Vacui; dos de ellos se colocaron en un bául antiguo, recuperado, con sobre de cristal

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Decoración con estilo actual

Con una mesa alta y dos taburetes, el salón se convierte en un ambiente multifunción, ya que se puede utilizar como barra para desayunos y comidas o como rincón de trabajo. Mesa encargada a medida a La Favlt. Taburetes Catifa, de la firma Arper. Estantería blanca, de Batavia. Ventanal en aluminio, de Cortizo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Planta diáfana

La clave en la distribución es la isla multifunción, diseñada ad hoc. Equipada con área de cocción y fregadero, se prolonga en una mesa de comedor, con menos altura, y se integra en la decoración mimetizada con las paredes, también en blanco. Detrás, la puerta de acceso a la vivienda. Cocina, de la firma Baco. Jarrones, de Non Vacui. Cazuelas, de Better and Best. El radiador es de Runtal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Comedor moderno y retro

En el comedor se refleja la esencia del proyecto de reforma y la decoración. La arquitectura moderna, los diseños depurados de la escalera de acero y la mesa coexisten con el pavimento hidráulico original y las sillas de origen danés, un clásico del siglo pasado. A destacar: en el primer tramo de la escalera se ha realizado un armario, para sacar más partido al espacio. Sillas de diseño danés, de Batavia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Diseño funcional en la cocina

Abierta al salón, la cocina es un ambiente impecable y armónico con el resto de la decoración. Un gran acierto: unificar con el blanco el área de trabajo y un frente con puertas, que ocultan algunos electrodomésticos. Cocina, de la firma Baco. Campana, de Pando. Radiador, de Runtal. Taburete, tazas azules y alfombra, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
Paso al aseo

En la pared, a la derecha de los interruptores, la corredera del aseo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Un aseo mini

Su acceso se realiza a través de una puerta corredera que, cerrada, pasa inadvertida por su frente liso y su color. En su interior, el mismo dúo blanco y gris microcemento del salón y lo imprescindible: un lavabo mini, y frente a él, un inodoro. Frutero rojo, de Ikea. Encimera curvada, de piedra acrílica Hi-Macs, diseñada por 2Arquitectos y realizada por la constructora Gescon.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Dormitorio con tres ambientes

El dormitorio, proyectado como una suite, tiene una planta rectangular diáfana y una distribución funcional. Cojines y manta, de Filocolore. Robot Calabot, de la marca Calafant, de cartón y articulado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Vestidor

La cama y el cuarto de baño se separan con una zona de paso amplia, convertida en vestidor con varios armarios empotrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Cabecero chic

La decoración mural, realizada en un material plástico coloreado, da un aire coqueto al dormitorio. A su lado, un rincón con mucho estilo, ultrafemenino, decorado con diseños de origen diverso: el tocador es nórdico, de los años 50, y el taburete diábolo, indonesio. Tocador danés, con espejo abatible y tres cajones, realizado en roble, y taburete; ambos, de Batavia. Tocados, de L.A. Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Un cuarto de baño con sentido práctico

El espejo de gran formato refleja la distribución óptima del baño, con paredes y solado de microcemento. Dos cabinas, para inodoro y ducha, separadas por cristal translúcido y con acceso mediante puerta corredera. Frente a ellas, una encimera volada, con dos lavabos, todo en una única pieza. Encimera completa, diseñada por 2Arquitectos, realizada por la constructora Gescon, en Hi-Macs, una piedra acrílica maleable, sin juntas visibles. Neceser, de Sir Rondo’s.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Plano y detalles de la reforma

- La zona de estar, en tonos serenos, gana inter visual con el color y el dise de los complementos.
- Fusión de materiales. Lo nuevo: microcemento y carpintería blanca. Lo retro chic: la baldosa hidráulica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas