Una casa con vida interior

Tras una reforma completa, este piso madrileño renace con una decoración depurada y sosegada que lo caracteriza.

Situada en una calle del madrileño barrio de los Austrias, en esta vivienda el principal criterio decorativo fue la creación de ambientes sencillos y sosegados con piezas básicas, que ganan en presencia de lámparas de diseño y complementos personales. El estudio MA+uno interiorismo se encargó de la reforma integral de este piso con el objetivo de multiplicar los metros y potenciar la sensación de amplitud, que concede de forma generosa la altura excepcional de los techos.

Los espacios originales, desaprovechados y muy compartimentados, dieron paso a ambientes espaciosos y con mucha luz, al eliminar pasillos y distribuidores. Ahora, cada estancia se comunica con la siguiente de manera directa, prácticamente sin puertas, salvo las que conducen a los dormitorios. La zona común es un ejemplo claro de continuidad desde el recibidor, integrado en la cocina, ésta distribuida en dos frentes con el comedor en el centro y, todo ello, abierto al estar por un vano de obra. Solo la zona de descanso se mantiene en otro plano, para preservar la intimidad de los dormitorios y del baño. ¿Sacar partido al espacio? El estudio de interiorismo ideó una original solución distributiva: en el pasillo hacia el dormitorio principal se reparte el baño en dos zonas: lavabo y bañera.

En cuanto a colores y acabados, la pauta predominante es la neutralidad en los tonos de paredes y techos, acompañada por la calidez que aporta la tarima de cerezo del suelo. Lámparas de autor elevan el nivel de un interiorismo basado en la mezcla de piezas de diseño ecléctico, que ceden todo el protagonismo a los complementos y los textiles escogidos.

MA+uno Arquitectura de Interiores
 Tel.: 619 380 784
 kellymasuno@gmail.com 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En el salón, una decoración muy personal

Sobre los sofás se han instalado estantes corridos, en una composición simétrica y muy organizada en color blanco, para almacenar libros y exhibir recuerdos personales y muchas fotografías familiares. En el rincón, lámpara de pie Parentesi, diseño de Achille Castiglioni para Flos, de venta en Años Luz. Mesa auxiliar negra, de BoConcept. Sobre la mesa, jarrón alto de BoConcept; de color naranja, de Decorliving y de cristal, de La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Oda a los detalles

La elección de los complementos decorativos se realizó con esmero para que nada rompiera la sensación de continuidad, perseguida en este proyecto. El resultado: un interiorismo ligero, repleto de matices particulares. Letra de corcho, de BoConcept. Jarrones y candelabros en forma de ramas, de venta en Sia.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón para compartir

Se organizó delante de los ventanales. El blanco predominante en paredes y tapicerías refleja la luz natural y multiplica la sensación de amplitud. La funcionalidad de este ambiente reside en la elección y distribución del mobiliario: un par de sofás enfrentados y varias mesas auxiliares, que se adaptan al espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Continuidad de espacios

Una columna de obra divide en dos el gran vano que comunica salón, cocina y comedor. La interiorista ha querido dar protagonismo a este elemento arquitectónico al colocar sobre él una librería de pie. Una gran alfombra en rojo llena de vida un salón donde predominan los tonos neutros. Alfombra de pelo largo, de Ikea. Estantería vertical, de La Oca. Sofás, de Sancal. Cojines, de Maison de Vacances y BoConcept.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles originales

Junto al sofá, a modo de escultura, una escalera de madera de haya, realizada por Carpintería Alfonso. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de estilos en equilibrio

La mesa de comedor se sitúa en el centro de la cocina, entre el frente de trabajo -con muebles y encimera en blanco- y un mural de almacén, acabado en madera de roble, que esconde, además, la lavadora. Mesa en madera de color negro y sillas en piel, de Habitat. Lámparas de suspensión Beat Light, de Tom Dixon, de venta en Años Luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Marco artístico

En la pared del fondo se funden las puertas, lacadas en color blanco, que comunican con los dormitorios. Todo el frente se cubrió con dibujos, fotos de familiares, láminas y un original reloj, que enfatiza la altura de los techos; un plus decorativo de gran atractivo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina

Los módulos altos de almacén de la zona de trabajo se dividieron en dos, dada la altura excepcional del techo. De esta manera, en el compartimento superior, al que solo se accede con ayuda de una escalera, se almacenan los artículos de menor uso. Un detalle muy práctico y estético: los enchufes se situaron debajo de los muebles altos. Mobiliario, de la firma Santos, distribuido por Brezo. Cacerola roja, de La Oca. Estantería de madera con tazas, bandeja de color rojo y paño, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio y cuarto de baño

Una misma puerta conduce al baño y al dormitorio principal. En esta zona de la casa conviven estilos y colores diferentes, utilizados para delimitar los ambientes: rojo para el lavabo; blanco y negro para el baño y blanco y oro en el área de descanso. Cojines: grande gris y oro, de Maison de Vacances; de rombos y azul, de BoConcept, al igual que la colcha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Iluminación del baño

Apliques Tolomeo, de Artemide.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles con estilo en el baño

Vista del tocador en el cuarto de baño; al fondo, en la zona que da paso al comedor, destaca un espejo de anticuario con la moldura en dorado, apoyado en la pared, y una moderna lámpara de pie, modelo Toio de Achille Castiglioni para Flos, en Años Luz. Lavabo de sobre encimera, de la firma Duravit. Toallas, de Habitat. Jabones, de Crabtree & Evelyn.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitación infantil

Un pequeño cuarto en el que los colores salpican de optimismo y alegría los muebles básicos. Son numerosos los armarios y vanos para organizar los juguetes y cuentos. Lámparas de cristal de colores, de Kartell. Colcha, cojines y silla Panton Kid, de La Oca. Alfombra de algodón a rayas, de Habitat.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano y detalles de la reforma

Las claves de las zonas privadas
- La original disposición del baño, en la entrada del dormitorio principal y dividido en dos zonas: la del lavabo, con un mueble de almacenaje en blanco con el sobre de cristal en rojo, y otra más íntima e independiente, donde se organizan la bañera, el bidé y el inodoro en un espacio decorado con azulejos en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas